Coronavirus

Elecciones en pandemia: así votarán el domingo gallegos y vascos

  • Mascarillas, gel hidroalcohólico, mamparas y mucho voto por correo son las claves de unas autonómicas marcadas por los rebrotes.

Vascos y gallegos acudirán a las urnas con las medidas de seguridad establecidas. Vascos y gallegos acudirán a las urnas con las medidas de seguridad establecidas.

Vascos y gallegos acudirán a las urnas con las medidas de seguridad establecidas.

Corrían ya rumores de guerra. Precampaña electoral cuando el coronavirus irrumpió en España para darle la vuelta a todo, también a la política, que se frenó en seco en Galicia y País Vasco a los pocos días de empezar a calentar motores para unas elecciones autonómicas que, finalmente, se celebrarán este domingo, 12 de julio, en medio de los rebrotes y de la incertidumbre sobre el grado de participación en el sufragio.

Gallegos y vascos están llamados a las urnas el domingo. Los presidentes autonómicos Alberto Núñez Feijoo e Íñigo Urkullu decidieron en mayo fijar esa fecha para retomar las elecciones confinadas con la idea de que el comienzo del verano era menos peligroso que cualquier otra fecha del año.

Obviamente no sabían cómo iba a estar el panorama que, aunque controlado, ha disparado el miedo entre los ciudadanos, que siguen con muchas dudas sobre si ir o no a votar, aunque muchos han decidido que lo harían desde casa. Se trata de unas elecciones sin precedentes, tanto por la paralización del proceso de marzo como por las extraordinarias medidas de seguridad que acompañarán el voto.

Galicia

En Galicia habrá mamparas en las mesas, el DNI se deberá depositar en una bandeja (para evitar tocarlo) y, por supuesto, habrá que votar con mascarilla y tratando de guardar siempre la distancia de seguridad. Se recomienda ir a votar temprano, a sabiendas de que las primeras horas del día suele ser cuando menos gente va a los colegios y con la mirada puesta en evitar aglomeraciones y colas. El día es muy largo y hay horas suficientes para ir a votar tranquilos.

También habrá geles hidroalcohólicos en los colegios, que serán de uso obligado antes de tocar los sobres, salvo que por alguna razón no el votante no pueda utilizar estos productos, en cuyo caso deberá llevar guantes. ¿Cómo identificarse correctamente con una mascarilla puesta? Pensarán algunos. Obviamente, es imposible, así que durante la identificación del votante, este deberá retirársela de la cara.

Los vocales, presidentes, interventores de la mesa y los apoderados de los partidos también tendrán sus propias medidas de seguridad, como la citada mampara y mascarillas disponibles para cambiarlas cada 4 horas. La Xunta gallega ha previsto contratar personal exclusivamente para vigilar que se cumplen estas medidas de seguridad.

País Vasco

En el caso del País Vasco, el gobierno autonómico también ha dispuesto algunas medidas especiales. Las mascarillas, mamparas, geles y demás también serán de uso obligado, y se han previsto otras actuaciones como marcas señalizadoras de la distancia de seguridad en el suelo, la limpieza exhaustiva y continua de las instalaciones y el establecimiento de controles de acceso a los colegios para asegurar el aforo máximo.

Los miembros de la mesa llevarán mascarilla quirúrgica durante toda la jornada y durante el escrutinio se añadirán los guantes, además de protección especial FFP2. No habrá ningún ‘extra’ por el riesgo: a quienes les toque estar en la mesa en estas elecciones se les pagará lo mismo de siempre.

Voto por correo

Ni el gobierno gallego ni el vasco han indicado que se lleven los sobre preparados de casa, pero a quien le guste la intimidad le convendrá saber que no habrá cortinas en las cabinas de votación. La previsión, hablando de sobres, es que se multiplique el voto por correo. Casi 200.000 electores de ambos territorios han solicitado votar a distancia, lo que supone un incremento del 52% en Galicia y nada menos que el 129% en el País Vasco.

Las solicitudes se cerraron el pasado día 2 de julio, por lo que hay un buen número de personas que no podrán votar aunque quieran. Se trata de los vecinos de la comarca de A Mariña, en Lugo, sometida a un decreto de confinamiento. Las personas infectadas por Covid-19 que están aisladas perderán su fundamental derecho al voto el día 12, una cosa más que sumar a la larga lista de situaciones inesperadas y extrañas que ha traído consigo la pandemia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios