seguridad ciudadana | La orden está vigente desde el 1 de febrero

La reorganización de la Policía Local se inicia con las patrullas en moto

  • La Jefatura ordena la supresión de los servicios en motocicleta en los distritos para centralizarlos en la unidad de Motoristas

  • El sindicato alternativo pide que se anule la medida

Formación de motoristas de la Policía Local en Fibes. Formación de motoristas de la Policía Local en Fibes.

Formación de motoristas de la Policía Local en Fibes. / M.G.

La reorganización de la Policía Local que prepara el Ayuntamiento de Sevilla ha comenzado ya con las motocicletas. La Jefatura ha reestructurado todas las patrullas en moto, que han pasado a depender de la unidad de Tráfico-Motoristas, la más numerosa del cuerpo. Esta decisión implica que las comisarías de distrito se hayan quedado sin motos para sus servicios, que tendrán que hacerse todos en coche. El mandato, publicado en la orden del cuerpo del 25 de enero, está firmado por el superintendente Pablo Mariano Ruiz-Berdejo Ferrari, jefe de la Policía Local, y supone una de sus primeras medidas antes de que se conozca la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en la que el Consistorio lleva más de un año trabajando.

"Con la finalidad de conseguir una gestión más eficaz y eficiente de los recursos humanos y materiales a disposición de los distritos, a partir del día 1 de febrero dejará de prestarse el servicio de Eco (nombre en clave para referirse a las patrullas en moto que dependen de las comisarías de distrito)", dice la instrucción publicada en la orden del cuerpo. La nota añade que "el personal que hasta ahora venía prestando este servicio se integrará en el habitual del resto del personal del distrito".

La Jefatura da la opción a los agentes a que se integren en la unidad de Motoristas

La decisión tiene una intrahistoria. Los agentes de la Policía Local perciben una compensación en forma de días de descanso por los servicios en moto, que implican una peligrosidad mayor que las patrullas a pie o en coche y, por tanto, se reconocen con este plus. Con la centralización de los servicios en moto habrá un control absoluto de los policías que han de ser reconocidos con estos descansos adicionales, al estar todos integrados en la unidad de Motoristas. De hecho, la Jefatura ha dado la opción a quienes prestaban servicio en moto y no pertenecían a esta unidad a que se integren en ella.

Así figura a continuación en la orden del cuerpo. "No obstante, aquél que desee seguir prestando su servicio en motocicleta enviará una solicitud" a una determinada dirección de correo electrónico. El plazo para ello está abierto hasta el día 10 de febrero. "Una vez recibidas estas solicitudes, serán sometidas a estudio en la mesa de cambio, pasando el personal que se apruebe a integrarse en la agrupación motorista, donde a partir de ese momentopasarán a prestar su servicio", concluye la orden.

La intención de los responsables policiales es que el servicio se siga prestando igual que hasta ahora, pero de forma especializada, si bien la unidad de Motoristas está centrada casi en exclusiva en cuestiones de tráfico y las labores de los distritos son otras mucho más específicas. La decisión de la Jefatura ha sido vista con buenos ojos por buena parte de los agentes de la unidad de Motoristas, pero no tanto por los que están destinados en los distritos.

El Sindicato de la Policía Local de Sevilla (SPLS) ha presentado un escrito dirigido al delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Consistorio hispalense, Juan Carlos Cabrera, en el que se pide la anulación de esta orden. El sindicato ha mostrado su rechazo con esta decisión, "adoptada por la jefatura del cuerpo en connivencia con algún sindicato", en clara referencia a la central mayoritaria en la plantilla sevillana, el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme). Para el SPLS, que se fundó hace casi tres años para representar una alternativa al Sppme, el servicio en motocicleta que se prestaba en los distritos desde hace bastantes años ha dado muy buenos resultados.

El SPLS entiende que las motos son imprescindibles para las zonas peatonales

"Este servicio se creó para dar respuesta a las peticiones vecinales de los barrios relativas a la vigilancia de zonas de imposible o difícil acceso en patrullero. Como bien sabrá, esta hermosa ciudad a la que nos debemos, está dotada en cada uno de sus barrios de amplios espacios peatonales, calles estrechas, plazas, zonas de esparcimiento infantil, parques, etcétera, y en ellos las motocicletas son imprescindibles. Gracias a estas unidades, se ofrecía presencia policial preventiva y continuada, dando respuesta a las infinitas peticiones vecinales en ese sentido. Además, se respondía ante cualquier incidente más rápido y con más facilidad que con el patrullero", expone el SPLS en su escrito dirigido al delegado Cabrera, que firma el presidente de esta central, Roberto Echevarría.

"Creemos que con esta decisión los ciudadanos y comerciantes de cada uno de estos barrios, a los que se priva del servicio en motocicleta, verán disminuida la percepción de seguridad. Al mismo tiempo, ante la ausencia de vigilancia en estas zonas peatonales, se hará bastante más complicado evitar posibles actos delictivos, aumentando las molestias de tráfico y lo relativo a la concentración de jóvenes realizando botellonas", añade el documento, que termina solicitando la anulación de la medida y que se "proceda a restituir de forma inmediata el servicio de motocicleta en todos los distritos, por la prestación de un servicio de calidad a los vecinos y comerciantes de estos barrios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios