Sevilla-Athletic El mejor plan es no parar

  • El sevillismo mira al futuro ilusionado con lo que sus gestores prometen y para los de Lopetegui la única receta es seguir ganando.

  • Jesús Navas cumplirá 500 partidos oficiales con la camiseta del Sevilla.

Una imagen del entrenamiento a puerta abierta que celebró el Sevilla en el estadio. Una imagen del entrenamiento a puerta abierta que celebró el Sevilla en el estadio.

Una imagen del entrenamiento a puerta abierta que celebró el Sevilla en el estadio. / Antonio Pizarro

El concepto de moda en el Sevilla es “plan estratégico”. Es lo que vienen repitiendo los gestores de la entidad, desde el presidente, José Castro, hasta el director general, José María Cruz, y pasando –cómo no– por Monchi, el director general deportivo. Una promesa de crecimiento hasta equipararse incluso con la élite máxima pese a que los presupuestos de Real Madrid y Barcelona multiplican por cinco el del Sevilla. Hay quien se atreve a mentar hasta un título de Liga y no ha sido cuestión de un comentario aislado, sino que ha sido repetido, con consciencia de realidad y arrojo suficiente como de quien habla con conocimiento de causa.

Para la afición, que no es tonta pero que también tiene su corazoncito, eso suena ahora mismo a brindis al sol, pero bueno, ya se verá y si ese plan estratégico da los frutos esperados, quién sabe hasta dónde puede llegar el Sevilla teniendo a Monchi sacando conejos de la chistera como si no hubiera un mañana.

Pero ya entrando de puertas adentro en el vestuario los pies están en el suelo. Ahí el único plan estratégico que vale es ganarle hoy al Athletic en el regreso a la competición tras el parón navideño. Bien hace Julen Lopetegui cada semana –por muy desaborido que suene– en rechazar de plano cualquier reflexión de futuro y centrarse en el día a día, pues no están muy lejos las experiencias de técnicos a los que se les llenaba la boca de objetivos para después regalarle a la afición una pequeña decepción cuando llegan los meses en que empieza a apretar el calor.

Hoy el Sevilla vive un gran momento deportivo pese a que abrir un debate por todo lo que se menee se haya convertido en el deporte más practicado por los aficionados del club, que, a diferencia de antaño, tienen ahora un altavoz en las redes sociales en el que miran muchísimo más de lo recomendable los que tienen la responsabilidad de tomar las decisiones. Tercero en la tabla sólo antecedido por los dos colosos del fútbol nacional, ni siquiera el Atlético aguanta de momento el ritmo de este equipo que, eso sí, debe apretar los dientes cada domingo para que el globo dure inflado el mayor tiempo posible.

Alineaciones posibles. Fuente: elaboración propia. Alineaciones posibles. Fuente: elaboración propia.

Alineaciones posibles. Fuente: elaboración propia. / Dpto. de Infografía

La visita del Athletic en esta extraña franja televisiva de viernes va a ser otra prueba para un grupo en el que ya empiezan a sacar cabeza jugadores en el mercado. Primero fue Ocampos quien levantó las orejas de más de un grande y ahora ha sido Diego Carlos el protagonista de los rumores siempre rimbombantes de los tabloides británicos.

La situación sería idílica si no fuera por el inconformismo de esa parte de la grada (numerosa, todo hay que decirlo) que no quiere a De Jong ni en pintura y que protesta porque Rony Lopes no juega ni tampoco lo hace Dabbur. Como si a Lopetegui, el hombre, le permitieran alinear a más de once futbolistas en un partido. Evidentemente, con Ben Yedder en la plantilla posiblemente el Sevilla llevaría más goles anotados –o no– aunque no necesariamente más puntos.

Hoy faltará Reguilón por sanción y Jesús Navas batirá otro récord para la historia al ser el primer jugador –y el último en muchos años si es que sale otro– que llegue a disputar 500 partidos oficiales con esta camiseta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios