La Marea Blanca en Sevilla Un grito unánime por la sanidad pública

  • Más de un millar de personas, 5.000 según los convocantes, se echan a la calle para protestar contra los recortes sanitarios

  • Reducir las listas de espera, la apertura del Hospital Militar o un aumento de las contrataciones y la inversión en Atención Primaria fueron las principales reivindicaciones

La manifestación, a su paso por la Avenida de la Constitución. La manifestación, a su paso por la Avenida de la Constitución.

La manifestación, a su paso por la Avenida de la Constitución. / José Ángel García

Por una sanidad pública andaluza. Con este lema ha abanderado la Marea Blanca en Sevilla la manifestación convocada este domingo contra los recortes sanitarios. Bajo un cielo azul y, por primer día de la semana, sin previsión de lluvia, las calles del centro se han inundado hoy, pero de blanco, en una marcha masiva en la que al inicio se sumaron unas 1.500 personas, según los primeros datos aportados a este periódico por la Policía Nacional encargada de vigilar la protesta, y que los convocantes han aumentado hasta las 5.000 a término de la marcha. 

Pasadas las 12:00 del mediodía, la manifestación partía desde la Avenida de la Constitución no sin antes agradecer a los colectivos asistentes su presencia en el acto reivindicativo. Uno a uno los nombró Sebastián Martín Recio, médico y uno de los portavoces de la plataforma Marea Blanca -que cifró en más de 60 las organizaciones asistentes- para a continuación, tras un fuerte aplauso, iniciar la marcha.

"Denunciamos la situación que estamos padeciendo tanto los profesionales como los usuarios. Las largas listas de espera, el colapso de las urgencias, la falta de camas, la falta de personal, los centros de salud que se cierran por las tardes... todo este conjunto de problemas que se juntan en una comunidad autónoma con tan alto índice de paro y desigualdades sociales y una comunidad autónoma que es la que tiene el menor gasto sanitario por habitante en España", dejo el portavoz. También subrayó Martín Recio que Andalucía es la comunidad con "el menor número de camas por habitante de España".

"El deterioro es tan grande en la sanidad pública que está favoreciendo la expansión de la sanidad privada y vamos a dar lugar a una sanidad pública mixta en la que el que más dinero tenga será el que tenga acceso a una mejor sanidad y las mas vulnerables tendrá una sanidad de muy mala calidad. Y por eso estamos aquí", concluía este portavoz empujado ya casi por la cabeza de la manifestación que, entre gritos, iniciaba la marcha. "No están empujando a la privada", se escuchó entre el bullicio desde uno de los corrillos de asistentes que prefirió mantenerse en el anonimato.

La manifestación echaba a andar. Las reivindicaciones por las que la Marea Blanca se ha echado hoy a la calle podían leerse en las diversas pancartas que sobresalían entre el bullicio. No han faltado las críticas a las listas de espera, la situación del Hospital Militar -del que recientemente se ha anunciado su eminente apertura paulatina- o los 10 minutos por paciente. Un grito unánime en defensa de una "sanidad universal, pública y de calidad", como podía escucharse entre los participantes y leerse en algunas de la banderas al alza. 

También han lazando un SOS este domingo los enfermeros. Un estudio del Consejo Andaluz de Enfermería desveló a finales del año pasado el déficit del número de estos profesionales sanitarios en la ciudad, donde se necesitarían 2.800 enfermeros para llegar a la media nacional. La voz de alarma de este sector ha estado este domingo capitaneada por la portavoz del Sindicato de Enfermería de Sevilla, Satse, Reyes Zabala. "Las medidas que se tienen que tomar en la sanidad pública andaluza tienen que ser más rápidas y más diligentes y, por su puesto, el incremento de recursos humanos y sanitarios tiene que estar adecuado a las necesidades que tiene la población", ha dicho en declaraciones a este periódico la sindicalista. En la misma línea ha recordado reivindicaciones que desde hace meses vienen haciendo desde el sindicato. "Llevamos desde noviembre denunciando la falta de contratación y la falta de recursos humanos y de medios y entendemos que nos e ha solucionado todavía, estando ya en un periodo de alta frecuentación cuando el número de asistencias se ha incrementado exponencialmente. El SAS no activa este nivel hasta que no hay un número concreto de asistencias, sin embargo ya estamos con las urgencias saturadas, los centros de salud aún no tienen los refuerzos del plan de alta frecuentación y en los hospitales las medidas que se están tomando son insuficientes", ha denunciado.

Las dos asistentes a la manifestación caracterizadas de peculiares enfermeras. Las dos asistentes a la manifestación caracterizadas de peculiares enfermeras.

Las dos asistentes a la manifestación caracterizadas de peculiares enfermeras. / José Ángel García

Otro e los grupos participantes en la manifestación de la Marea Blanca. Otro e los grupos participantes en la manifestación de la Marea Blanca.

Otro e los grupos participantes en la manifestación de la Marea Blanca. / José Ángel García

"Es una vergüenza lo que nos están haciendo", manifiesta una de las participantes en la protesta que, junto a su madre, enfermera de profesión, y su hija pequeña se han desplazado desde Mairena del Aljarafe. Caracterizadas como enfermeras al estilo de la novia cadáver y con pancartas y megáfono en mano, han sido las encargadas de poner el tono sarcástico a la protesta. "Es un descontento general, pero no se puede consentir que no podamos coger cita en pediatría o que se den de baja los profesionales y se quede uno sólo para atender a más de 800 niños", afirma esta paciente que, además, asegura haber estado seis meses esperando que la derivaran a un especialista por un fuerte dolor. "Seis meses después me encuentro con que tengo seis costillas rotas y a eso no hay derecho", denuncia.

También las principales entidades sindicales han tenido voz en esta marcha sanitaria. El secretario general de Comisiones Obreras en Sevilla, Alfonso Vidán, aseguró ante la prensa que el concepto de sanidad universal "está en peligro de entrar en crisis si se siguen produciendo los recortes que se realizan en la Junta de Andalucía". También él ha reclamado las aperturas del Hospital Militar y el de Morón y ha denunciado el cierre de determinados servicios de urgencias por la tarde. "Ante estas situaciones hay que brindar poyo y reconocimiento a los trabajadores y trabajadoras que, desde médicos a celadores, se están partiendo la cara por un servicio que parece no importar al gobierno andaluz", ha dicho al inicio de la protesta. 

Siguiendo el patrón previsto, tampoco han faltado las voces políticas. Entre el bullicio y tras pancartas con logotipos de sus partidos pudo verse a la portavoz municipal de Adelante Sevilla, Susana Serrano, junto al también concejal en este grupo político, Daniel González Rojas, así como al alcalde de Marinaleda, el sindicalista Juan Manuel Sánchez Gordillo. Entre ellos, tomó la palabra el coordinador general de Izquierda Unida en Andalucía, Toni Valero, ha considerado fundamental "que Andalucía se levante frente a una política de recortes del gobierno andaluz que está haciendo que los servicios públicos sean un negocio para unos pocos".

Más allá fue la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, que en sus declaraciones denunció la "voluntad expresa" del gobierno de la Junta por "privatizar la sanidad pública". "Hay que pedir que la sanidad andaluza vuelva a ser al menos lo que era, que se recuperen los niveles de inversión anteriores a la crisis, y plantaremos cara de forma potente al consejero Aguirre, el consejero de los desastres, los enchufes y las puertas giratorias entre la sanidad privada y la pública", ha manifestado Rodríguez.

En la misma línea se manifestó la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez. "El ataque sin precedentes que el Gobierno de PP y Ciudadanos está asestando a la sanidad pública responde a una ideología de derechas que quiere machacar la sanidad pública para que sus amiguetes hagan negocio con la privada", denunció entre los manifestantes.

La protesta, que se ha desarrollado de manera simultánea en las ciudades de Cádiz, Málaga y Granada, ha concluido poco más tarde de las 14:00 horas en las setas de la Encarnación donde Rubén Sánchez, el portavoz de Facua, ha leído un manifiesto y donde los convocantes han valorado el "éxito" de la manifestación.

"Estamos muy satisfechos de la respuesta porque son muchos los grupos de todo tipo que nos han apoyado y se han movilizado y que están aquí hoy con sus pancartas. Creo que es una respuesta del pueblo de Sevilla a los tremendos recortes que estamos sufriendo en la sanidad pública y creemos que esta lucha no ha hecho más que comenzar", comentó a este medio Jesús Castillo, otro de los miembros portavoces de la Marea Blanca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios