Año Hidrológico

Los pantanos de Sevilla se 'vacían' más rápido que hace un año

  • Los embalses que abastecen a la capital y su área metropolitana se encuentran al 66% de su capacidad, más de 20 puntos menos que en 2018

  • El año hidrológico es actualmente un 36% más seco que la media de los últimos cinco

Vista panorámica del pantano de Melonares . Vista panorámica del pantano  de Melonares .

Vista panorámica del pantano de Melonares . / C. H. G.

La escasez de lluvias hace mella en los seis pantanos que abastecen a Sevilla y su área metropolitana. Los embalses de Aracena, Zufre (ambos en la provincia de Huelva), Minilla, El Gergal, Melonares y Cala acumulan a día de hoy más de un 20% menos de agua que el año pasado y, a falta de conocer los datos de los meses de agosto y septiembre, todo parece indicar que esta cifra irá en aumento en la recta final del cierre del año hidrológico 2018-2019.

Aunque sin llegar a ser cifras alarmantes, la realidad es que actualmente los sevillanos disponen de 423,21 hectómetros cúbicos de agua embalsada, 133,888 hm3 menos que en julio de 2018. 

Según los datos registrados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa), estos embalses se encuentran al 66% de una capacidad total de almacenamiento de 641 millones de metros cúbicos. Al cierre del año hidrológico 2017-18, los embalses de la Confederación en la provincia se encontraban al 86,7% tras un mes de marzo muy lluvioso en el que se llegaron a recoger 322,75 hm3, situándose al máximo de su capacidad con 610 hm3. De hecho, esta cifra supuso un nuevo máximo para este mes desde el año 1979-80, último del que se tienen datos comparables. Estas lluvias excepcionalmente abundantes vinieron a romper una situación de sequía moderada que ya duraba cuatro años, según los registros de la CHG. El 2019 sigue sigue siendo un año malo si se aleja la comparativa 12 meses más ya que en 2017 este porcentaje seguía siendo muy superior al actual: 79,1%

Por embalses, la situación varía. Si el de Cala se encuentra a sólo el 22,9% de su capacidad, con 13,45 hm3, los de Minilla y Melonares están al 83,5% (48,29 hm3) y 82,2% (152,61 hm3), respectivamente. El Gergal se encuentra al 63,2%, con 22,15 hm3, y el de Zufre, almacena 118,74 hm3 encontrándose al 67,7% de su capacidad. El dato más llamativo y preocupante lo da el de Aracena, situado en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche en Huelva, que luce al 52,8%, cuando hace doce meses se encontraba al 93,8%. Actualmente sólo acumula 67,97 hectómetros cúbicos de los 128,65 de capacidad. Curiosamente, este considerable descenso del nivel del agua del pantano sacó a la superficie el pasado mes de junio la corona de la Virgen del Mayor Dolor, patrona de la localidad, cuyo robo fue denunciado hace algo más de un año.

El descenso del agua embalsada se debe mayoritariamente a la escasez de lluvias en el último año, que según informan desde Emasesa está resultando bastante más seco que los anteriores, en concreto un 36% más que la media de los 5 años anteriores.

En cuanto al agua acumulada por la lluvia en el entorno de los pantanos desde que comenzó el año hidrológico el pasado 1 de octubre de 2018, según los datos que maneja la CHG, el de Aracena ha recibido 403 litros por metro cuadrado; el de Zufre, 360,5; el de Cala, 431,1; el de la Minilla, 429; el de Melonares, 432; y el del Gergal, 399. Estas cifras suponen una media de 409,1 litros de agua de lluvia acumulada por metro cuadrados, 296 mm menos que hace un año y 174,9 menos que la media de los últimos 25 años.

El acumulado del año hidrológico 2017-2018 fue de 706 mm, un 21% superior a la media de los veinticinco años anteriores, situada en 584 litros por metro cuadrado. Esta cifra, sólo ha sido superada en este cuarto de siglo por los años 2012-13 (902); 2010-11 (827); 2009-10 (1.033); 2003-04 (730); 2000-01 (765); 1997-98 (824); 1996-97 (907); y, 1995-96 (956).

A nivel andaluz, los embalses de la Cuenca del Guadalquivir han bajado al 42,4% de su capacidad. Con datos del Ministerio para la Transición Ecológica actualizados a 31 de julio, la reserva total embalsada en esta demarcación es de 3.446 hectómetros cúbicos, con un descenso de 100 respecto a la semana anterior. La reserva hidráulica española está al 50,7% de su capacidad total tras perder en el mes de julio más de 894 hectómetros cúbicos de agua embalsada, lo que representa el 1,6% de su capacidad total. En total,  los embalses albergan 28.448 hm3.

Sevilla pasa de los 176 a los 111 litros por persona y día

Respecto al consumo de agua por parte de los ciudadanos, la caída de las precipitaciones durante este año ha reactivado la importancia sobre el ahorro y desde Emasesa advierten de la importancia de concienciar. En colaboración con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, acaban de poner en marcha una campaña de comunicación en radio bajo el nombre 2019 está siendo el año con menos lluvias de los últimos 5 años. Con esta iniciativa, ambos organismos se marcan como objetivo concienciar sobre la importancia del consumo responsable del agua, "un recurso vital y reconocido como derecho humano", señalan desde la empresa municipal.

En este punto, conviene hacer hincapié en el cambio que se produjo en el hábito de los ciudadanos tras la grave sequía de los 90. Desde 1991 hasta hoy el consumo de agua de la población del área metropolitana de Sevilla se ha reducido de los 176 litros que se gastaban al día por sevillano, se ha pasado a los 111 litros por persona y día. Una reducción bastante considerable que sitúa al consumo de la población de Sevilla por delante de la media nacional que está en los 132 litros por habitante y día.

Desde Emasesa se destaca el comportamiento de la ciudadanía en relación con el consumo de agua de grifo, adoptando como una costumbre sencillos gestos que generan ahorro, al tiempo que se destaca el plan de mejoras que ha efectuado en las últimas décadas la propia empresa municipal, especialmente en la sustitución de las redes de abastecimiento, que ha permitido la rebaja de pérdidas en red de hasta un 12%, según informan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios