Huelga indefinida en Lipasam

La plantilla rechaza las propuestas y el gobierno busca "alternativas" para recoger la basura

  • El Ayuntamiento estudia contratar a otra empresa después de que los empleados no acepten el preacuerdo con el comité y hayan votado mantener la huelga. El comité convoca otra asamblea para exponer la misma propuesta con "aclaraciones".

Comentarios 246

La huelga de basura se mantiene. Tras más de cuatro horas de negociación entre la directiva de la empresa municipal de limpieza, Lipasam, y el comité de empresa para desconvocar la huelga indefinida que sufre la ciudad desde hace diez días, la plantilla rechazó la propuesta del gobierno local por unanimidad. No obstante, el comité, tras debatir la situación planteada por el rechazo, ha convocado una nueva asamblea de trabajadores este jueves a las 17:00 para votar la misma propuesta "con aclaraciones".

La tercera reunión celebrada, después de que este lunes y este martes tuvieran lugar los primeros contactos entra las partes desde que se inició la huelga el pasado 28 de enero, parecía que podría poner fin a la huelga después de que ya este martes Ayuntamiento y comité de empresa acercaran posturas. No obstante, en una asamblea celebrada a las puertas de las instalaciones de Lipasam, a la que habían sido convocados sus alrededor de 1.300 empleados, los operarios han votado a mano alzada a favor de seguir con la protesta. 

Los miembros del comité de empresa, que han estado negociando en las últimas horas con el Ayuntamiento y la dirección de Lipasam, se desplazaron hasta las instalaciones de la entidad para informar de las últimas propuestas debatidas, que fueron recibidas por los trabajadores con gritos de "huelga, huelga" y "fuera, fuera".Así todo, minutos antes, el portavoz del comité, Antonio Bazo, había valorado como "muy interesante" las propuestas del Ayuntamiento que, entre otras cuestiones, reducía la bajada salarial de un 5% a un 3,6%. "La propuesta es interesante, se ajusta al acuerdo tanto para una parte como para la otra. Se ajusta a nuestras reivindicaciones", sentenció Bazo. No obstante, dicha propuesta ha supuesto un fuerte rechazo entre los trabajadores. 

Lipasam también ha planteado un preacuerdo previo de convenio colectivo con una subida salarial para el año 2014 del 0,75 % y para el 2015 del IPC, aunque esto está condicionado a que el Gobierno central no imponga por ley la congelación salarial a los funcionarios y empleados públicos. La empresa ha aceptado la reivindicación sindical de mantener la jornada laboral en 37,5 horas semanales a razón de siete horas y media al día, y ha renunciado a su pretensión inicial de que hicieran siete horas y acumular la media hora restante para trabajar en días festivos. Igualmente, Lipasam les ha planteado la regularización de la bolsa de empleo a través de un proceso selectivo garantizando a las personas que ya están dentro de esa bolsa. 

Por su parte, el comité, según Bazo, ha presentado alternativas para reducir los gastos de personal, pero la empresa ha aceptado muy pocas. El ahorro por los días de huelga en salarios para Lipasam ronda el millón de euros, según el portavoz del comité, quien ha confiado en que continúen las negociaciones para buscar una salida al conflicto laboral. También están a la espera de una reunión para negociar la aplicación de los servicios mínimos tras elevar el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía del 30 al 50 % los mínimos en la recogida viaria de la basura. 

Los representantes del comité de huelga tienen previsto informar al vicepresidente de la corporación de empresas municipales, Jesús Maza, del resultado de la asamblea, en la que los trabajadores han pedido a gritos la dimisión del gerente de Lipasam, Francisco José Juan.

"El Ayuntamiento busca alternativas para recoger la basura"

El concejal de Medio Ambiente y Urbanismo, Maximiliano Vílchez, ha anunciado, tras la ruptura de las negociaciones con los empleados de Lipasam, que "el Ayuntamiento busca alternativas" para recoger la basura acumulada en las calles de Sevilla. Vílchez ha subrayado que se está estudianto las posibilidades de "contratar otras empresas" para acabar con la acumulación de desperdicios.

Vílchez ha insistido en el "incumplimiento de los servicios mínimos", elevados al 50% por el TSJA desde este martes, y ha acusado al comité de "incumplir" los acuerdos a los que había llegado con la directiva de Lipasam. "Hemos dejado este acuerdo en el que ambas partes cediamos y unilateralmente el comité lo ha roto. Nosotros no vamos a ceder más porque ya van dos incumplimientos, el de abril y el de ahora. Nosotros no hemos incumplido nada", ha sentenciado."Parece que el comité no representa a los trabajadores" porque los representantes sindicales asumieron unos "acuerdos como razonables" y los "han desautorizado", por lo que a partir de ahora la empresa "no sabe con quién tiene que negociar", ha señalado el delegado de Urbanismo. 

A cuenta de estas declaraciones de Vílchez, Fernando Castilla, como secretario general de UGT en Lipasam, ha manifestado que el comité no ha sido "deslegitimado" por la asamblea de trabajadores, que sencillamente "ha dicho que sigamos negociando". Así, ha defendido la "legitimidad" del comité de empresa y ha advertido al Gobierno municipal de que nadie debe "decir lo que tiene que hacer o no el comité o quién forma parte de él". 

El comité de empresa, según Castilla, ha recogido el guante lanzado por el Ayuntamiento hispalense y,  tras reunirse para debatir el nuevo escenario, ha decidido convocar de nuevo a los trabajadores para votar la misma propuesta con "aclaraciones" y generar un "debate" constructivo. Respecto a la pretensión del Consistorio hispalense de conseguir las autorizaciones necesarias para contratar una empresa externa, Castilla ha reconocido que, en efecto, el Gobierno municipal, "tiene esa posibilidad legal" a través del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, pero ha advertido de que, "hasta el momento", las autoridades sanitarias no han considerado como "alto" el riesgo sanitario y dicho escenario "no es inminente"

6.700 toneladas de basura sin recoger y 277 contenedores quemados

Aproximadamente son ya 6.767.683 kilogramos de basura esperan a ser recogidos en las calles de Sevilla y 277 contenedores de residuos han sido incendiados, así como cinco papeleras, desde que el pasado 27 de enero a las 23:00 arrancase la huelga indefinida.  Según los últimos datos proporcionados a los medios de comunicación por el Ayuntamiento, en las últimas 36 horas han ardido un total de 55 contenedores de basura y, así, suman 277 los contenedores incendiados desde que arrancase la convocatoria de huelga. Los actos vandálicos suman desperfectos por valor de más de 100.000 euros, según el Ayuntamiento, toda vez que el riesgo sanitarios "sigue siendo bajo".

No obstante, el cruce de la cifra de kilos de basura recogidos durante la convocatoria de huelga y la media histórica de kilos recogidos en las fechas afectadas pone de relieve que, aproximadamente, 6.767.683 kilogramos de basura esperan ser recogidos en las calles de Sevilla, donde el impacto visual es ineludible. El Ayuntamiento da cuenta además de la actuación de los piquetes informativos a la salida de los servicios mínimos, recientemente ampliados por orden del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), si bien finalmente los dispositivos han funcionado según lo establecido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios