Sevilla FC

Gnagnon se ejercita con el grupo en el entrenamiento

Gnagnon, muy sonriente, tira de un tensor junto a Rekik, este martes. Gnagnon, muy sonriente, tira de un tensor junto a Rekik, este martes.

Gnagnon, muy sonriente, tira de un tensor junto a Rekik, este martes. / SFC

Joris Gnagnon se ha incorporado a los ejercicios grupales de la plantilla del Sevilla. Por primera vez desde el regreso de su cesión al Rennes, se han podido ver imágenes del jugador junto a sus compañeros.

En las imágenes difundidas por el Sevilla a través de su cuenta oficial, Gnagnon aparece muy sonriente entre Carlos Fernández, Óliver Torres y Rekik, realizando una de las partes del circuito físico que ha programado el cuerpo técnico de Julen Lopetegui para este martes.

Gnagnon ha estado apartado siguiendo un plan específico físico, debido a que regresó con sobrepeso después de estar más de medio año parado, ocho meses ya, desde que se cancelase la Ligue 1 francesa en marzo, por el coronavirus. El Rennes, que jugaba la Europa League pero no pasó de la fase de grupos, no volvió a jugar.

Julen Lopetegui y Monchi han estado enviándole a Gnagnon constantes mensajes de motivación para que acelerara su puesta a punto, antes de incorporarse al trabajo habitual y rutinario con el grupo. "Depende también un poco de él, que sea capaz de convencer al entrenador", dijo en septiembre el director general deportivo.

El propio futbolista también usó las redes sociales hablando de que iba a ganar esa guerra que tenía consigo mismo para obtener un estado de forma mínimamente aceptable antes de poder ser considerado como una pieza más.

Ahora se verá cuál es la evolución de Gnagnon, si no hay paso atrás en esa evolución positiva. Pero su imagen junto a los compañeros ya es una grata noticia.

Lopetegui le dijo hace poco que tendría que "seguir mejorando y esperar su momento". El parón puede servir para que el futbolista acentúe su mejora física y se ponga al nivel competitivo de sus compañeros, algo que podría retardarse dad su merma tras tantos meses sin competir.

Ese déficit de competición por el largo periodo sin jugar, unido a la propensión del jugador a perder la forma física y ganar peso y a su peculiar fisonomía pesada han propiciado un contexto extraño. 

Lógicamente, al haber estado apartado poniéndose en forma incluso con un preparador físico específico en su domicilio, no el central francés, de grandes cualidades técnicas y escasa disciplina física, no ha entrado en ninguna de las convocatorias hasta ahora del Sevilla, que lleva ya 12 partidos oficiales desde que empezó la nueva temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios