La transformación de una arteria que une Nervión con Cerro-Amate

Una nueva piel para el bulevar del Tamarguillo

  • Una pérgola gigante de hormigón con velas de colores aportará más sombra

  • El paseo contará con zonas para conciertos, cine de verano y pícnic

Comentarios 6

Recuperar el bulevar de la Ronda del Tamarguillo para pasear y actividades al aire libre. Esta es la principal idea de la propuesta en la que trabajan los técnicos de la Gerencia de Urbanismo para un espacio que se encuentra bastante degradado por el vandalismo y la falta de mantenimiento. La intervención afectará al tramo que va desde la Jefatura de la Policía Local junto al parque de La Ranilla hasta la rotonda que une las calles Francisco Buendía con De Paulo Orosio. La transformación de la arteria que une Nervión con Cerro-Amate estará dividida en tres fases y cuenta con un presupuesto estimado de 2,3 millones euros. El gobierno socialista inicia ahora un proceso participativo para que los vecinos realicen unas sugerencias que estarán en el proyecto definitivo que debe salir a licitación antes de que finalice 2019.

El proyecto de la Ronda del Tamarguillo. El proyecto de la Ronda del Tamarguillo.

El proyecto de la Ronda del Tamarguillo. / Dpto. Infografía.

El planteamiento es la creación de una gran infraestructura mixta para dotar de contenido y significado el bulevar. Para ello, los arquitectos de la Gerencia apuestan por áreas de recreo y deporte, zonas para exposiciones, conciertos y cine de verano, parques infantiles, quioscos y más zonas de sombra. Los recorridos longitudinales serán potenciados mediante la implantación de varios usos y el establecimiento de paseos para peatones y bicicletas.

En la propuesta general de intervención aparece que el carril bici será desdoblado aprovechando la plataforma existente y se crearán nuevas conexiones y espacios para las bici. Los arquitectos han diseñado un gran paso de peatones elevado que conecte los dos tramos del bulevar. El paso de cebra que se encuentra a la altura de la calle Alejandro Collantes será desplazado a la cabecera, en la prolongación con la calle Vidal Noya. En el esquema de accesibilidad, movilidad y tránsitos está prevista la reordenación y acotamiento de los distintos accesos para acceder al paseo.

El bulevar se encuentra en la actualidad en muy mal estado. Durante una caminata se puede observar los numerosos desperfectos que presenta el mobiliario urbano, el deterioro de las pistas deportivas o algunos tramos del carril bici, y los restos de basura repartidos por el albero. Los técnicos de Urbanismo reconocen que la Ronda del Tamarguillo “constituye una cicatriz urbana para los vecinos y no cuenta con una identidad propia”.

El proyecto saldrá a licitación antes de que termine 2019 con una partida de 2,3 millones

El anteproyecto contempla la reordenación del mercadillo que se monta los viernes. Respetando la propuesta de diseño planteada para el bulevar, los técnicos han configurado un gran paseo de venta en el centro. Las zonas de carga y descarga estarán en las traseras de los puestos. Tanto el principio (frente a la Jefatura de la Policía Local) como al final (en el cruce con la calle Marqués de Pickman) serán rematados con unos quioscos bares similares a los que hay en la Alameda de Hércules o Los Bermejales. Tras la remodelación quedarán 133 puestos con unas dimensiones de cinco por seis metros cuadrados.

La transformación del bulevar de la Ronda del Tamarguillo se contempla en dos tramos. El primero va desde la comisaría hasta Marqués de Pickman. Lo más llamativo es una pérgola gigante de hormigón coloreado “para dotar de ritmo, escala y contenido el paseo”. Será un elemento reconocible como soporte para luminarias, columpios, velas de colores, plantas y hasta farolillos de Feria. En este tramo norte se instalarán dos quioscos bares, un campo de fútbol sala, un área de pícnic y un espacio para las bicicletas junto al carril bici. El suelo tendrá un pavimento mixto drenante con losas de gran formato que alterna el albero y el hormigón-vegetal. En algunas zonas será césped.

En el tramo sur, que va desde Marqués de Pickman hasta la rotonda que une las calles Francisco Buendía con De Paulo Orosio, sobresalen los espacios reservados para realizar deporte o los merenderos. En el anteproyecto de la Gerencia se plantea la instalación de juegos infantiles como una montaña mágica, una pista de baloncesto rodeada de varios bancos y un quiosco de prensa, y un bicicletero a escasos metros de una estación de Sevici.

El mercadillo tendrá 133 puestos tras una reordenación que incluye dos quioscos bares

Toda la intervención afectará a más de 2,4 hectáreas. En la primera fase se intervendrá en la accesibilidad, movilidad, iluminación, mobiliario, pintado del vallado, y la reparación de los muros y pavimento, con un coste estimado en 398.572 euros; la segunda consistirá en la instalación de un pavimento poroso para recoger el agua de lluvia y la plantación de arbolado y césped. La partida es de 1,5 millones. Por último, la tercera fase consiste en la modificación del tráfico con pasos peatonales, y la construcción de los quioscos y la pérgola, con una inversión de 333.186 euros.

Tras la puesta en práctica de las directrices del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1987 y las reformas llevadas a cabo con motivo de la Exposición Universal de 1992, esta gran vía de circulación interior se ha convertido en uno de los principales ejes vertebradores de esa zona de la ciudad. Debe su nombre al arroyo Tamarguillo que ahora discurre entubado por debajo de gran parte del trazado de esta ronda.

Una mujer cruza hablando por el móvil un tramo del bulevar de la Ronda del Tamarguillo que carece de sombra y mantenimiento. Una mujer cruza hablando por el móvil un tramo del bulevar de la Ronda del Tamarguillo que carece de sombra y mantenimiento.

Una mujer cruza hablando por el móvil un tramo del bulevar de la Ronda del Tamarguillo que carece de sombra y mantenimiento. / Juan Carlos Vázquez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios