Balance 2018

Los 6 personajes del año en Sevilla

  • Son los rostros que han marcado la actualidad en Sevilla en el último año: destacan en 2018 por su excelencia, el poder, la polémica o las luces y sombras de su gestión

Los rostros de los personajes más destacados en Sevilla. Los rostros de los personajes más destacados en Sevilla.

Los rostros de los personajes más destacados en Sevilla. / Rosell

La ciudad despide un año que ha vivido en el último mes un hecho histórico: las elecciones autonómicas que permiten, por primera vez, el cambio político en Andalucía y, por lo tanto, la investidura de un presidente de la Junta que no sea socialista.

Susana Díaz, todopoderosa figura del PSOE en el Sur de España, pasa por su peor momento político, mientras que el juez Francisco Serrano encarna el rostro andaluz del partido que ha emergido con fuerza en los debates en toda España, tanto en las televisiones como a pie de calle.

Los avances médicos, la llegada de la mujer a puestos tradicionalmente reservados a hombres, el relevo en cargos de la vida civil de la ciudad, los acontecimientos culturales y la restauración del patrimonio histórico-artístico, centran la selección de sevillanos del año en 2018.

Sevilla vivirá en 2019 el primer pregón de la Semana Santa pronunciado por una mujer, un acto protagonizado siempre por hombres durante 80 años. El honor ha recaído en la periodista Charo Padilla. Los sevillanos se han reencontrado con un templo clausurado durante casi 15 años: Santa Catalina, joya del mudéjar español, cuya restauración ha puesto de manifiesto, una vez más, el tiempo que cuesta sacar adelante cualquier empresa de enjundia.

El papel de monseñor Asenjo ha sido clave, sobre todo por su conocimiento y amor al patrimonio. La ciudad no podía permitirse tener cerrada esta iglesia por más tiempo. Sevilla tendrá en 2019 un nuevo decano del colegio de abogados. Óscar Cisneros tomará posesión del cargo en marzo, después de que Gallardo haya ejercido esta responsabilidad durante casi 25 años.

Y ha alcanzado su jubilación la ginecóloga Virginia Caballero, gracias a la cual se han aplicado en el Hospital de Valme avances médicos fundamentales en la materia.

Virginia Caballero | Ginecóloga

En la cima de la salud de la mujer

Por Noelia Márquez

Virginia Caballero Virginia  Caballero

Virginia Caballero / Rosell

Natural de Calera de León (Badajoz), la doctora Virginia Caballero Fernández ha unido su vida al Hospital de Valme y a su pasión, la Ginecología. Reconocida como referente en este ámbito, su empuje ha contribuido a numerosos hitos en la historia reciente de la Ginecología y la Obstetricia en Sevilla. La más reciente conquista de Caballero, y de su equipo, es la Unidad de Reproducción Asistida Avanzada, una área hospitalaria de reciente creación en el Valme.

En esta nueva unidad la sanidad pública facilita a las parejas del Área Sur de Sevilla, que sueñan con tener un hijo, el acceso a tecnologías e instalaciones de vanguardia. El camino hasta este hito no ha sido fácil. Poco antes de su puesta en marcha, Caballero afirmó: “Soy muy feliz pero lo vivo con pena porque voy a jubilarme”.

Acérrima defensora de la sanidad pública, la doctora Caballero se ha jubilado recientemente tras más de 35 años de servicio. Su nombre figura como el primer facultativo contratado en el Hospital de Valme en 1982. Tras formarse como médico interno en Ginecología y Obstetricia, Caballero obtuvo muy pronto plaza en propiedad, por oposición, en un ambulatorio sevillano pero siempre se interesó por trabajar en el Valme.

Comenzó en 1981 a colaborar voluntaria y altruistamente pasando consulta de Toco-Ginecología a las primeras pacientes en los barrios aledaños del hospital. En 2002 logró una jefatura de sección y años después, la dirección de la Unidad de Obstetricia y Ginecología, hasta su reciente jubilación.

Durante su dilatada trayectoria ha contribuido al impulso de la endoscopia ginecológica, a la creación de la Unidad de Mama, a la incorporación de avances en ginecología oncológica y suelo pélvico. También lideró, junto a su equipo del Valme, la implantación del programa de cribado en el diagnóstico prenatal en Andalucía. Mujer ejemplar.

José Joaquín Gallardo | Decano del Colegio de Abogados

Un decano de récord Guinness

Por Jorge Muñoz

José Joaquín Gallardo José Joaquín Gallardo

José Joaquín Gallardo

José Joaquín Gallardo (Sevilla, 1955) ha dedicado la mitad de su vida al Colegio de Abogados de Sevilla, institución de cuya junta de gobierno ha formado parte durante los últimos 32 años, ocho como secretario y los últimos 24 años, desde 1995, como decano. Y lo ha hecho pulverizando todos los récords: tras haber logrado cinco mandatos consecutivos, algo inédito en un colegio cuyo registro de decanos se remonta a principios del año 1700. En la última ocasión en la que optó al cargo, en 2014, su victoria fue abrumadora, al duplicar en votos a la segunda candidatura de las cinco que concurrieron.

El éxito de José Joaquín Gallardo ha estado siempre en atender de manera muy personalizada a sus compañeros, para los que nunca ha escatimado horarios, a pesar de que el colegio sevillano es el cuarto en importancia en España –tras Madrid, Barcelona y Valencia– y cuenta con casi 8.000 letrados. Ha estado disponible para sus compañeros las 24 horas del día. Cuando descuelga el teléfono móvil, siempre lo hace con una pregunta que ya se ha convertido en todo un clásico y que reconocerán muchos abogados sevillanos: ¿Eres compañero? Cuando su interlocutor se identificaba precisamente como letrado, Gallardo se volcaba en atenderlo.

Después de 32 años vinculado a la sede de la calle Chapineros y cuando está a punto de cumplir los 64 años, el eterno decano de los abogados de Sevilla ha decidido este año entregar el testigo a su hasta ahora vicedecano, Óscar Cisneros, quien también ha arrasado en las elecciones. El final del gallardismo ha dado paso al cisnerismo. Larga vida al nuevo decano, salvo que en este mandado se reformen los estatutos de la institución para limitar los mandatos, como reclama una buena parte del colectivo. De momento, Gallardo ha hecho historia en el colegio y de una forma que parece del todo irrepetible.

Juan José Asenjo | Arzobispo de Sevilla

El amante del patrimonio

Por Juan Parejo

Juan José Asenjo Juan José Asenjo

Juan José Asenjo / Rosell

Monseñor Asenjo pasará a la historia de la Iglesia de Sevilla, además de por su labor pastoral, por ser uno de los prelados que más se ha preocupado y ocupado por salvaguardar, cuidar y promocionar el arte y el patrimonio histórico de la Archidiócesis.

Una clara muestra es el empeño que puesto desde su llegada a la Plaza Virgen de los Reyes para sacar adelante la costosa rehabilitación de la iglesia de Santa Catalina, una de las joyas de la corona. El pasado 22 de noviembre, monseñor Asenjo presidía la misa de reapertura y bendición del altar del templo, un día que resultó sumamente gozoso para el prelado hispalense y sus colaboradores más directos, y con el que culminaba una larga travesía llena de dificultades.

El Arzobispado, lejos de lamentarse por la falta de ayudas públicas para restaurar un patrimonio que es de todos –creyentes o no– emprendió la tarea con sus propios medios, que no son muchos. El ejemplo de Santa Catalina puede extrapolarse a las muchas iglesias que se están restaurando en los pueblos de la provincia con la ayuda de los feligreses.

Este año, el arzobispo se ha implicado además en otros dos proyectos que serán una realidad en 2020, año de su jubilación. El primero es el desbloqueo de la rehabilitación de la iglesia del convento de Santa Clara, un templo de enorme valía cerrado desde hace 20 años. En este caso, Asenjo ha contado con la complicidad del alcalde, Juan Espadas.

También en 2020, la Catedral de Sevilla acogerá la primera de las exposiciones de Imago Solis, la serie de muestras que se realizarán en cada una de las diócesis andaluzas para mostrar el enorme patrimonio cultural y religioso de la región. Una suerte de Las Edades del Hombre en Andalucía que todos debemos agradecer, también, al empeño de este arzobispo amante del patrimonio y el arte.

Susana Díaz | Presidenta de la Junta en funciones

El rostro de la derrota andaluza

Por Carlos Navarro Antolín

Susana Díaz Susana Díaz

Susana Díaz / Rosell

Nadie podría presagiar que el PSOE fuera desalojado de la Junta de Andalucía. La única vez que se valoró esta posibilidad con opciones reales fue en 2012. Desde entonces, si bien es verdad que los socialistas no han dejado de perder votos, nunca se había armado una alternativa sólida que hiciera posible el vuelco político.

Ha tenido que ser la suma de tres partidos (PP, Cs y Vox) la que haga técnicamente viable la posibilidad de echar al PSOE del poder, que ha retenido en Andalucía desde la instauración de la democracia. Susana Díaz (Sevilla, 1974) será siempre el rostro de la pérdida de ese valor seguro que ha sido Andalucía para el partido del puño y la rosa.

Con los ex presidente Chaves y Griñán en el banquillo –pendientes de una sentencia por el caso de los ERE– y a punto de abandonar los despachos oficiales de la Junta, el PSOE andaluz pasa por su momento más bajo. Díaz tendrá que reflexionar en los próximos meses sobre su propia posición personal: si asume el papel de liderar la oposición y seguir al frente del partido, o si se marcha para dejar que emerja una nueva figura que haga posible la recuperación de San Telmo.

Nadie nunca en el PSOE había perdido el Gobierno andaluz, ni siquiera Griñán cuando fue superado en votos por Arenas en las elecciones de 2012. Todo indica que Díaz, pese al fuerte desgaste del pasado 2-D, aguantará en el puesto hasta, al menos, las próximas elecciones generales, en las que se verá el futuro del presidente Pedro Sánchez, que ahora gobierna con sólo 84 diputados y, fundamentalmente, a base de decretos.

Susana se dedica a la política con pasión desde su etapa como estudiante de Derecho. No conoce otra actividad, por lo que agotará todas las opciones de mantenerse en la pomada por mucho que tenga el lastre de ser la socialista que ha perdido Andalucía.

Francisco Serrano | Portavoz de Vox en el Parlamento

De orillado a ser la llave del cambio

Por Carlos Navarro Antolín

Francisco Serrano Francisco Serrano

Francisco Serrano / Rosell

Nunca pensó en ser político. Los hechos lo demuestran: fue un estudiante que ganó muy pronto las oposiciones a fiscal y magistrado. Tenía la vida resuelta por doble vía. Francisco de Asís Serrano Castro (Madrid, 1965) responde al perfil de personaje inquieto, hiperactivo y siempre dispuesto a pisar charcos. Por eso de vez en cuando se salpica.

En su día colaboró con políticos del PSOE en causas legislativas y mantiene relación con dirigentes del PP. Lo de afiliarse a un partido le vino dado por la circunstancia de la vida. Verse apartado de la judicatura, a pesar de contar con el apoyo de la Audiencia Provincial, supuso darse de bruces con la realidad de un sistema que, tras años de recursos y sufrimiento, lo readmitió en el cuerpo por sentencia del Tribunal Constitucional.

Por puro orgullo personal volvió a ejercer de juez durante dos meses, lo que le permitió colgar la toga con sus propias manos. Hoy es un magistrado en excedencia y un abogado en ejercicio. Ha pasado de estar orillado a ser protagonista principal del cambio político en Andalucía. Su rostro es el del primer éxito de VOX, el partido de derechas que ha irrumpido con doce escaños en el Parlamento.

Serrano ha pasado de un apoyo residual en las autonómicas de 2015 a ser la verdadera estrella de los comicios al tener la llave del cambio que haga posible por primera vez un primer presidente de la Junta que no sea socialistas. Una serie de factores han llevado a VOX a un auge en el terreno más difícil, Andalucía, por lo que está por ver su verdadero alcance en unas elecciones generales.

Serrano se introduce ahora en unas aguas turbulentas que poco tienen que ver con el estudio de unas oposiciones, que exigen constancia y rigor, o con la condición de poder del Estado que encarna un juez, que dicta sentencias. Tendrá que reinventarse. Y adaptarse.

Charo Padilla | Pregonera de la Semana Santa

La primera mujer en 80 años

Por Diego Geniz

Charo Padilla Charo Padilla

Charo Padilla / Rosell

A la hora de ponerse delante de un micrófono la naturalidad se convierte en el bien más preciado. Resulta difícil ser siempre uno mismo en los medios de comunicación. Sin imposturas. Sin artificios. Una cualidad aún más complicada en la radio. Que los oyentes identifiquen al emisor por su voz y, sobre todo, con un estilo personal es un plus que no está al alcance de cualquiera.

Charo Padilla puede presumir de este privilegio que se ha ganado con años de experiencia, lo que le ha llevado a poseer una marca inconfundible e irrefutable. Esta periodista será la primera mujer en pronunciar el Pregón de la Semana Santa de Sevilla tras 80 años de historia. A la Padilla le sobran tablas en el escenario y delante de un micrófono. Está más que demostrado. Su voz ha sido para muchos la mejor manera de anunciar la fiesta más importante de la ciudad.

Cuarenta noches entrando en nuestras casas para contarnos los entresijos de la Cuaresma. A esta mujer no le han hecho falta versos encorsetados ni rimas con voz engolada para formar parte del patrimonio sonoro de los días santos. Su naturalidad ha sido el mejor anzuelo para engancharnos a las ondas. Nadie concibe la Redención ni el Cerro sin Charo.

Su estilo narrativo está lejos del misticismo edulcorado y de la chabacanería miarmera. Simplemente se ha dedicado a contar las cosas como son. A buscar la verdad de una fiesta cada vez más artificiosa. Atinada como pocos en acertar qué vecina nos sacará una sonrisa o nos removerá el alma al entrevistarle.

Su Pregón será el de una Semana Santa auténtica, a pie de calle y de templo, de bullas delante de los pasos y, sobre todo, de una mujer que ama esta celebración y que ha sabido mantener un perfecto equilibrio entre la información y el respeto. Prestos los oídos, suya es la palabra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios