Pablo Machín en el Sevilla FC

Buen esbozo ante la hora de la verdad

  • Tras la frustración de la Supercopa, el Sevilla de Machín afronta la hora de la verdad en Vilnius y Vallecas

Pablo Machín y su segundo, Jordi Guerrero, repasan su sistema. Pablo Machín y su segundo, Jordi Guerrero, repasan su sistema.

Pablo Machín y su segundo, Jordi Guerrero, repasan su sistema. / Antonio Pizarro

Pablo Machín y su cuerpo técnico deben preparar con mimo una semana que puede ser trascendental para tener un buen comienzo en su andadura en el Sevilla. El jueves se disputa en Vilnius, con el inconveniente de que se juega sobre césped artificial como advirtió el propio Machín en la ida, la vuelta de la Q3 de la Liga Europa, tras el escaso margen de 1-0 del pasado jueves. Y tres días después será la puesta de largo en LaLiga, en Vallecas. Se trata de dos compromisos con mucho menos glamour que el de la malhadada Supercopa de España en Tánger, pero con mucha más trascendencia.

Ante el Barcelona tuvo el Sevilla de Pablo Machín su primera piedra de toque seria y el esbozo del plan que programó el soriano ante el coloso azulgrana resultó sugerente, al menos. El Sevilla supo a qué jugar, aunque se topó con algunas carencias de las que aún adolecen el equipo y la plantilla: le volvió a faltar gol, como ante el Zalgiris, y es la principal preocupación de Machín; y también tuvo algunos problemas en la construcción del juego ante la imposiblidad, en algunas fases, de superar la primera barrera de presión azulgrana.

En Vilnius y en Vallecas el Sevilla se econtrará dos escenarios muy distintos al de la Supercopa. En ambos partidos está llamado a llevar la iniciativa, a ser más fiel a esa premisa de adelantar las líneas, reducir el espacio y darle dinamismo a un juego con más protagonismo propio que del rival. Y ahí debe empezarse a ver la mano del soriano a la hora de repartir los esfuerzos y a la de llevar el peso del juego ante equipos inferiores. Para la ida de la Q3 sacó un equipo muy distinto a su presunto once base: reservó efectivos para la Supercopa. Ahora llega la hora de la verdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios