Tala de árboles El Ayuntamiento pretende encargarse del ficus de Triana y su espacio en la parroquía

Sevilla

El ritmo de ejecución de las obras en la Fábrica de Artillería se acelera

  • El nuevo Centro Magallanes va tomando forma y reafirma su vocación internacional

Trabajos de restauración en la Fábrica de Artillería.

Trabajos de restauración en la Fábrica de Artillería. / M. G.

Las obras de rehabilitación avanzan a buen ritmo en la Fábrica de Artillería, que albergará el futuro Centro Magallanes después de tres décadas sin uso. El ritmo de trabajo incluso se ha acelerado en las últimas semanas, una vez se ha desarrollado gran parte de las excavaciones con control arqueológico y la campaña de inyecciones del terreno, para solucionar las patologías estructurales existentes, según confirman fuentes de la Gerencia Municipal de Urbanismo.

En estos momentos se está llevando a cabo la ejecución de los capítulos de desmontajes; en concreto, de las cubiertas inclinadas del inmueble de San Bernardo, que incluye la recuperación de las tejas históricas para su restauración. Asimismo, los trabajos de picado selectivo de paramentos, exteriores e interiores, eliminando los morteros de cemento, continúan, dado que las superficies de intervención son muy amplias y que están organizadas en función de las distintas actividades que se desarrollan en los espacios.

Los técnicos de Urbanismo explican que se están acometiendo también los trabajos previos de restauración de los elementos de carpintería de madera, carpintería y cerrajería metálica, realizándose pruebas para la intervención en los paramentos exteriores e interiores. También se encuentran en ejecución los trabajos correspondientes a cimentación, ejecución de nuevos suelos, y de las instalaciones generales del conjunto, acometida del suministro eléctrico y de la zona auxiliar situada en el sector occidental del centro.

Técnicos observan las huellas en los paramentos. Técnicos observan las huellas en los paramentos.

Técnicos observan las huellas en los paramentos. / M. G.

“Nos reafirmamos en que el proyecto para Artillería esta respetando la mejor arquitectura de cada uno de sus periodos de intervención; de hecho están apareciendo algunas sorpresas que enriquecen el proyecto, como puertas, ventanas u otros elementos que permanecían ocultos o tapiados en algunas de las intervenciones llevadas a cabo”, explica Antonio Muñoz, delegado municipal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla.

Antonio Muñoz: "Artillería no es un proyecto más, servirá para proyectar a Sevilla en el mundo”

El delegado Antonio Muñoz recibe las explicaciones de los técnicos en una reciente visita a las obras. El delegado Antonio Muñoz recibe las explicaciones de los técnicos en una reciente visita a las obras.

El delegado Antonio Muñoz recibe las explicaciones de los técnicos en una reciente visita a las obras. / M. G.

El proyecto para la Fábrica de Artillería nace con vocación internacional y pretende proyectar a Sevilla y a su talento cultural en el mundo. La idea de convertir antiguos complejos e inmuebles industriales en espacios para la cultura no es nueva en Europa. “Nos inspiramos en otros espacios europeos donde más allá de las actividades culturales,  se configuran espacios donde la ciudadanía en general lo convierte en un espacio público que lo usa de manera espontánea, recuerda Muñoz.

En concreto, los modelos de gestión que se están comparando para usarlos como referentes son el Centequatre de París, Zú y SAT de Montreal, La Casa Encendida de Madrid o El Graner de Barcelona.

Los trabajos de rehabilitación empezaron en enero y tienen una duración estimada de año y medio por lo que se espera que el Centro Magallanes entre en servicio en 2022 y haga la función de imán para atraer otras inversiones. En paralelo a las obras, Artillería acoge ya actividades culturales e incluso rodajes de cine.  Esta misma semana acaba de cerrarse el plazo de la tercera convocatoria del Banco de Proyectos Magallanes realizada por el Ayuntamiento de Sevilla para buscar iniciativas culturales que se incorporen a la programación anual. Hasta la fecha, ya se han realizado dos muestras en Artillería con un total de cinco proyectos. “Si en el pasado Artilleria fue una fábrica para la guerra  queremos que sea a partir de su apertura una fábrica para la paz, donde se produzca una explosión de iniciativas culturales en vez de la explosión de pólvora como antaño”, comenta Muñoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios