Bulos en redes sociales

Las mascarillas no provocan infecciones... si se renuevan

  • Grupos contra las mascarillas difunden un vídeo que alerta sobre las bacterias que acumulan estos productos

  • Esas bacterias solo aparecen con un uso inadecuado

Mascarillas de tela Mascarillas de tela

Mascarillas de tela

Las mascarillas que son usadas correctamente, sustituidas con la frecuencia que aconsejan los fabricantes o desinfectadas si son reutilizables, no provocan infecciones debido a una posible proliferación de bacterias, en contra de lo que aseguran contenidos compartidos en redes sociales.

Así lo han confirmado expertos a EFE después de que, en los últimos días, se haya viralizado un vídeo publicado en Instagram por una farmacéutica madrileña en el que se muestran los cultivos bacterianos que pueden crecer en una mascarilla.

La mayoría de las visitas al vídeo proceden de cuentas desde las que se incita a la población a no usar mascarillas, pese a que la autora ha lamentado esa repercusión, ya que ella solo insta a que no se usen mascarillas de forma inadecuada, sin renovación o desinfecciones periódicas.

“Yo no estoy en contra de usar mascarillas, hay que usarlas con sensatez”, aclara esta farmacéutica, Marisa García Alonso, en un vídeo posterior publicado en su cuenta de Instagram.

Ver esta publicación en Instagram

Intento dar un poco de luz al uso sensato de mascarillas. Nuestro cuerpo tiene más genes de microorganismos (bacterias, hongos, arqueas, virus, protozoos...) que genes humanos. Pero vivimos en equilibrio y nos ayudamos mutuamente. - cuando se pierde el equilibrio de los crecimientos de bacterias (en este caso) en las diferentes partes del cuerpo, estamos más vulnerables. En el laboratorio a menudo encontramos Streptococcus pneumoniae en la garganta de personas que no tienen síntomas, porque no les ha llegado a causar ninguna patología, sin embargo, si está bacteria crece demasiado, podría provocarnos neumonía. - Mi amiga Cristina, gigante dermatóloga, me decía ayer, “claro! Esto de llevar la mascarilla días y días sin lavarla o desinfectarla es como no cambiarse de bragas!” Jajajaja! Pues aunque suene feo, es así!! Nuestro cuerpo está lleno de bacterias y ellas nos protegen, pero si se da un desequilibrio de las proporciones de las mismas en la boca, intestino, vagina, etc, se producen enfermedades. - Me gustaría que hiciéramos uso consciente de las mascarillas o el Planeta volverá a estar muy contaminado. Y que no las tiremos al suelo. Mejor quizá sea usar las de tela, y si tenemos otras que debamos usar por más de un día, desinfectemosla. - Esta semana volveré a sembrar mascarillas usadas antes y después de desinfectarlas de diferentes formas. - y finalmente, cuando a una mascarilla quirúrgica o Ffp2 la llenas de agua y la rocías con alcohol (en este caso además lleva aceite esencial de Ravintsara que es un potente antiviral, y árbol del té) el agua atraviesa la mascarilla. Pero al secarse la mascarilla. Recupera casi completamente su integridad y el agua ya no la atraviesa. No sé cuantas veces se puede llegar a hacer. Hasta que ya deje de servir. Las quirúrgicas. Ya sabemos que son las menos fuertes y pronto hay que tirarlas A LA BASURA. Gracias por leer hasta aquí!! Hasta pronto 👋👋

Una publicación compartida de Marisa García Alonso (@marisagalonso) el 20 Jul, 2020 a las 12:11 PDT

La portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), María del Mar Tomás, explica que en la literatura científica “no se han descrito estudios de incremento de infecciones bacterianas o víricas asociadas al uso correcto de mascarillas”. Tomás, microbióloga e investigadora del Hospital A Coruña, apunta además que no cambiar los cubrebocas desechables podría poner en peligro el efecto protector e incluso aumentar el riesgo de infección.

El coordinador del área de Enfermería Respiratoria de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), David Díaz Pérez, señala que si bien “cualquier tipo de mascarilla se puede comportar como vector de transmisión de patógenos”, esto no es óbice para que “sin duda” la mascarilla sea “un elemento importantísimo para frenar la transmisión del coronavirus”.

Díaz cree que “no existen estudios de calidad que permitan establecer una relación de uso de mascarilla con infección por otros patógenos como el neumoco” y explica que “es una bacteria que se puede encontrar en la boca y la faringe de las personas sanas, sobre todo en niños y en personas mayores de sesenta años”, cuya “transmisión es a través de gotas de saliva, similar al coronavirus”, por lo que incluso "el uso de la mascarilla sirve para frenar la transmisión de esta bacteria”.

“Sin duda, abogamos por el uso obligatorio de la mascarilla en población general tanto en espacios abiertos se pueda o no mantener la distancia física de seguridad así como en entornos cerrados, ya que incluso peor que tener una mascarilla sucia o en malas condiciones es no llevar mascarilla”, subraya el representante de la Sociedad de Neumología.

Ni en la SEIMC ni en la SEPAR tienen constancia de un aumento de casos de infección por neumococos u otras bacterias desde que las mascarillas son más usadas, en los últimos meses.

Javier García, neumólogo del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid y vocal de Atención Especializada y Hospitales del Colegio Oficial de Médicos de Madrid (Icomem), dice que “la mascarilla no es algo aséptico” y también puede verse afectada por los microorganismos. Así, García explica que “en las secreciones de la nariz y la boca hay gérmenes habituales” que pueden contaminarlas, pero, añade: “No nos causarán problemas salvo que tengamos el sistema inmunológico muy debilitado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios