Sevilla FC - Chelsea | Nombres propios

Es imposible jugar con menos ganas que las que mostró Franco Vázquez

Franco Vázquez golpea a Giroud en un balón aéreo. Franco Vázquez golpea a Giroud en un balón aéreo.

Franco Vázquez golpea a Giroud en un balón aéreo. / Antonio Pizarro

Noche de ilusión y borrón muy negro para todos los sevillistas en esta cita contra el millonario Chelsea inglés. Lopetegui optó por refrescar a su equipo y hubo quienes le devolvieron la camiseta por simple desidia y otros que sencillamente no estuvieron a la altura del nivel que exige un partido de este tipo.

Franco Vázquez | Más allá de los errores en el pase, imposible jugar con menos ganas

Quedó retratado en la temporada en la que seguramente acabe su relación contractual con el Sevilla. Más allá de algunos errores en los pases, que los tuvo y originando jugadas de gol del Chelsea, lo peor fue su actitud, su pasotismo. No ayudó jamás a Jesús Navas y fue un agujero por el que se escapaba todo el agua en la presión.

Sergi Gómez | Estaba en todas las fotos y no para bien

No se le puede negar que pone todas las ganas del mundo, que pelea, que lo intenta, que su actitud es realmente sobresaliente, pero para jugar al fútbol a este nivel no basta con el deseo y con su bonhomía. Estaba cerca en casi todos los goles de Giroud y en algunos con errores realmente evitables. El colmo hubiera sido el segundo penalti con las manos.

Gudelj | La pregunta es dónde estaba en el cero a uno

Era el cierre del equipo y hay que preguntarse dónde estaba ubicado cuando Harvetz inició la carrera casi desde su propio campo y Rakitic sencillamente no pudo alcanzarlo porque no tenía su zancada. Allí tenía que estar el pivote central para obstaculizar su llegada. El gigante lo tuvo muy fácil para darle la pelota a Giroud y el Chelsea hizo el 0-1.

Alfonso observa el balón en el primer gol de Giroud. Alfonso observa el balón en el primer gol de Giroud.

Alfonso observa el balón en el primer gol de Giroud. / Antonio Pizarro

Alfonso | Una noche para no olvidarla no será un buen recuerdo, y no fue el responsable

El canterano del Sevilla se encontró con la oportunidad de su vida, o con el marrón, por las molestias de Vaclík durante el calentamiento. Pero una noche digna de no ser olvidada deberá mandarla al limbo lo antes posible. Sin embargo, el joven guardameta no fue el responsable e incluso dejó muestras de la calidad que apunta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios