La Campaña 2020 Sevilla Sevilla: la escasez marca la campaña de verdeo

  • Con descensos de hasta el 50% en algunas variedades, Sevilla produjo 226.809 toneladas en la última campaña

Recogida de aceituna de verdeo en una explotación de la provincia de Sevilla. Recogida de aceituna de verdeo en una explotación de la provincia de Sevilla.

Recogida de aceituna de verdeo en una explotación de la provincia de Sevilla. / D. A.

La producción en la campaña 19/20 de aceituna de verdeo (o de mesa) tanto en Andalucía como en el territorio que, de largo, es el mayor productor de la comunidad autónoma, Sevilla, fue la peor de los 10 últimos años en cuanto a producción, situándose por debajo de las 300.000 toneladas (226.809). Ha habido un descenso generalizado, obviamente, también a nivel andaluz de las variedades producidas mayoritariamente en Sevilla, reduciéndose casi a la mitad la cosecha de Manzanilla y Gordal con respecto a la campaña anterior. El déficit hídrico ha determinado la producción y calidad de la campaña de verdeo, viéndose agravada esta situación por las incidencias climatológicas durante las últimas fases de maduración y recolección.

El dato positivo ha estado en que los precios pagados al agricultor han sido superiores a los de la campaña precedente, pero difícilmente ha compensado esta circunstancia a quienes no han tenido producción. Con todo, la campaña de comercialización 2018/19 ha sido un 6,6% superior a la precedente, gracias al ascenso de la exportación de Hojiblanca y Gordal, siendo Estados Unidos e Italia, como es habitual, los principales destinos de la exportación nacional, andaluza y sevillana; y destacando los incrementos logrados en otros mercados como Polonia, Canadá y Rusia). Igualmente, ha habido un descenso de las importaciones de aceituna desde otros países, debido a la mayor producción disponible.

los precios pagados al agricultor han sido superiores a los de la campaña precedente, pero difícilmente ha compensado esta circunstancia a quienes no han tenido producción

Estas son las principales líneas maestras recogidas en el informe final de campaña elaborado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, que resalta el déficit hídrico como el principal escollo que ha afectado a la campaña, pues ha determinado la producción y calidad de la misma. La incidencia de la climatología durante las últimas fases de maduración y recolección agravó la situación. Y es que el otoño de 2018 fue más lluvioso de lo habitual y eso permitió una cierta recuperación de unos olivos debilitados tras la abundante producción de la campaña anterior. Sin embargo, el déficit de lluvias invernal se mantuvo el resto del ciclo vegetativo, sin que las desiguales precipitaciones primaverales y las escasas aguas recogidas en septiembre, tras un verano totalmente seco, pudieran paliar sus efectos.

En el conjunto de la comunidad autónoma Se han producido 77.720 toneladas de Manzanilla, lo que representa un descenso del 56,1% respecto a la campaña anterior y es un 48,5% inferior a la media cosechada en el periodo 2011- 2018. En general, la aceituna verdeada ha presentado muy buenos-buenos calibres, pero han quedado sin verdear parcelas con fruto morado, arrugado y dañada por mosca. En cuanto a la variedad Gordal, se han recogido 20.510 toneladas, lo que representa un 52,2% menos que en la campaña anterior, siendo un 40,8% inferior que la media 2011-2018. Con una cosecha tan escasa, los calibres han sido muy buenos, y sólo en las parcelas más cargadas se han visto pequeños tamaños. En cuanto a la cosecha de Hojiblanca, ha sumado 216.150 toneladas, lo que representa un descenso del 13,2% respecto a la campaña anterior, y un 11,7% menos que la media cosechada en las últimas 8 campañas. La cosecha se ha presentado con buenos calibres, mejores que en anteriores ejercicios, y homogénea distribución, pero la incidencia de daños por mosca y pedrisco, así como el arrugado por falta de agua, se ha dejado notar en muchas zonas. El resto de variedades (Cacereña, Carrasqueña y Otras) han sumado 22.140 toneladas, una cantidad que es un 33,8% superior a la campaña anterior y se encuentra un 16,5% por encima de la media del periodo 2011-2018.

Recuperación de los precios en origen

Con estimaciones de cosecha por debajo de las necesidades de abastecimiento de la industria, se ha producido una recuperación de los precios en origen en todas las variedades, pero más especialmente en las que han tenido una producción más escasa. Los precios en general han sido ascendentes a lo largo de la campaña, aunque siempre en función de las calidades y calibres de las aceitunas. Así, Gordal ha marcado operaciones entre 0,92-1,4 €/kg, con un precio medio un 82% por encima del precio marcado en la pasada campaña. Manzanilla ha marcado operaciones entre 0,70-1,1 €/kg, siendo el precio medio un 36% más alto que la campaña anterior. Finalmente, en Hojiblanca el precio medio ha sido un 10% superior al marcado en 2018, oscilando entre 0,42-0,53 €/kg.

Por lo que respecta a la comercialización, con 440.400 toneladas de aceituna cruda comercializada, la última campaña fue un 6,6% superior al volumen comercializado en la anterior y un 6,4% superior al promedio de las campañas 2011 a 2018. La exportación experimentó un ascenso del 8,6% respecto a la campaña 2017/18, mientras que el mercado interior solo incrementó un 3%. Hojiblanca y Gordal han sido el motor del incremento de la comercialización, tanto en la exportación, como en el comercio interior, mientras que Manzanilla y otras variedades han sufrido el descenso en ambos mercados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios