Sevilla FC Óliver Torres: "Tengo muchas ganas de comerme el mundo"

Óliver Torres, durante el entrenamiento de este martes en la ciudad deportiva. Óliver Torres, durante el entrenamiento de este martes en la ciudad deportiva.

Óliver Torres, durante el entrenamiento de este martes en la ciudad deportiva. / Sevilla FC

Óliver Torres cumple 26 años este martes 10 de noviembre y ha realizado una amplia reflexión en una entrevista para los medios oficiales del Sevilla en la que ha expresado sus sensaciones en el equipo y sus planes para el futuro, aparte de que se siente muy a gusto en el club en su segunda temporada en el Sánchez-Pizjuán.

"Es mi segundo año cumpliendo aquí y estoy muy contento, claro. La familia y los amigos están lejos, pero la familia diaria es ésta, los compañeros y cuerpo técnico, y siento su cariño. Así me lo han hecho sentir. El de los 25 ha sido un año raro, con muchos cambios, pero con 26 me veo muy bien, preparado y más maduro que nunca. Tengo muchas ganas de comerme el mundo y ojalá que venga con muchas alegrías en lo personal y en lo colectivo y que lo podamos celebrar juntos", ha expresado el jugador natural de Navalmoral de la Mata.

El centrocampista que llegó a Nervión procedente del Oporto recuerda que, pese a su juventud, tiene ya bastante recorrido en el fútbol profesional, "Tengo 26 años, pero llevo mucho en el fútbol, más de lo que imaginaba. Estar en uno de mis mejores momentos y en un club como este me hace sentir afortunado y orgulloso. Le doy mucho valor a todo, a cada momento en el club y en la vida. En estos 26 le doy las gracias a toda la familia y al entorno, que son parte de mí y de este recorrido. El fútbol es mi vida. Durante las 24 horas pienso en esto y cuando los partidos no van bien, los días son malos. Cuando van bien disfrutas, pero ya estás preparado para el siguiente. Yo vivo y duermo pensando en fútbol, pero lo mas importante ahora es cuidarnos y estar sanos, para que las familias sufran lo menos posible", recuerda refiriéndose a los momentos duros que vivimos a causa de la pandemia de coronavirus.

Óliver Torres tiene claro que la temporada acaba de empezar y que el Sevilla aún le queda mucha guerra que dar. "Sabemos que lo que envuelve el fútbol es eso, y es normal. Lo único claro es lo que está dentro de la ciudad deportiva, cómo se prepara el equipo y lo unido que está. En algunos partidos, los resultados tenían que haber sido otros, igual que el año pasado ganábamos muchos partidos. Ni antes éramos candidatos a LaLiga ni ahora somos el equipo que nadie esperaba. Seguiremos trabajando y levantándonos cuando haga falta. Ese es el secreto. Mantener el bloque es algo importante. Ya sabemos la idea del entrenador, nos entendemos con una mirada y sufrimos cuando las cosas no van bien, pero de todo se sacan cosas positivas. Esa conexión que nos ha hecho sonreír tanto tiene que unirnos más cuando vengan mal dadas para seguir consiguiendo cosas".

El futbolista extremeño no olvida la selección pese a que hace tiempo que no viste la camiseta roja del equipo nacional, con el entorchado que aún le falta en la absoluta: "Mi mentalidad era la de ser capitán de la selección. Todos tenemos esa ilusión y tenemos que trabajar con esa motivación. Luego por el camino pueden pasar cosas y que no se dé. Con 26 años, tras pasar por todos sus escalafones inferiores, me gustaría ir con la selección y con la camiseta del Sevilla, pero de nada vale hacer análisis del pasado. El momento es ahora, estoy donde quiero estar y eso es lo más importante. Es una oportunidad para volver a ser feliz".

Óliver recuerda la Europa League y su papel desde el banquillo. "Ganar títulos está muy bien y con protagonismo mucho más. En los últimos partidos no pude sumar, lo intenté desde donde me tocaba, pero me siento preparado para hacerlo sobre el césped. Me centro en darle valor a cada oportunidad y siendo consciente de que volverán a aparecer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios