Salud

El Macarena aumenta su aportación a la Estrategia andaluza de Atención a la Infancia

  • La pediatra Ana Jiménez Moya se une a Inmaculada Ramos en la elaboración de este plan autonómico

La pediatra Ana Jiménez, especialista en humanización asistencial.

La pediatra Ana Jiménez, especialista en humanización asistencial. / H. U. V. M.

El Hospital Virgen Macarena aumenta su participación en la configuración de la nueva Estrategia de atención a la salud de la infancia y adolescencia de Andalucía 2021-2025. A Inmaculada Ramos Sánchez, pediatra del centro sanitario especializada en la atención de niños con trastornos en el neurodesarrollo, se suma ahora la aportación de la pediatra Ana Jiménez Moya, que colaborará en esta guía con su experiencia en la humanización asistencial en la infancia.

La doctora, con una trayectoria sanitaria de más de dos décadas, destaca por su colaboración en el Proyecto de Humanización a la Atención perinatal en Andalucía durante más de ocho años, así como su pertenencia a la Iniciativa para la Humanización al Nacimiento y la Lactancia (IHAN), en este caso, como vocal en formación desde 2013 y coordinando la formación a nivel nacional desde el año 2020. La IHAN, creada por la OMS y UNICEF, promueve la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento.

Por su parte, el pasado mes de agosto se anunció la participación de la también pediatra en el centro, Inmaculada Ramos, que acumula 35 años coordinando una unidad que asiste a niños con trastornos del neurodesarrollo o en riesgo de padecerlos. La pediatra, que también es docente en la Universidad de Sevilla y pertenece al Grupo Andaluz de Investigación en Psiquiatría Infanto-Juvenil, coordina desde hace más de tres décadas la Unidad de Seguimiento Neuromadurativo y de Neurodesarrollo del servicio de Pediatría del hospital. Una unidad compuesta por una neuropediatra y una psicóloga infantil, pionera en Andalucía en sus inicios, y que atiende cada año más de 1.600 consultas.  

La dilatada experiencia asistencial de ambas profesionales las ha llevado a formar parte del equipo de especialistas que van a perfilar una estrategia autonómica que tiene la finalidad de mejorar la salud y el bienestar de la infancia andaluza. Una vez finalizada su elaboración, el documento regional permanecerá vigente hasta 2025.

La formulación de esta estrategia  pretende sensibilizar sobre la relevancia de crecer sanos, fomentar una cultura de la salud pública como fuente de desarrollo personal y del autocuidado, intervenir sobre los determinantes de la salud infantil y optimizar la adecuación de las intervenciones sociosanitarias según edad y características personales. Con ella se busca cohesionar las directrices asistenciales, preventivas y de promoción en el servicio público sanitario andaluz para una atención pediátrica más global.

Para la elaboración de este documento, la Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, ha creado cinco grupos de trabajo. De ellos, dos dedicados a la infancia y dos a la adolescencia, y entre cuyos componentes se encuentran las pediatras del Macarena. 

En él se coordinarán las intervenciones de las distintas administraciones y entidades ciudadanas de la autonomía andaluza, para asegurar la salud en este sector de la población, con una mirada integral, teniendo en cuenta sus derechos y utilizando la mejor evidencia científica. De esta manera, la doctora Jiménez, que también fue vocal del Comité Nacional de Lactancia Materna durante más de cinco años, ayudará con su experiencia en humanización asistencial a perfilar este plan dirigido a mejorar la salud y el bienestar de la infancia andaluza. Mientras la doctora Ramos será clave por sus conocimientos en los trastornos del neurodesarrollo, que afectan al 15-20 % de la población infantil, y que suponen un retraso o alteración en la adquisición de habilidades motoras, sociales, comunicativas, lingüísticas y cognitivas debido a una alteración en la formación y maduración de circuitos cerebrales tales como el espectro autista, los Trastornos por déficit de atención con hiperactividad o la Discapacidad Intelectual. 

Algunos de los objetivos de esta estrategia andaluza se centran en la promoción de estilos de vida saludables dentro de este colectivo,  formar e investigar sobre los determinantes de la salud en la niñez o favorecer la salud de la madre y el recién nacido y la promoción de la humanización de la atención perinatal y los cuidados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios