Sevilla FC

Nasri cumple el plan y se apunta para Lyon

  • Anthony Lopes, meta del Olympique, es duda tras salvar los tímpanos por el lanzamiento del petardo

Nasri, pensativo y solitario, en la ciudad deportiva del Sevilla. Nasri, pensativo y solitario, en la ciudad deportiva del Sevilla.

Nasri, pensativo y solitario, en la ciudad deportiva del Sevilla. / juan carlos muñoz

Samir Nasri estará en Lyon. A no ser que medie una inesperada recaída, algo que han querido evitar el cuerpo técnico y médico del Sevilla con sus mimos durante las últimas semanas, el mediapunta francés, ahora organizador, formará en el once titular en la cita clave frente al Olympique Lyonnais. Ayer, en la vuelta a los entrenamientos del equipo tras la derrota en Granada, se unió por fin al trabajo completo del grupo, con buen rendimiento y positivas sensaciones, a tenor de lo transmitido por el club, que titula la nota "Nasri se apunta a Lyon en la sesión dominical". El esperanzador mensaje responde a ese tratamiento específico que ha llevado el jugador desde su recaída muscular ante el Barcelona.

Aquel 6 de noviembre jugó sin tener que hacerlo Nasri, quien incluso se ofreció para jugar en la cita previa de Champions ante el Dinamo de Zagreb, cuatro días antes. Su rendimiento fue bajo y además dio un paso atrás en su puesta a punto que lo ha llevado a estar de baja los cuatro últimos partidos. Un mes después justo reaparecerá.

El regreso de Nasri coincidirá con las dudas abiertas tras la derrota en Granada, feo remate a un periodo de partidos en el que algunos puntales del equipo, como Franco Vázquez, N'Zonzi, Rami, Vitolo o Vietto, están evidenciando un estado de forma inquietante para una cita con tanta enjundia como la del miércoles, en la que el Sevilla se juega su futuro en la Champions ante un buen equipo. El Lyon, con mucha experiencia en este tipo de citas, estará arropado además por cerca de 60.000 espectadores y con su máxima estrella, Lacazette, que fue baja en Nervión, en perfecto estado de revista y 12 goles en la mochila...

Quien no se sabe si podrá jugar es el portero Anthony Lopes. El internacional portugués salvó los tímpanos del impacto producido por los petardos que estallaron junto a él cuando disputaba el Metz-Lyon (suspendido con 1-0), y su concurso es una incógnita.

En las redes sociales, Lopes anunció que sufre una "sordera traumática sin consecuencias para el futuro", tras haber sido examinado en un hospital de Metz, la noche del sábado, y por un especialista en Lyon, ayer domingo.

En un comunicado, el Lyon explicó que le prescribieron al portero luso-francés un tratamiento que durará "varias semanas" y añadió que en los próximos días se ofrecerán "informaciones complementarias" sobre el estado de salud del jugador. "Anthony Lopes tendrá igualmente que superar el traumatismo psicológico causado por esta deleznable agresión", destacó el club francés. Un sospechoso de la agresión está en prisión provisional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios