Sociedad

Cómo ha afectado la pandemia de la covid-19 a la natalidad

España ha sido uno de los países más castigados por la pandemia.

España ha sido uno de los países más castigados por la pandemia.

Las pandemias han demostrado, a lo largo de los siglos de historia, que han traído consigo cambios significativos en las sociedades. El Covid-19, que nos ha golpeado en pleno siglo XXI, además de acarrear innumerables muertes, ha desencadenado una bajada notable de la natalidad

Así lo ha demostrado un estudio liderado por la Universidad Bocconi, en Italia, donde se ha confirmado que la llegada de la covid-19 está relacionada con un descenso de las tasas de natalidad en los países de renta alta. Los resultados, publicados en la revista PNAS, revelan que los nacimientos disminuyeron especialmente en el sur de Europa, como es el caso de España.

La muestra de este estudio se ha basado en 22 países de renta alta, entre los que figuraban Estados Unidos, Israel, Singapur, Corea del Norte, Japón y varios europeos, como España. Compararon las tasas brutas de natalidad mensuales datadas desde noviembre de 2020, nueve meses después de ser declarada la pandemia, hasta marzo de 2021, con las del mismo periodo un año antes. 

Arnstein Aassve, primer firmante de la investigación, ha declarado a la revista SINC que "las diferencias entre países atienden a varias razones. Una de ellas es el alcance de la pandemia, diferente en cada país. Por ejemplo, en Estados Unidos hay registros de concepciones entre febrero y marzo. En ese momento, la enfermedad aún no había cobrado ahí toda su fuerza. Sin embargo, territorios como Italia y España estaban ya en pleno estado de alarma".

España, a la cola de la natalidad

Aunque el número de recién nacidos sufrió una caída en la mayoría de los países estudiados, lo cierto es que los peores puestos lo ocuparon las nacionalidades del sur de Europa. Así, las tasas brutas de natalidad descendieron un 9,1 % en Italia, un 8,5 % en Hungría, un 8,4 % en España y un 6,6 % en Portugal. 

Por otro lado, y aunque no demasiados significativos, se hallaron valores positivos en Eslovenia, Corea del Sur, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Suecia, Alemania, Países Bajos y Suiza.

Los países que cuentan con estrategias políticas de ayuda a las personas a hacer frente a los problemas que pueden surgir de una pandemia, se ven menos afectados por este tipo de crisis

Respecto a los datos arrojados por el estudio, Aassve se ha apresurado a aclarar que "tener hijos forma parte de una estrategia de planificación a largo plazo, y es muy costoso. Es cierto que el alcance de la pandemia fue menos grave en los países nórdicos. Pero, al mismo tiempo, sus habitantes saben que la protección social es más fuerte en caso de que pierdan su empleo como consecuencia de esta situación".

De esta forma, aquellos países que cuentan con estrategias políticas de ayuda a las personas a hacer frente a los problemas que pueden surgir de una pandemia, se ven menos afectados por este tipo de crisis. Además, a todo esto hay que añadir la situación precaria que la población en edad fértil lleva viviendo durante varios años en España: alquileres abusivos, trabajos inestables y sueldos precarios, unas condiciones que ya llevan marcando un descenso considerable en los planes de natalidad de la ciudadanía española. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios