Urbanismo

A vueltas con la ventanilla única

El gerente de Urbanismo, Rafael Márquez, y el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, en una rueda de prensa reciente. El gerente de Urbanismo, Rafael Márquez, y el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, en una rueda de prensa reciente.

El gerente de Urbanismo, Rafael Márquez, y el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, en una rueda de prensa reciente. / M. G.

El rompecabezas para la esperada fusión del servicio de Medio Ambiente en la Gerencia de Urbanismo aún no ha terminado. La reunión de la semana pasada finalizó con un acuerdo con las jefaturas de los servicios, mientras que los sindicatos mantienen su disconformidad: “Creemos que la propuesta traída a la mesa no es más que una chapuza que sólo busca cubrir el expediente y apuntarse un tanto ante la opinión pública”.

La proposición pasa por un proceso que ha sido dividido en dos fases. En la primera la idea es pasar las plazas necesarias para que la Gerencia asuma las labores de calificación ambiental y las autorizaciones ocasionales y extraordinarias. En Medio Ambiente quedará el personal suficiente para mantener el control posterior y la disciplina.

Esta primera fase se culminará más adelante con la integración completa. Los técnicos se encuentran trabajando en una relación de puestos de trabajo (RPT) que incrementará las plazas asignadas a la inspección. Este parte es bastante compleja. En el gobierno socialista entienden que con la primera fase sería posible acabar con el retraso en la tramitación de las licencias que afecta a estos dos departamentos.

Los sindicatos apuntan en un comunicado que se trata de una “chapuza en toda regla ya que en un primer momento se trasladaban 25 empleados, ahora sólo seis y de un servicio muy determinado. La fórmula de traslado iba a ser voluntaria, ahora se mandan interinos y puestos vacantes. Con lo cual, si el interino no acepta el traslado es cesado de inmediato”.

Añaden que el Ayuntamiento pretende defender su propuesta con dos informes técnicos contrarios, “el de protección ambiental habla de que se podría prescindir de este personal y mantener el actual sistema de trabajo, pero por otro lado pide que se le incorpore personal”. Termina apuntando que “no entendemos la celeridad con la que se quiere hacer la integración, se quiere despachar en tres reuniones y sin más explicaciones”. Los sindicatos aseguran que hay mil expedientes pendientes.

La política ha vuelto a entrar en la mesa negociadora. El Partido Popular responsabilizó al alcalde de un nuevo fracaso en la negociación. “Ya es la tercera mesa técnica en la que fracasa el gobierno municipal, lo que pone de manifiesto la falta de voluntad de negociación, al tratar de imponer unilateralmente sus propuestas”, denunció la concejal Ana Jáuregui.

Muñoz acusa al PP de estar en contra de la unificación e intentar bloquear el proceso

“Esto no solo va agravar el problema de trámites y control de expedientes, sino que desvirtúa el concepto de ventanilla única, que como bien dicen los sindicatos pasaría a ser una ventanilla múltiple”, explicó la edil antes de señalar que es una “situación contradictoria al concepto de agilización, servicio de calidad a la ciudadanía y atracción de inversores. En definitiva una chapuza para vender a los ciudadanos una supuesta mejora en los trámites de licencias de actividad”.

La respuesta vino de la mano de Antonio Muñoz, quien acusó a los populares de estar en contra de la creación de una ventanilla única y de volver a intentar bloquear el proceso, y recordó que es una iniciativa acordada en el Pleno y en el Consejo Económico y Social. “El proceso está ya definido y será una integración por fases que favorezca la incorporación progresiva de competencias siguiendo los criterios que marque la secretaría general y la Intervención”, explicó el delegado de Hábitat Urbano.

El equipo de Juan Espadas allanó el camino hace año y medio cuando logró sacar adelante la modificación de los estatutos tras aceptar las peticiones de Ciudadanos para que se incorporase en el documento que los ciudadanos puedan realizar trámites urbanísticos en las distintas sedes de los distritos, dos nuevas competencias medioambientales, y la presencia con voz pero sin voto de los grupos políticos en la comisión ejecutiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios