SUCESO Un hombre mata a dos menores en Granada

ROCÍO 2024 La entrada de la Virgen del Rocío, en directo: finaliza la procesión en la aldea

Recortes en Educación

El profesorado se posiciona contra el paro en la Hispalense

  • Esgrimen razones docentes, económicas, de prestigio y de estrategia. Las dos universidades sevillanas son las únicas de España que tienen convocados paros académicos.

Máxima preocupación en la Universidad de Sevilla ante el inicio este jueves de un paro que suspenderá durante las próximas dos semanas toda actividad académica en pleno fin de curso. Prácticamente no se habla de otra cosa en los departamentos y la mayoría de los docentes no ven con buenos ojos una medida que impone el paro, incluso, a los que puedan estar contra él. Algunos grupos de docentes y alumnos ya estudian posibles recursos del Reglamento General de Estudiantes (el mismo que produjo la famosa crisis de los copiones), aunque todavía no se ha concretado ninguno. A fecha de ayer, un dato era cierto: las dos únicas universidades en toda España que tienen actualmente convocado un paro académico son las sevillanas Hispalense y Pablo de Olavide, aunque la naturaleza de ambos paros es bien distinta: en la primera es obligatorio, en la segunda es opcional

Ante el ambiente de malestar que reina entre muchos profesores de la Hispalense, que reconocen sin tapujos que atenderán en tutoría a todos aquellos estudiantes que lo soliciten, el Rectorado mandó este miércoles a los profesores una circular firmada por la vicerrectora de Profesorado, Elena Cano, y la vicerrectora de Estudiantes, Julia de la Fuente, en la que se recuerda expresamente que desde este jueves se interrumpen "todas las actividades docentes regladas (clases de cualquier tipo, tutorías y actividades de evaluación) y afecta a todos los centros". La sensación es que no se va a cumplir esta circular y muchos docentes ya hablan de realizar "clases clandestinas". Asimismo, y aunque los exámenes finales que comienzan el día 11 caen fuera del paro académico, la circular obliga a profesores y estudiantes a acordar una fecha alternativa para aquellos exámenes parciales convocados para estas dos semanas. En caso de que no se llegue a un acuerdo será la Comisión de Docencia del Departamento la que decidirá. El problema es que el paro finaliza el día 7 de junio y los exámenes finales comienzan el día 11. Las fechas están muy apretadas. La circular de las dos vicerrectoras acaba con una frase casi dramática: "Rogando su colaboración en estas excepcionales circunstancias, reciba un cordial saludo". Fuentes del gobierno de la Hispalense no ocultaron ayer la "preocupación" con la que se está viviendo este conflicto.

La catedrática de Química Adela Muñoz mostró su desacuerdo con el paro y se preguntó sobre las consecuencias que el mismo traerá para el "prestigio y la imagen de la Universidad". Además, llamó la atención sobre la "indignación" con la que muchos profesores del Campus de Reina Mercedes viven esta movilización.

Por su parte, el profesor de Historia de América Adolfo González hizo hincapié en el daño que provocará dos semanas de paro académico una vez que se ha implantado el Plan Bolonia, donde el contacto entre profesor y alumno debe ser muy estrecho.

El profesor de Relaciones Laborales y miembro de la Junta de Personal Rodrigo Fernández recuerda que es "ahora, a final de curso, cuando los estudiantes necesitan de más tutorías. La mayoría de los profesores atenderemos las dudas de nuestros estudiantes. El paro es totalmente contraproducente incluso estratégicamente. Sería mejor acciones concretas".

Asimismo, el profesor de Económicas, José Manuel Cansino, consideró "inadmisible el que el paro se imponga a los que quieren dar clases". Puso también en evidencia el dinero le costará a la sociedad en estos momentos de crisis.

A favor del paro, sin embargo, se mostró el profesor de Arquitectura José Pérez de Lama: "La universidad no sólo es un lugar para impartir unos contenidos técnicos, es también un espacio para la formación de ciudadanos".

Por su parte, los estudiantes iniciaron este miércoles por la noche un encierro en la Facultad de Historia durante el cual decidirán el calendario de movilizaciones para estos próximos 15 días. La portavoz del Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla, Nerea de Tena, dejó bien claro a este periódico que, en contra de lo que algunos han dicho, el paro no se desconvocará y agotará los 15 días a los que ha sido autorizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios