Vacunación

Efectos secundarios de la vacuna de Pfizer contra el Covid-19: ¿hay que preocuparse?

La vacuna de Pfizer y BioNTech La vacuna de Pfizer y BioNTech

La vacuna de Pfizer y BioNTech / Zsolt Czegledi, EFE

La vacuna de Pfizer/BioNTech ha sido la primera en llegar a nuestro país una vez autorizada por la Comisión Europea, tras la rigurosa revisión a la que todas las vacunas se someten por parte de la Agencia Europea de Medicamentos.

Tras la última actualización, los datos de las personas actualmente vacunadas con la vacuna de Pfizer/BioNTech ascendían a 2.331.940. Una de las inquietudes de los españoles ante la "rapidez" con la que se creó esta vacuna eran los efectos secundarios que podría producir, pero los recientes estudios y constantes actualizaciones nos aseguran de que no hay nada de lo que preocuparse.

El Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H) realiza una valoración permanente de los acontecimientos adversos notificados en España tras la vacunación. Una vez revisados los datos disponibles, no se ha identificado ninguna reacción adversa hasta ahora desconocida que pueda ser motivo de preocupación.

Menos de un 0,2% de acontecimientos adversos

Hasta el día 24 de enero, se habían registrado en la base de datos FEDRA un total de 1.555 notificaciones de acontecimientos adversos, lo que correspondería a 137 notificaciones por cada 100.000 dosis administradas. El 89% han sido comunicadas por profesionales sanitarios, y el 11% por ciudadanos. 

La mayoría de las notificaciones corresponden a mujeres (82%) y a personas de entre 18 y 64 años (85%).

Efectos secundarios leves y habituales

Los efectos adversos observados en los ensayos clínicos de las vacunas frente al COVID-19 se pueden consultar en el prospecto y la ficha técnica de cada vacuna disponible en la web del CIMA.

Por lo general, todos los medicamentos, incluidas las vacunas, pueden desencadenar reacciones adversas leves (como fiebre o dolor en el lugar de la inyección) o, con menor frecuencia, otras más graves (como anafilaxia). Los efectos secundarios reconocidos por Sanidad que se han observado tras la vacunación contra el coronavirus, no son más que los típicos efectos adversos que podría producir cualquier vacuna.

  • Efectos adversos muy frecuentes (más de 1 de cada 10 personas): dolor o hinchazón en el lugar de la inyección, cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, fiebre leve.
  • Efectos adversos frecuentes (hasta 1 de cada 10 personas): enrojecimiento en el lugar de la inyección, náuseas.
  • Efectos adversos poco frecuentes (hasta 1 de cada 100 personas): aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, malestar, dolor en la extremidad, insomnio, picor en el lugar de la inyección.

Los efectos adversos raros o más graves son muy poco frecuentes, y con los datos de vacunación actuales no existe un estudio en profundidad, pero no varían respecto a los que podría provocar cualquier otro tipo de vacuna. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios