Cartuja

Una calle-laboratorio en la isla del calor

Tras un año de trabajos previos, arranca en Sevilla un proyecto que persigue transformar la avenida Thomas Alva Edison en un espacio totalmente sostenible con un microclima que baje la temperatura varios grados. La iniciativa está dotada con cinco millones de euros, el 80% procedentes de fondos europeos para la innovación. Otro paso será abrir un proceso de participación para que la ciudadanía y las empresas aporten sus ideas para los futuros usos de ese nuevo espacio revolucionario.