El problema del relevo demográfico

El área metropolitana no logra contener la caída de la natalidad

  • En la ciudad de Sevilla nacieron el año pasado 455 niños menos que en 2016

  • En Dos Hermanas la caída fue de 59, a pesar del importante aumento población, y en Alcalá de Guadaíra, de 30

  • El descenso interanual es del 6,04% en la provincia, por encima de la media andaluza y nacional 

Unos abuelos pasan junto a un grupo de familias jóvenes con niños, en el centro de Sevilla. Unos abuelos pasan junto a un grupo de familias jóvenes con niños, en el centro de Sevilla.

Unos abuelos pasan junto a un grupo de familias jóvenes con niños, en el centro de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 9

Los datos del primer semestre de 2018 sobre nacimientos y defunciones publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) han vuelto a confirmar lo que ya casi todo el mundo sabe: el descenso de la natalidad se intensifica.

Ocurre en todo el país y especialmente en Sevilla desde hace años. Sólo la bonanza económica con la que arrancó el siglo y que llegó hasta 2008 –lo que favoreció también la llegada de inmigrantes– logró revertir las gráficas que ahora caen en picado.

Como adelantó este diario, en el primer semestre del año han nacido en Sevilla 360 niños menos que en el mismo periodo que en el año anterior. Si se acuden a las cifras del último ejercicio cerrado, 2017, el descenso en los nacimientos ha sido de 1.151 en números absolutos con respecto a 2016, lo que equivale casi a la población de municipios como Coripe o Villanueva de San Juan.

Evolución de la natalidad y la mortalidad en la provincia de Sevilla. Fuente: INE Evolución de la natalidad y la mortalidad en la provincia de Sevilla. Fuente: INE

Evolución de la natalidad y la mortalidad en la provincia de Sevilla. Fuente: INE / Dpto. de Infografía

La bajada porcentual es del 6,04%, con lo que Sevilla está por encima de la media en Andalucía, del 5,77%; y de la española, con un descenso del 4,23% interanual.

Pese a ello, el crecimiento vegetativo de la provincia (nacimientos menos defunciones) sigue siendo positivo: en su conjunto, nacieron 1.657 personas más de las que fallecieron. Pero el indicador se ha reducido a menos de la mitad en sólo un año: en 2016, nacieron 3.694 sevillanos más de los que fallecieron.

En 45 municipios de los 105 ya mueren más personas de las que nacen cada año

Si el foco se pone en las distintas comarcas o en los municipios sevillanos, se evidencia que la caída de la natalidad no es un problema exclusivo de las áreas rurales y que tienden a la despoblación. En algunos casos, éstas han registrado incluso más nacimientos, aunque con números muy pequeños, que no logran revertir el signo negativo en el crecimiento vegetativo. La caída de la natalidad es un problema también en el área metropolitana y en esos núcleos más dinámicos que año a año crecen en las cifras del padrón, por las nuevas familias que buscan vivienda a precios más asequibles.

Crecimiento vegetativo según municipios. Fuente: INE Crecimiento vegetativo según municipios. Fuente: INE

Crecimiento vegetativo según municipios. Fuente: INE / Dpto. de Infografía

En Dos Hermanas, por ejemplo, nacieron el año pasado 1.227 niños. La cifra puede parecer alta, pero fueron 57 menos que el año anterior, con una caída del 4,41%. En el mismo periodo, se empadronaron en la ciudad 700 nuevos vecinos.

En Alcalá de Guadaíra, donde el crecimiento demográfico está siendo mucho más lento, nacieron un total de 666 bebés, con una caída del 4,31% con respecto a 2016. En números absolutos, fueron 30 niños menos, cuando la población aumentó en 26 personas, según el padrón oficial, que también publica el INE.

Mairena del Aljarafe sí arroja una cifra positiva, con 14 nacidos más y un crecimiento del 2,87%. Pero el dato pierde fuerza si se tiene en cuenta que la población (se entiende con nuevos vecinos) aumentó en ese año en 431.

Un señor en silla de ruedas, acompañado por otra persona mayor, en Sevilla. Un señor en silla de ruedas, acompañado por otra persona mayor, en Sevilla.

Un señor en silla de ruedas, acompañado por otra persona mayor, en Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

En lo que respecta a la ciudad de Sevilla, en 2017 nacieron 6.141 niños, lo que supone 455 menos que en 2016 y una caída que roza el 7% y supera las medias de la provincia, la comunidad autónoma y el país que le sirven de referencia.

La tendencia es la misma teniendo en cuenta a todos los municipios del entorno de la capital y cuyas dinámicas son metropolitanas: la comarca del Aljarafe; Dos Hermanas, Los Palacios y Utrera, por la zona Sur; Los Alcores y Carmona; La Rinconada y La Algaba y los municipios a pie de la ruta de la Plata, Gillena y Gerena, por el Norte.

Sin la capital, todo ese círculo sumó 7.728 nacimientos, casi 450 menos (5,47%). Si se tienen en cuenta también los datos de la ciudad de Sevilla, el descenso de los nacimientos en el área metropolitana alcanza el 6,11%.

¿Qué municipios escapan de la tendencia?: La Algaba (con 14 nacimientos más, un 7,65%); Almensilla (sólo suma tres más que en 2017); Aznalcázar (once nacimientos más que suponen una subida del 25% después de un 2016 bajo mínimos); Bollullos, donde también nacieron siete niños más; Camas, que sumó 15; Castilleja del Campo, seis; Isla Mayor, nueve; Olivares, 17 (15,58% más); San Juan de Aznalfarache, ocho; y Santiponce y Villamanrique de la Condesa, con tres más.

En el conjunto de la provincia nacieron 1.152 niños menos que en 2016

Las ciudades medias también registran cifras en negativo: en Écija se registraron 62 nacimientos menos que en 2016 (-15,19%); 32 menos en Osuna (-32); Morón se mantuvo mejor, con sólo cuatro menos y en Lebrija nacieron ocho niños menos.

En cuanto al crecimiento vegetativo por municipios (nacimientos menos defunciones), ya son 45 los que tienen el signo negativo. Los que entierran a más vecinos de los que alumbran son ahora una decena más que en 2016. El crecimiento vegetativo de la ciudad de Sevilla fue negativo en 298 personas. En Carmona, también, con 69; así como en Morón (39); y Osuna (20), entre otros.

En el grupo han entrado además municipios del Aljarafe que habían destacado por el peso de su población infantil. Así, por primera vez han fallecido más personas de las que han nacido en Castilleja de Guzmán. En el último año, nacieron allí 10 niños, hace una década eran 46.

Por otro lado arrojan cifras negativas la práctica totalidad de las localidades de la Sierra Norte y la Sierra Sur. Una población muy envejecida hace que las muertes siempre sean más numerosas, aunque la natalidad se recuperó levemente con respecto a 2016 en localidades como Cazalla, Constantina, El Pedroso, Alanís o El Real de la Jara y en El Coronil, Coripe o Los Corrales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios