Movilidad

Un plan director "ambicioso", pero insuficiente para competir

  • El Ayuntamiento defiende que Sevilla no sufre "un parón" de las políticas ciclistas y que su salida del top 20 mundial del Copenhagenize Index se debe al crecimiento de otras ciudades.

Una de las estaciones de Sevici en la ciudad. Una de las estaciones de Sevici en la ciudad.

Una de las estaciones de Sevici en la ciudad.

El Ayuntamiento de Sevilla aclara que la salida de la ciudad del top 20 del The Copenhagenize Index, el ranking mas prestigioso a nivel mundial de las mejores ciudades para la bicicleta correspondiente a 2019, no se debe a un "parón" de las políticas ciclistas y que estaría más en la línea del "mayor crecimiento de otras ciudades". En el listado de esta año, que lidera por tercera vez consecutiva Copenhague, Barcelona se queda como la única ciudad española que mantiene su prestigio internacional en esta materia. 

Aunque desde el gobierno local explican que la publicación danesa no da las razones por las que una ciudad desaparece de este ranking, es cierto que Sevilla ha ido cayendo en cada informe pasando del cuarto puesto, en el que se estrenó en 2013, al 14, que ocupó en 2017. "Sevilla sigue siendo interesante, pero por dormirse en los laureles perderá el importante empuje y el mundo va a buscar inspiración en otros lugares", apuntaba ya el informe publicado hace dos años.

No obstante, fuentes municipales defienden el desarrollo continuado de una estrategia orientada a mejorar y fomentar el uso de la bicicleta, aunque con "un nivel de crecimiento más sostenido" que cuando se desarrolló la red de carriles bici en el año 2007.  "Sevilla entró en ese ranking mundial en el puesto número cuatro en 2013 en un momento en el que pasó del cero a todo lo que hay ahora mismo", explican.

Desde el gobierno local destacan la aprobación de un nuevo Plan Director de la Bici con el objetivo de que el 15% de los desplazamientos sean en este medio de transporte, lo que supondría 115.000 diarios, y defienden el "constante crecimiento" y las "mejoras" en los carriles bici con obras en una decena de puntos concretos y el aumento de la red "hasta casi los 200 kilómetros de extensión". A respuesta de lo que desde A Contramano se considera una de las principales claves de la deficiente evolución del uso de la bicicleta en Sevilla, la seguridad de los aparcamientos, el Ayuntamiento asegura que se han "duplicado" las plazas hasta rondar las 4.000. Según la información facilitada a este periódico se han incrementado en 1.000 más en las vías públicas; 1.300 en edificios y espacios públicos a través de un programa de subvenciones; y, 300 en colegios.

La creación de la Oficina de la Bicicleta en la Gerencia de Urbanismo, el aumento del presupuesto de mantenimiento de las red ciclista hasta los 720.000 euros o los programas de fomento del uso y concienciación en los colegios son otras de las apuestas municipales con la que el Ayuntamiento niega la relajación achacada por determinados sectores en esta materia y por la que consideran que The Copenhagenize Index ha dejado de incluir a Sevilla en su listado mundial de ciudades amigas de la bicicleta en 2019.

A pesar de las buenas intenciones del gobierno local, la exclusión de la ciudad de este listado supone un duro varapalo a las políticas de movilidad sostenible del Ayuntamiento de Sevilla, que presumió con orgullo de su cuarto puesto en el ranking en el año 2013. La salida del top veinte de ciudades para ir en bicicleta no deja de ser la confirmación de la dejadez de la administración en los últimos años en esta materia.

Más de doce años después de su construcción, la red ciclista empieza a estar obsoleta, mientras que el servicio público de alquiler de bicicletas está completamente estancado

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios