CONCIERTO Concierto de AC/DC en Sevilla, todos los detalles

Sucesos

Mueren dos personas atropelladas por un coche que huía de la Guardia Civil en Madrid

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, en el paseo de la Extremadura en Madrid.

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, en el paseo de la Extremadura en Madrid. / Zipi Aragón

Dos hombres de 72 y 81 años han muerto este jueves atropellados por un conductor que huía de la Guardia Civil en el Paseo de Extremadura de Madrid, donde han resultado heridas al menos cinco personas, según informa Emergencias Madrid. 

Según han informado fuentes de la investigación, una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico ha dado el alto al vehículo al detectar que en el vehículo viajaba un bebé en brazos de un adulto y el conductor ha emprendido la fuga a toda velocidad, arrollando a varios viandantes en su huida. Los hechos han ocurrido poco antes de las 13:00 horas. 

El conductor es un varón de 31 años al que busca la Policía y que huyó a pie, según informan a Europa Press fuentes policiales. Hay otros dos ocupantes detenidos en el lugar de los hechos, entre Paseo de Extremadura y la calle Saavedra Fajardo: un varón herido con contusiones y una mujer que viajaba junto a un bebé de ocho meses, estos dos últimos ilesos.

Fuentes policiales señalaron minutos después del atropello mortal que en el mismo estaban implicados delincuentes comunes, descartando la motivación terrorista.

Dos muertos y varios heridos

El primer atropello mortal ha tenido lugar a la altura del número 154, donde ha arrollado a un varón de 72 años.

SAMUR-Protección Civil ha confirmado su muerte y ha atendido en el lugar a tres personas heridas: un matrimonio de unos 65 años, dado de alta en el sitio, y a una mujer de 90 años, trasladada al hospital para su valoración.

El conductor ha seguido su huida y a la altura del número 88 ha embestido a un hombre de 81 años, cuyo fallecimiento también ha confirmado el SAMUR-Protección Civil. Según testigos presenciales, el hombre cruzaba un paso de cebra cuando ha sido arrollado.

Los cuerpos de emergencias han atendido a otras dos personas al inicio del paseo, una por contusiones leves y otro por una crisis de ansiedad.

Varios psicólogos se han desplazado al lugar para atender a los familias y comunicar la noticia de los fallecimientos. 

Coche detectado a media mañana

Según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, el coche modelo Mercedes fue detectado a las 12:50 horas en el kilómetro 6,406 de la A-5, en Leganés, viajando en su interior un menor que iba en brazos de un adulto, sin la sujeción reglamentaria.

La Guardia Civil le dio el alto y emprendieron una huida por la M-406 (Alcorcón-Getafe), para circular a continuación por la A-4098 y la M-50, hasta llegar al Paseo de Extremadura.

Fue en esta vía de la capital donde se registraron los atropellos poco antes de las 13:00 horas en tres localizaciones distintas, provocando la muerte de dos personas y heridas en otras cinco.

La Policía Local asume la investigación

En declaraciones a los medios desde el lugar del arrollamiento, Fernando Argote Cardeñosa, comisario de la Policía Judicial de Tráfico de Policía Municipal de Madrid, que se ha hecho cargo de la investigación, ha explicado que el conductor del vehículo ha logrado huir del lugar, según los primeros indicios, y se trata de localizarle.

En este sentido, el comisario, que ha pedido prudencia al estar "en plena investigación", ha explicado que se trata de un vehículo "que venía de lejos" y que se ha dado a la fuga de la Guardia Civil de Tráfico y en la huida ha arrollado a estas personas.

"A partir de ahora, lo que vamos a hacer es todo el trabajo necesario por parte de Policía Judicial de Tráfico de Policía Municipal de Madrid, para al final poder determinar cómo ha sido, las causas, las consecuencias, todo lo que haya, porque lo que hay son dos víctimas que son las que creo que debemos de hacer justicia", ha subrayado.

Así, ha explicado que se revisará exhaustivamente el turismo implicado para su inspección y búsqueda de huellas y pistas. A simple vista, ha indicado, el estado en el que ha quedado el parabrisas, apunta a que "no iba a velocidad bajita".

"Lo que vamos a hacer es una investigación lo más exhaustiva posible para que al final tanto Fiscalía como el Juzgado determinen si ha podido ser una imprudencia o no, o ha podido ser algo intencionado. Pero según todos los visos y hasta si quieren me mojo, es una imprudencia", ha indicado el comisario, que ha precisado que imprudencia no significa accidente. "Es un siniestro que se podría haber evitado y de unas personas que se han dado que han huido de un vehículo", ha explicado.

Testigos subrayan la velocidad del vehículo 

Testigos del atropello múltiple han subrayado la velocidad a la que circulaba el vehículo y la violencia de los impactos. En concreto, José Luis Atencia y Verónica Lenis, que circulaban en moto en el momento del suceso, han explicado a Europa Press que se encontraban parados en un semáforos en rojo cuando han visto cómo les rebasaba el Mercedes que ha atropellado a las víctimas "a 140 kilómetros por hora" y han oído un "fuerte golpe".

En ese momento, el vehículo de Policía que perseguía al Mercedes se ha detenido a atender a una de las personas atropelladas, según han explicado, tras lo que han observado al vehículo "haciendo eses" a velocidades de "140 ó 150 kilómetros por hora" hasta que se ha detenido.

Veinte metros más adelante, ha explicado Atencia, se han encontrado con otra víctima del atropello, un hombre "tirado en el suelo" junto al que se encontraba su mujer, la cual estaba "destrozada" y "llorando".

Su primera intuición ha sido, reconocen, que los ocupantes del vehículo "venía de robar algo" y la Policía "lo estaba persiguiendo". Asimismo, han reconocido la "preocupación" por sus familiares que residen en el barrio y que podrían encontrarse en la zona en ese momento, al tiempo que han señalado la experiencia como "muy desagradable". 

Por su parte, Lorena Arenas viajaba en autobús cuando, justo antes de llegar a la parada de Puerta del Ángel, escuchó gritos, así como un fuerte golpe y algo que salía volando.

Esta testigo ha subrayado el estado de "ansiedad" en que se encontraba la mujer de uno de los fallecidos, hasta el punto de que "se la han tenido que llevar en ambulancia".

"Lo primero que he hecho ha sido pensar en mi abuela, que estaba por la zona, y me he puesto a llorar", ha admitido Lorena Arenas.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios