Sevilla FC

La incólume competitividad como única conclusión

  • El Sevilla de Lopetegui, con dos fichajes y uno por debutar aún, se mantiene invicto tras los test más serios y la fase clave de pretemporada a 14 días del inicio de la Liga

Julen Lopetegui se dirige a Ocampos ante Rekik, difuminado en primer plano.

Julen Lopetegui se dirige a Ocampos ante Rekik, difuminado en primer plano. / Ricardo Nascimento / Efe

Ya metidos en el mes de agosto, pocas conclusiones deja por ahora la pretemporada del Sevilla tras sus primeros amistosos de envergadura y completadas las dos concentraciones en Algorfa y Lagos. El mercado continúa su lento caminar hacia el fin del plazo estival de traspasos, el 31 de agosto. Casi un mes largo tiene aún el departamento de fútbol que dirige Monchi, con el beneplácito del comité ejecutivo del que forma parte, para darle a Julen Lopetegui los refuerzos que necesita. Entretanto, lo que sí es obvio es que el Sevilla mantiene incólume su competitividad.

Los dos primeros test serios, ante el PSG y la Roma, han dejado claro que Lopetegui está logrando darle continuidad a las señas de identidad de una plantilla aún muy incompleta y parcheada por los canteranos que han participado en los entrenamientos y amistosos, tanto en Algorfa como en Lagos. El Sevilla compitió ante el PSG –un partido sin las grandes estrellas de ambos equipos– y también ante la Roma de José Mourinho, que fue incapaz de aprovechar su superioridad durante media hora aproximadamente, desde la expulsión por doble amarilla de Gudelj, una circunstancia que no juega a favor de la situación del serbio, a tenor de la importancia que da Lopetegui a la disciplina deportiva.

Más allá de las variaciones tácticas y los diferentes dibujos que el técnico guipuzcoano suele hacer en la pretemporada, en esta ocasión ni siquiera se puede concluir una evolución hacia un lado u otro en este sentido, dada la actual precariedad de recursos en la plantilla que realmente competirá desde el 15 de agosto. Para esa fecha ya deben estar más definidos los roles en el equipo, ya se habrán sumado a la dinámica del grupo los últimos internacionales en reincorporarse y ya tendrá que ir haciendo la criba de canteranos Lopetegui, en espera de lo que vaya dictando el mercado.

Ni siquiera ha tenido aún la ocasión de debutar como sevillista el recién llegado Lamela, que podría tener su presentación en el campo de juego en el último amistoso, el próximo sábado 7 frente al Aston Villa en Birmingham. En espera del estreno del segundo fichaje hasta ahora, Lopetegui repartió la titularidad entre sus dos porteros ante PSG y Roma, dándole el partido entero a Bono frente a los franceses y a Dmitrovic con los italianos. En ese puesto la competencia parece garantizada desde el minuto 1, mientras que en otros aún es pronto para saber cómo quedarán repartidos los susodichos roles en la plantilla.

En este sentido, sigue siendo la clave el posible traspaso de Koundé al Chelsea, que ha sufrido el contratiempo de que Zouma no está seducido por la opción de probarse en la Liga. Aun así, el club londinense puede tener un ingreso importante, de unos 25 millones de euros, por Zouma, cifra que podría invertir en su fuerte apuesta en Koundé. Pero esto va lento por ahora por el cruce de intereses entre distintos clubes. En otro escalón inferior de la planificación está la situación de De Jong y la fuerte tentativa del PSV, que abriría la puerta a una negociación por otro punta, con Joselu en espera. Pero la planificación pende más del traspaso de Koundé. Entretanto, la competitividad del equipo de Lopetegui parece salvaguardada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios