Sevilla FC-Girona | Ambiente La afición sevillista vuelve a protestar por la presunta venta

  • Los seguidores se agolparon junto al escudo del Ramón Sánchez-Pizjuán y en el descanso del partido también ha habido gritos de "¡el Sevilla no se vende"!, que se repitieron más generalizados al final

La afición del Sevilla ha vuelto a protestar contra la posible venta del club a capital desconocido en los momentos previos al choque contra el Girona. Tal y como ya hiciera el pasado jueves frente al Krasnodar, los seguidores nervionenses se dieron cita antes de comenzar el encuentro en la fachada de Preferencia del Ramón Sánchez-Pizjuán, donde se agolparon varios miles de personas y gritaron, entre otras cosas, "¡el Sevilla no se vende!". 

Las protestas estaban convocadas por el colectivo de los hinchas más radicales de la entidad, pero fueron secundadas por muchos aficionados sevillistas, que no están de acuerdo con la indefinición de los máximos accionistas del club acerca de una futura venta, tal y como se pudo comprobar de nuevo en la junta general celebrada el pasado lunes.

Además, en el descanso del partido se reprodujeron los cánticos de "¡el Sevilla no se vende!", aunque antes y durante la primera mitad el ambiente ha sido el habitual de los partidos de Liga.

El sevillismo, en general, se centró durante el partido en disfrutar del mismo, en aplaudir a sus futbolistas, con ovaciones para Roque Mesa, muy significativa, a Vaclik antes y al final del partido después de su nombramiento como mejor futbolista de noviembre de LaLiga, a Kjaer, a Banega, a Sarabia, a Ben Yedder, a Sergi Gómez, a Escudero...

Eso sí, al final del encuentro, después de algunos cánticos en las postrimerías contra la directiva desde Gol Norte, gran parte del estadio estalló de nuevo: "¡El Sevilla no se vende!".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios