Sevilla FC Con Lopetegui, Nervión sí regala puntos

  • El Sevilla de Lopetegui sólo ha logrado cinco triunfos en los 11 partidos jugados en su casa hasta ahora

  • En este siglo, sólo el equipo de Caparrós en la 2002-03 presentaba menos victorias caseras en la jornada 22

Lopetegui dialoga con Del Cerro Grande ante Lopetegui en el Sevilla-Alavés.

Lopetegui dialoga con Del Cerro Grande ante Lopetegui en el Sevilla-Alavés. / Antonio Pizarro

La igualdad de la Liga actual mantiene al Sevilla arriba, aunque ya ha varios rivales directos que le echan el aliento en el cogote y el Getafe lo ha superado en la última jornada por su mejor goal average. El equipo de Julen Lopetegui, ayudado también por el bajo rendimiento del Atlético, mantiene el listón arriba en el torneo liguero gracias a su eficacia a domicilio, aunque ya ha dejado de liderar esa clasificación para ser ahora el segundo mejor equipo fuera de casa, detrás del Real Madrid. De hecho, tiene 39 puntos, el quinto mejor registro en la jornada 22. Pero si sólo se computaran los puntos en casa estaría el noveno. Con Julen, Nervión sí regala puntos.

Sólo hay que repasar las estadísticas del Sevilla en el Ramón Sánchez-Pizjuán para comprobar el tremendo bajón en un valor que va casi en el ADN del club: su fortaleza en casa. El equipo de Lopetegui apenas ha ganado cinco partidos (Real Sociedad, Levante, Getafe, Leganés y Granada) de los once que ha disputado hasta esta jornada 22 en la Liga, ha empatado cuatro (Celta, Atlético, Athletic y Alavés) y ha encajado dos derrotas (Villarreal y Real Madrid).

Son paupérrimos números, que empeoran si se mira lo logrado por este mismo equipo en su feudo en otras temporadas, incluso con peores o menos caras plantillas. En el siglo XXI sólo ha logrado menos victorias en Nervión el Sevilla en una ocasión, en la muy lejana campaña 2002-03. Aquel equipo de Joaquín Caparrós era un superviviente, un equipo de transición tras el que ascendió de Segunda División en la primavera de 2001, aunque sí empezó a ser la base del que la campaña siguiente se clasificaría para la UEFA y del que dos campañas después se coronaría en Eindhoven, dado paso al mejor ciclo en la historia del club.

Pues bien, desde aquel Sevilla, antecedente del que luego se haría de plata, no tiene peores números, en número de victorias y goles a favor. Aquella temporada, a la altura de la jornada 22, el equipo de Caparrós había ganado en casa 3 partidos, por 5 empates y dos derrotas, las mismas que suma ahora. Bien es verdad que en ese periodo de Liga, en la temporada 10-11 sumó 5 victorias, 3 empates y 4 derrotas. Y en la 11-12, 5 victorias, 2 empates y 4 derrotas, pero en ambos casos llevaba más goles a favor.

Dista muchísimo de aquel otro Sevilla que, a estas alturas, presenta los mejores registros en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Se da la curiosidad de que en el presente siglo, el mejor Sevilla hasta la jornada 22 fue el de Unai Emery de la campaña 15-16, en la que el estadio se puso de gala, recién iniciada la remodelación que incluyó lemas identitarios del club, con una derrota en la segunda jornada ante el Atlético.

El lema 'Nervión no regala puntos', retirado tras las dos primeras derrotas en la 15-16. El lema 'Nervión no regala puntos', retirado tras las dos primeras derrotas en la 15-16.

El lema 'Nervión no regala puntos', retirado tras las dos primeras derrotas en la 15-16. / M.G.

Volvió a perder el siguiente partido en casa ante el Celta y a partir de ese momento el club decidió prescindir de uno de aquellos lemas que lucían en la grada de Fondo y que tentaba la suerte hasta producir el efecto contrario. Una vez que fue retirada aquella frase de Nervión no regala puntos, el Sevilla de Emery empezó a ganar partidos en casa... Diez victorias acumuló hasta la jornada 22, por ningún empate, con un balance goleador de 26 a favor y 12 en contra, venciendo a Barcelona (2-1), Madrid (3-2), Valencia (1-0), Athletic (2-0) y hasta al Getafe (5-0), el equipo que acaba de superarlo en la tabla por el goal average.

Justo el pobre rédito ofensivo del juego del Sevilla es lo que lo está lastrando ante su gente. Apenas ha marcado 14 goles en 11 encuentros caseros, por 9 en contra. Y sucede que mirando de nuevo las estadísticas este equipo es el tercero peor en goles a favor ante su gente del siglo XXI. Sólo, curiosamente, el Sevilla de la temporada 2005-06 que terminaría con la gloria de Eindhoven, con un registro de 13 a favor y 7 en contra, y el referido de la 2002-03 (10-7) habían marcado menos goles en casa hasta ahora.

El modelo de dominio del partido le está dando muchos réditos a domicilio, pero el panorama cambia en casa, cuando debe arriesgar más. De paso, ese fútbol empieza a hastiar a los aficionados que acuden al estadio, que ven ganar a su equipo más fuera que en casa. Y eso siempre es peligroso para la sinergia que debe haber entre entrenador, equipo y afición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios