Sevilla FC | Mercado de fichajes

Arropar a Machín en enero

  • Castro y Caparrós asumen la necesidad de fichar, algo que ya tenían encauzado antes de la noche de Akhisar

  • "Si vemos algo que mejore la plantilla, seguro que lo vamos a traer", asegura el director de fútbol

El once titular que alineó Machín en Akhisar. El once titular que alineó Machín en Akhisar.

El once titular que alineó Machín en Akhisar. / Mehmet Altan

Comentarios 1

El amago de terremoto en el Akhisar Arena no ha hecho sino confirmar lo que más o menos ya estaba previsto. El Sevilla acudirá al mercado de invierno a terminar de concretar el trabajo que no tuvo tiempo de cerrar en verano. En el viaje de regreso desde Turquía la mala imagen de algunos futbolistas que no están dando el nivel esperado y la oportunidad tirada por otros de subirse de una vez al carro era la comidilla en los corrillos entre miembros del club, aficionados y periodistas, con el trasfondo de que ya no escapa a nadie que José Castro y Joaquín Caparrós van a mimar a Pablo Machín, lo van a arropar en el frío invierno con más calor en forma de fichajes.

La plantilla ya se antojaba corta en septiembre. Caparrós tuvo que improvisar una planificación sobre la marcha y alguna tarea se quedó a medias. Entre una circunstancia y otra, aquella idea original de 22+3 o 21+4, en el reparto de fichas entre profesionales y canteranos, se quedó en una realidad muy distinta. El Sevilla apenas cuenta con 22 fichas incluyendo a Borja Lasso, que permaneció en el club por cuestiones que poco tienen que ver con lo deportivo y no cuenta. Ylas lesiones, una contingencia normal en una práctica como la del fútbol, no han hecho sino acentuar esa realidad.

De todo esto eran conscientes el presidente del club y el director de fútbol antes del amago de seísmo en Turquía. De ahí que acogieran con tranquilidad y hasta naturalidad ese creciente debate sobre la necesidad de fichar. Están definidas las posiciones y los perfiles y ahora ya es cuestión de encajar los deseos con las condiciones del mercado. Y también alguna salida, alguna cesión, después de la enésima oportunidad baldía de, por ejemplo, Gnagnon, que mantiene su cartel en Francia y tiene una buena edad para terminar de formarse en su liga de procedencia.

Caparrós habló a la vuelta de Akhisar reconociendo lo que ya es vox pópuli. "Estamos buscando desde el 1 de septiembre, perfiles de futbolistas que se adapten a lo que queremos, pero no es fácil mejorar esta plantilla. Estamos muy contentos con esta plantilla", aseguró el utrerano, queriendo jugar por un lado al despiste y por otro transmitir un mensaje de confianza en todo el grupo de jugadores. No se trata de señalar a jugadores, desde luego. "También debemos tener en cuenta que no queremos algo que pueda afectar al grupo. Si vemos algo que mejore la plantilla, seguro que lo vamos a traer", añadió el director de fútbol del Sevilla.

El propio Pablo Machín trataba de quitarle hierro a lo acontecido en la noche de Akhisar. Es su misión echar agua al fuego de las críticas y proteger a unos futbolistas que tendrá que seguir utilizando mientras empiezan a recuperarse lesionados y llega el respiro invernal con su esperada bocanada de energía fresca en forma de fichajes. Nada reacio a dialogar con la prensa, el soriano insistía en su idea. "Es que cualquier equipo te puede complicar, y en Europa más", comentaba con calma en el aeropuerto de Esmirna.

Machín, tras haber transmitido interna y públicamente que el Sevilla debe fichar para mejorar su competitividad y aprovechar el buen comienzo de temporada que está realizando, no quiere marear más la perdiz con los refuerzos. El propio Castro es el más consciente de lo que hay y de lo que falta. Y sabe que debe "mimar", darle un caramelo a Pablo Machín, el mejor valor de la planificación, un hombre que, de nuevo, fue capaz de darle un giro táctico a su equipo en inferioridad para sacar el máximo rédito de lo que tiene. Y los primeros en saber que hay que contentar a Machín son los rectores sevillistas. Hay que arroparlo, que el invierno ya está aquí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios