Sevilla

La zona verde incumple la normativa de aparcamientos

  • Las sanciones que reciben los usuarios por no colocar el tique en su vehículo no tienen validez.

El azul no es el único color que existe en Sevilla para señalizar las zonas de estacionamiento regulado. En algunas calles, el verde es el predominante en las líneas que delimitan un aparcamiento de otro. Pues bien, la organización en defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha puesto sobre la mesa de los ayuntamientos un polémico tema al denunciar que la zona verde de estacionamiento es "ilegal e inventada" y, por tanto, las sanciones que reciben los conductores por no colocar el tique en estos casos son nulas.

En el Catálogo Oficial de Señales de Circulación (último apartado del artículo 171) se indica que la única marca vial autorizada para delimitar los lugares en los que el estacionamiento está permitido en ciertos periodos del día, con limitaciones horarias, es de color azul. Por tanto, "el uso de marcas verdes, rojas, naranjas o de cualquier otro color" que utilizan la mayoría de ayuntamientos son ilegales. El presidente de la organización, Mario Arnaldo, señala que "los ayuntamientos se han autoatribuido unas competencias que constitucionalmente no les corresponden, al utilizar una señalización inventada que sólo al Gobierno le corresponde aprobar".

Sevilla se rige por una Ordenanza Fiscal publicada en el Boletín Provincial el 30 de diciembre de 2013, y que regula "la tasa por estacionamiento de vehículos de tracción mecánica en vías públicas". En la ciudad, la zona verde es utilizada para tarificar en sectores de media-baja rotación con un tiempo máximo de estacionamiento de 180 minutos. Se extiende por la zona Centro: Arjona y Paseo de Colón; zona Luis Montoto: Chaves de Nogales; zona Viapol: Avenida de Málaga, Diego de Riaño, Virgen de la Sierra y Tomás Iglesias Pérez; y en la zona de Bami: Castillo de Baños de la Encina, Castillo de Cortegana, Castillo de las Aguzaderas, Castillo de Marchenilla, Castillo de Olvera y Plaza Doctora Álvarez Silván. A los usuarios afectados la organización le recomienda que recurran las multas ante la administración competente, y si el Ayuntamiento lo rechaza deberán acudir a los tribunales.

Para Arnaldo, lo lógico sería que los ayuntamientos interesados en atribuir cualquier otro color a las vías afectadas por esta medida "solicitaran al Gobierno que amplíe el Reglamento y elabore más modelos, pero es únicamente el Estado el que puede hacer esto". Para muestra, un botón: una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de 2005 anulaba al Ayuntamiento de la capital de España la potestad para crear señalizaciones viales de diferente color que no fuera el azul, estando infringiendo así el artículo 149 de la Constitución.

En todo el país existen 23 capitales de provincia que utilizan el color verde; cinco que usan el color rojo; 15 el naranja; y hasta una de ellas el color arena. Así, ciudades como Cuenca, Ciudad Real, Teruel, Toledo, Valencia, o Zaragoza optan por el color naranja. Otras incluyen dos colores, como Las Palmas, Tarragona, Vitoria o Valladolid. Y en ciudades como Pamplona y San Sebastián, existen incluso tres colores. La variedad, explica Arnaldo, también puede provocar, además, confusión entre los conductores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios