Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Sevilla

El mercado de la Encarnación podrá abrirse en Semana Santa

  • Urbanismo trabaja con esa fecha · División de opiniones entre los placeros respecto al sobrecoste y a la dificultad técnica de las obras · La patronal pide plazos definitivos

Comentarios 9

La Gerencia de Urbanismo sigue trabajando con la previsión de que en Semana Santa se acabe la obra del mercado de la Encarnación para iniciar el traslado de los comerciantes a sus nuevos puestos, aunque siga empantanado y sin plazos ciertos el resto del proyecto Metropol Parasol. Así lo manifestaron el pasado miércoles, en su reunión con los placeros, dirigentes de la Gerencia, quienes sostuvieron que aún es "posible" y que "no se descarta" que se cumpla en tal fecha la mudanza al nivel 0 del edificio porque el ensamblaje de la estructura exterior que falta, en principio, no plantea problemas de seguridad, según informó a este periódico Juan Carlos Vázquez, presidente de los comerciantes del mercado.

El argumento de la Gerencia es que el mercado puede empezar a funcionar al mismo tiempo que se monta el armazón aéreo de madera porque el volumen y el peso de las piezas por instalar es menor que las anteriores y, por tanto, la operación reviste más seguridad. La aplicación de este plan, no obstante, tendrá que ser ratificada por un informe especializado.

Los placeros creen que esta fecha puede cumplirse, aunque la obra parezca ahora atrasada. El Ayuntamiento ya tiene preparados los pedidos de las instalaciones que llevará cada puesto (mostrador, cámara frigorífica y aire acondicionado, como mínimo), que se harán cuando el consejo consultivo andaluz autorice el sobrecoste, aclaró Domingo Alcantarilla, vicepresidente de la cooperativa de la Encarnación que agrupa a todos los mercados escindidos de éste en 1973.

Al día siguiente de que el Ayuntamiento anunciara a la prensa las dificultades de ejecutar el proyecto de las setas, la opinión de los comerciantes de la plaza de abastos es dispar respecto a las consecuencias del sobrecoste y las complicaciones de la obra admitidas por el delegado de Urbanismo, Alfonso R. Gómez de Celis. Los dirigentes de la asociación y de la cooperativa omitieron ayer las críticas y optaron por ver el vaso lleno.

"Llevamos siete años creyendo en un proyecto calificado como imposible, pero hoy por hoy está garantizado que técnicamente es posible terminarlo. La buena noticia es que se puede hacer", se felicitó el presidente Vázquez. En la misma línea, el vicepresidente de la cooperativa afirmó que sabían los problemas económicos de las obras pero lo importante es que "ganamos en seguridad y en tranquilidad", en palabras de Domingo Alcantarilla, quien recalcó que "los comerciantes votaron a favor de este proyecto, que era el que nos gustaba porque será emblemático para Sevilla".

En el otro extremo, el carnicero Francisco Rodríguez, que abrió en su día un blog muy crítico sobre el proyecto (laencarnaciondesevilla.blogspot.com), al que se opone desde 2005, denuncia que el encarecimiento de la obra supone "la ruina para los comerciantes, porque tendrán que pagar el doble por el arrendamiento de sus nuevos puestos" a la empresa Sacyr. Rodríguez acusa al concejal Celis de "mentir a la ciudad y a sí mismo" por decir justo ahora que el proyecto es "imposible", y añade que el mercado se ha diseñado sin las células fotovoltaicas que marca la ley andaluza de eficacia energética.

En la ronda de reuniones con Urbanismo, la patronal de comercio de Sevilla (Aprocom) y la asociación Al centro también fueron críticas al exigir conocer el plazo final de la obra para que los empresarios del centro planifiquen mejor sus negocios porque "las expectativas empresariales cambian si está terminado el proyecto y toda la ciudad se pasea por aquí", advirtió Enrique Arias, de Al centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios