Sevilla

El jefe superior desea la condena para los acusados del caso Marta

  • Figal defiende el "gran trabajo policial" para tratar de hallar el cuerpo de la joven.

El jefe superior de Policía en Andalucía Occidental, Antonio Jesús Figal, mostró ayer su "deseo" de que todos los acusados de la desaparición y muerte de Marta del Castillo sean condenados en el juicio que comienza dentro de dos semanas en la Audiencia de Sevilla. El máximo responsable de la Policía en las provincias de Sevilla, Cádiz, Huelva y Córdoba defendió el trabajo realizado por la Policía para obtener pruebas contra las cuatro personas que se sentarán en el banquillo de los acusados a partir del próximo 17 de octubre: el asesino confeso Miguel Carcaño, su amigo Samuel Benítez, su hermanastro, Javier Delgado, y la novia de éste, María García.

Tras su intervención en el día de los Santos Ángeles Custodios, patrones de la Policía y festividad en la que se condecoran a los agentes más destacados, Figal se mostró confiado en el trabajo de la Policía. "Deseo que la Justicia les condene", expuso, antes de aclarar que prefería no hacer declaraciones sobre este caso. Sin embargo, sí respaldó la labor de los agentes cuando los periodistas le preguntaron si defendía la investigación realizada. "Defiendo la investigación y el trabajo de muchos policías, independientemente de que no se haya podido encontrar el cuerpo de la joven. Ha habido un gran trabajo de muchos agentes que han pasado días y noches sin dormir", recordó el jefe superior.

Figal también se defendió de las críticas vertidas la semana psada por el abogado del Cuco, Fernando de Pablo, quien durante la revisión de la condena al menor implicado en el crimen dijo públicamente que en el caso había habido una "mala investigación". "Los abogados viven del proceso penal, unos son más serios y otros lo son menos", se limitó a decir el jefe superior de Policía, sin entrar en mayores valoraciones.

El máximo responsable policial se pronunció así en la línea de su antecesor, Enrique Álvarez Riestra, quien llegó a definir la investigación sobre la desaparición y muerte de Marta del Castillo como "de libro" y siempre defendió que había pruebas suficientes para condenar a todos los implicados en el crimen. Sin embargo, esa teoría se debilitó cuando el Cuco sólo fue condenado a tres años por encubrimiento y fue absuelto del crimen, en una resolución judicial que está pendiente de la revisión de la Audiencia.

Antonio Jesús Figal llegó a Sevilla en el año 2010, cuando la investigación sobre la muerte de esta joven de 17 años ya había concluido. En sus limitadas comparecencias públicas, el jefe superior siempre ha defendido el trabajo policial pero ha rehusado entrar en más detalles acerca de las pesquisas realizadas para encontrar el paradero del cadáver, que la Policía buscó en el río Guadalquivir, en un vertedero de Alcalá de Guadaíra y en dos zanjas de Camas.

El juicio arrancará en la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla el próximo 17 de octubre y se prolongará hasta finales de noviembre. El asesino confeso, Miguel Carcaño, se enfrenta a una petición de 52 años de cárcel por un delito de asesinato, dos de agresión sexual y uno contra la integridad moral. Para su hermanastro, Javier Delgado, la Fiscalía pide ocho años de cárcel por encubrimiento, amenazas al Cuco y un delito contra la integridad moral. Los otros dos acusados, Samuel Benítez y María García, se enfrentan a sendas penas de cinco años de cárcel por encubrimiento y sendos delitos contra la integridad moral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios