Previsión meteorológica

Un verano caluroso, pero no extremo

  • Se descartan olas de calor duraderas y aminora el riesgo de incendios graves.

Bañistas en Isla Canela. Bañistas en Isla Canela.

Bañistas en Isla Canela. / Canterla

Comentarios 1

La primavera inestable y plagada de tormentas y lluvias dejará paso a un verano no tan caluroso como venía siendo habitual en los últimos años. 

En el suroeste peninsular se esperan unas temperaturas por debajo de lo normal, al igual que en las Islas Canarias. En cambio, el mercurio marcará hasta un grado más en el nordeste y algunas zonas del centro peninsular (Aragón, Cataluña, Navarra, La Rioja, País Vasco, norte de la Comunidad Valenciana, este de Castilla y León y Madrid). En el resto del país, las temperaturas estarían dentro de lo normal.

Hará calor, sí, pero sin las temperaturas extremas y de récord que se han vivido otros años.

¿Por qué?

La mayor frialdad de las aguas del atlántico tropical desencadenará esta situación, que no se daba desde 1994.

Al encontrarse esta zona bajo un anticiclón bien estancado, se está produciendo más evaporación, intensificándose el régimen de los vientos en la zona y produciendo el afloramiento de aguas más profundas y frías.

Esto puede provocar que las intrusiones de masas de aire subtropical hacia España nos sean tan cálidas como otros años, consiguiendo que las temperaturas no sean tan elevadas y que haya anomalías negativas en el sur peninsular.

El hecho de que en el nordeste se tengan temperaturas ligeramente por encima de lo normal podría estar asociado a la influencia de altas presiones en el norte y este de Europa.

Lloverá 

Las precipitaciones aumentarán en zonas del norte y noroeste peninsular y tenderán a bajar en el nordeste, posiblemente asociado a esa influencia de las altas presiones en la zona.

La corriente el chorro podría ondularse en muchos momentos, a causa de un patrón de presión dominante en el norte de Europa de un anticiclón bien anclado y otro sobre las Azores. Esto podría producir entradas de precipitaciones sobre Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León y, puntualmente, a la Comunidad de Madrid.

Menor probabilidad de incendios

La parte positiva de este pronóstico sería la menor probabilidad de tener intensas y largas olas de calor (lo cual no quiere decir que no se produzcan, sino que son menos probables). El hecho de que las temperaturas se mantengan dentro de lo normal en muchas zonas o, incluso por debajo, también podría ayudar a que se tenga una menor probabilidad de incendios graves en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios