Copenhagenize Index 2019

Sevilla desaparece del 'top' mundial de ciudades para recorrer en bicicleta

  • La ciudad ha ido perdiendo puestos año tras año tras colarse en la cuarta posición del prestigioso ranking The Copenhagenize Index en el año 2013 

  • A Contramano lamenta la "inactividad" municipal en las políticas ciclistas

Dos usuarios del carril bici en Sevilla. Dos usuarios del carril bici en Sevilla.

Dos usuarios del carril bici en Sevilla. / D. S.

Sevilla ya no está entre las mejores ciudades del mundo para ir en bicicleta. The Copenhagenize Index 2019 ha dictado su sentencia y la red ciclista que elevó a la capital al escaparate internacional hace poco menos de una década, hasta lograr situarse como cuarta mejor ciudad del mundo para moverse en bici en el año 2013, ha quedado en un mero espejismo. 

Desde la asociación ciclista A Contramano afirman que esto es algo que "se preveía" e insisten en la necesidad de cumplir las promesas del gobierno local para mejorar la movilidad ciclista. Destacan que existe una "relajación" del gobierno local en esta materia que se prueba, por ejemplo, en el número de personas que actualmente trabajan en la Oficina de la Bicicleta. "De las 15 personas que trabajaban en 2007, sólo quedan dos", argumenta Ricardo Marqués, presidente de esta asociación.

"Ya no es una cuestión de crecimiento de la red", subraya. "Los problemas ahora están en temas como la seguridad de los aparcamientos y la intermodalidad con el resto de transportes públicos", apostilla Marqués como algunas de las claves que han llevado a este resultado. "La solución a los problemas actuales tendrían un coste ridículo en comparación con a lo que se invirtió en la construcción de la red ciclista entre 2007 y 2011", destaca.

La ciudad ha desaparecido seis años después del ranking mas prestigioso a nivel mundial de las mejores ciudades para la bicicleta y así consta en el listado publicado referente a 2019. Barcelona es la única ciudad española que sigue viva en este top mundial por sus políticas de movilidad ciclista, aunque cae dos puestos -del 11 al 13- respecto al anterior ranking de 2017. El listado de 2019 vuelve a ser liderado por Copenhague por tercera vez consecutiva seguida de Amsterdam y Utrech.

El índice, que se publica cada dos años desde 2011, destaca 20 ciudades de las más de 115 que analiza en todo el mundo utilizando un total de 14 parámetros que evalúan tanto la ambición política como la cultura ciclista y el diseño de los paisajes urbanos. Sevilla, que no figuraba en el ranking de 2011, irrumpió con fuerza en el cuarto puesto en este listado en su segunda edición, en el año 2013. La ciudad estaba entonces sólo por detrás de tres lugares con décadas de cultura ciclista como Amsterdam (primera), Copenhague (segunda) y Utrech (tercera).

Este éxito mundial empezó a caer dos años después y, en The Copenhagenize Index 2015, la ciudad bajó hasta el 10º puesto. Este año, la publicación advertía de un "estancamiento" en el desarrollo de esta materia. Ya en 2017 este ranking mundial penalizó a la ciudad y su política ciclista bajando hasta el número 14, llegando a desaparecer en este 2019.

La publicación danesa ya avisó hace dos años en su referencias a Sevilla: "se ha dormido en los laureles", incluía la reseña. "Sevilla sigue siendo interesante, pero por dormirse en los laureles perderá el importante empuje y el mundo va a buscar inspiración en otros lugares", señalaba.

Desde The Copenhagenize Index se aconsejaba a la ciudad a seguir invirtiendo y desarrollando políticas de la bicicleta para no ser "la ciudad que hizo algo grande una vez" y destacaba que, la cuarta posición lograda en 2013, se debió "a una voluntad política intrépida, la inversión en una amplia red de infraestructura para bicicletas, y a un completo sistema de bici compartida".

Ante esta caída progresiva en el escaparte mundial, el Ayuntamiento de Sevilla puso en marcha el nuevo Programa de la Bicicleta, aprobado en el Pleno de diciembre de 2018, en incluso llegó a invitar a Michael Colville, creador del Copenhagenize Index, al encuentro de la Red de Ciudades por la Bicicleta que se celebró en Sevilla en 2017.

"Todo ha sido insuficiente", destacan desde A Contramano. En este encuentro, el alcalde Juan Espadas manifestó su objetivo de alcanzar un 15% de desplazamientos en bicicleta mediante actuaciones de fomento de uso como la mejora y expansión de la red de vías ciclistas; el fomento de la intermodalidad entre la bicicleta y el transporte público; o el fomento del aparcamiento seguro de bicicletas en comunidades de vecinos, empresas, centros educativos y centros comerciales. 

Unas "promesas incumplidas" según A Contramano y que no han evitado que los cerca de 200 kilómetros de carril bici que dan la vuelta a Sevilla hayan quedado invisibles en el mundo.  "Lamentablemente y, pese al entusiasmo demostrado por los miembros de la Oficina de la Bicicleta, la carencia de recursos (humanos y financieros) ha desembocado en el lamentable resultado que denunciamos en este comunicado", analizan desde esta asociación. 

No obstante, fuentes municipales han negado a este periódico que Sevilla sufra un "parón" en sus políticas ciclistas y que esta sea la razón por la que The Copenhagenize Index haya decidido no incluir a la ciudad en su top 20 de ciudades bicycle friendly del mundo. Desde el Ayuntamiento defienden una estrategia basada en la ampliación y mejora de la red de carriles bici; la aprobación de un Plan Director de la Bici con el objetivo de alcanzar los 115.000 desplazamientos diarios; el aumento del número de aparcabicis tanto en las calles de los barrios como en los entornos de los centros educativos; o, el nuevo contrato de conservación y mantenimiento con un presupuesto de 720.000 euros en dos años.

Así mismo, desde A Contramano reivindican que es necesario "el desarrollo real de estas propuestas y no meramente las promesas" por lo que insisten en tener la receta "para acabar con el actual estancamiento de la movilidad ciclista en Sevilla" que haga posible el retorno de Sevilla al Copenhagenize Index. La asociación apuesta por el desarrollo de una política efectiva de promoción del aparcamiento seguros de bicicletas en origen y destino (comunidades de vecinos, centros de trabajo y estudio, estaciones de transporte público, etc.); mejorar la intermodalidad bicicleta-transporte público; potenciar la movilidad ciclista en el Casco Histórico e intentar reducir la movilidad motorizada; trabajar en la conservación y ampliación de la red ciclista; mejora del servicio de bicicletas públicas Sevici, incluyendo su combinación y uso unificado con el resto del transporte público de la ciudad; y, la extensión de la red ciclista al conjunto del Área Metropolitana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios