El futuro de Lenglet entre el Sevilla y el Barcelona

Un temor con fecha fijada

  • El Sevilla espera la decisión de Lenglet sobre su futuro, abocada a que llegue el 1 de julio

  • El Barça, a efectos contables, desea incluir la operación en el ejercicio 18-19

Lenglet se agarra a Berizzo tras consumarse el heroico 3-3 ante el Liverpool. Lenglet se agarra a Berizzo tras consumarse el heroico 3-3 ante el Liverpool.

Lenglet se agarra a Berizzo tras consumarse el heroico 3-3 ante el Liverpool. / antonio pizarro

En el Sevilla no existe la sensación de que Lenglet vaya a quedarse en Nervión ni que vaya a jugar la próxima temporada en el Barcelona, sino todo lo contrario. El defensa francés, hasta el momento uno de los hombres del mercado del verano que está a unos días de dar comienzo oficialmente, se reunió a principios de semana con Joaquín Caparrós y Machín a instancias del club, que querían conocer las inquietudes del futbolista pretendido por los técnicos del Barça a tenor de la dimensión que han ido tomando los rumores e informaciones sobre su futuro más inmediato, fundamentalmente procedentes de la prensa catalana.

Lenglet le comunicó al Sevilla que aún no ha tomado una decisión sobre su futuro pese a que en Barcelona desde hace un mes se dice que ya ha dado el sí a vestir de azulgrana la campaña próxima y emplazó a sus dirigentes a dar una respuesta una vez pasado el 30 de junio.

Esto, inquietantemente, coincide con ciertas informaciones acerca de que el Barcelona, a efectos contables, quiere incluir la operación de traspaso del francés en el próximo ejercicio 18-19, es decir, que no podrá ser oficial hasta el 1 de julio, por lo que el Sevilla teme que la marcha del futbolista sea un hecho y que tenga incluso ya una fecha fijada.

De todas formas, también existe en la tercera planta del Sánchez-Pizjuán la sensación de que el jugador ciertamente no tiene aún despejado del todo su futuro. Por un lado tiene claro que está ante el tren de su vida y por otro sabe que con Umtiti y Piqué tampoco tiene asegurada la titularidad en el Barcelona; es más, parte en clara desventaja. La oferta que le hace el Sevilla es ser un pilar fijo una temporada más en la que va a crecer y madurar más como futbolista en un club que conoce bien.

Mientras, ayer publicó la prensa británica que los agentes de Lenglet se reunieron también en Londres con la mano derecha de Roman Abramovich en el Chelsea, Marina Granovskaia, y que los blues le garantizan al francés ser titular este año. El cuadro londinense se uniría así al Manchester United en lo que se ha convertido ya en una carrera por contar con sus servicios.

En cualquier caso, de una forma u otra, al Sevilla le toca esperar y cruzar los dedos, aunque siempre sabiendo que si el jugador decide afrontar un futuro fuera de Nervión será a cambio de los 35 millones de euros que figuran en su cláusula.

La única preocupación del Sevilla es que el asunto no se demore demasiado para poder acometer con tiempo el fichaje de un sustituto de garantías para el centro de la defensa, amén de que se trata de un puesto en el que han de llegar más de un refuerzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios