'Smartphone'

Samsung presenta su nuevo teléfono plegable, el Galaxy Z Fold2

  • La compañía surcoreana lanza un dispositivo que mejora lo ya ofrecido en el primer Fold e incorpora funcionalidades del Z Flip

  • El Samsung Z Fold2, en imágenes

Vídeo promocional del Samsung Galaxy Z Fold2

Un diseño más refinado que el primer Fold, con una pantalla exterior más grande y una bisagra más pequeña, y funcionalidades heredadas del Z Flip como el modo flexible para acceder a opciones con el dispositivo medio abierto. Son algunos de los elementos que destacan del Samsung Galaxy Z Fold2, el nuevo teléfono plegable de la compañía surcoreana.

La firma mostró un primer vistazo del Fold2 en el evento de lanzamiento del Note20 a principios de agosto, pero la presentación propiamente dicha no ha sido hasta este martes, también en formato virtual como mandan los tiempos del coronavirus.

Para diseñar su tercer teléfono plegable, Samsung encuestó a usuarios de su primer modelo de esta categoría, el Fold, para averiguar cómo trabajaban con él y qué echaban en falta. Según esa encuesta, los usuarios de Fold aumentaron el tiempo en el que utilizaban varias aplicaciones a la vez, así como el dedicado a ver vídeos y jugar a videojuegos. Además, coincidían en otra cosa: prefieren usar un solo dispositivo para todo en lugar de alternar entre teléfono, tablet y ordenador.

El Samsung Galaxy Z Fold2, en imágenes El Samsung Galaxy Z Fold2, en imágenes

El Samsung Galaxy Z Fold2, en imágenes

Diseño: bisagra, pantallas y sonido

Lo primero que llama la atención del Z Fold2 es su pantalla exterior, que en el primer Fold se antojaba un poco escasa (4,6 pulgadas) y ahora ocupa prácticamente todo el frontal, hasta las 6,2 pulgadas (HD+ Super Amoled).

En cambio, la bisagra se ha reducido un 27% y ahora incorpora la técnica de barrido con la que cuenta el Z Flip para preservar el dispositivo de la suciedad que puede entrar por esa ranura al meter el teléfono en un bolsillo o en un bolso. La bisagra oculta (Hideaway) y flexible permite, como en el Z Flip, distintos grados de abertura, con ángulos desde 75 a 115 grados.

Una vez abierto, la pantalla principal también es un poco más grande, de 7,3 a 7,6 pulgadas (QXGA+ Dynamic Amoled 2X, Infinity Flex Display), lo que se ha conseguido reduciendo el marco, porque el tamaño del móvil es el mismo que el del primer Fold. La pantalla tiene una tasa de refresco de 120 Hz que es, además, adaptable al contenido que muestra para mejorar la duración de la batería (algo que Samsung ya había incluido en dispositivos anteriores). Hay distintos diseños de interfaz de la pantalla principal para que podamos escoger el que nos resulte más cómodo.

Los distintos colores de la bisagra del Samsung Galaxy Z Fold2 Los distintos colores de la bisagra del Samsung Galaxy Z Fold2

Los distintos colores de la bisagra del Samsung Galaxy Z Fold2

Además de las pantallas también se ha mejorado el sonido, con altavoces duales y placas de vibración mejoradas que proporcionan un audio excelente sin necesidad, según Samsung, de utilizar altavoces externos.

El Z Fold sale a la venta en dos colores, Mystic Bronze y Mystic Black. Se pueden escoger distintos colores para la bisagra y habrá también una edición limitada diseñada en colaboración con la firma de moda neoyorquina Thom Browne.

Cámaras, fotografía y vídeo

Otro de los puntos fuertes del Z Fold2 es el amplio abanico de posibilidades que ofrece para hacer fotos y grabar vídeos. Cuenta con una cámara frontal y otra en la cubierta, ambas de 10 megapíxeles, y una triple cámara trasera: ultra panorámica de 12 megapíxeles, gran angular también de 12 y con Super Speed Dual Pixel y un teleobjetivo de 12 megapíxeles.

Siendo un combinado de cámaras más que interesante, lo mejor quizás esté en el software, que incorpora, mejoradas, algunas de las funcionalidades que más llamaban la atención en el Z Flip.

Por ejemplo, el modo flexible que proporciona, al grabar vídeo usando las opciones profesionales, acceso a múltiples ajustes de imagen y sonido que se pueden modificar sin perder de vista lo que se está grabando. Con el teléfono semiabierto, en una pantalla se muestra la imagen que capturamos y en la otra, los ajustes. Siguiendo con los vídeos, el Z Fold2 cuenta con un encuadre automático controlable con gestos que hace que la cámara siga al protagonista de lo que se está grabando y se ajuste el encuadre si, por ejemplo, aparecen más personas en escena.

El Samsung Galaxy Z Fold2, en imágenes El Samsung Galaxy Z Fold2, en imágenes

El Samsung Galaxy Z Fold2, en imágenes

Por lo que respecta a las fotografías, el modo flexible facilita la toma de imágenes de grupo, de fotografías de larga exposición y de hiperlapses sin necesidad de trípode ni de un pulso firme. Samsung ha mejorado los sensores para proporcionar una iluminación automática y también ofrece mejor calidad de imagen (tanto en fotos como en vídeos) en el modo nocturno. La cámara ofrece una vista previa en la que se ve lo que vamos a fotografiar y el resultado, sin necesidad de salir de la aplicación de la cámara e ir a la galería. Eso se combina con otra de las características ya implementadas en el Z Flip, la vista previa dual. Al hacer una foto con el teléfono abierto, la pantalla exterior mostrará al fotografiado cómo va a ser la imagen que vamos a tomar. El modelo puede además, con un gesto, hacerse un selfie al margen de lo que esté haciendo el fotógrafo.

El Z Fold2 añade además una funcionalidad introducida por primera vez en el S20: el modo de toma única, que permite grabar un vídeo corto del que el dispositivo extraerá automáticamente las mejores fotografías y pequeños clips listos para compartir con amigos o contactos, si lo deseamos.

La multitarea

La multitarea ya era uno de los puntos fuertes del primer Fold, y Samsung ha dado un paso más en ese campo en el Z Fold2, con interacciones intuitivas para que los usuarios puedan aprovechar al máximo las posibilidades de esta función tanto para el trabajo como para el ocio.

La ventana multitarea permite tener hasta tres pantallas divididas, con distintas aplicaciones o con la misma aplicación (por si, por ejemplo, tenemos que escribir un correo con datos que están en otro mensaje). Arrastrar y soltar entre las pantallas es más fácil, a la hora de hacer una captura de pantalla podemos escoger cuál de ellas queremos guardar y cada aplicación ofrece miniaturas con diálogos para que sea más fácil actuar con ellas.

Multitarea en el Samsung Galaxy Z Fold2 Multitarea en el Samsung Galaxy Z Fold2

Multitarea en el Samsung Galaxy Z Fold2

Y para quienes tengan unas manos no demasiado grandes, el Z Fold2 ofrece un diseño de ventana emergente que hace más cómodo ejecutar acciones sin tener que desplazarse a los bordes de la pantalla.

Samsung ha optimizado sus aplicaciones nativas para aprovechar al máximo las distintas configuraciones que ofrece el diseño del Z Fold2, lo que se combina con la colaboración con compañías como Google (Duo, por ejemplo, adapta lo que muestra en la pantalla en función de cuántos interlocutores participen en la conversación) o la establecida el año pasado con Microsoft, que ha optimizado su suite de aplicaciones para que la experiencia sea muy similar a la de un ordenador y que, en combinación con Windows, muestra además las aplicaciones del móvil en el PC.

Precio y disponibilidad

El Samsung Galaxy Z Fold2 llegará al mercado el 18 de septiembre pero ya se puede reservar en la web de la marca. Tiene un precio de 2.009 euros y se presenta en una única configuración: 256 GB de capacidad, 12 GB de RAM y conectividad 5G. Tiene además con una batería de 4.500 mAh, carga rápida y dos ranuras para tarjetas SIM.

La compañía añade un año de protección contra grietas, roturas y daños y una sustitución gratuita de pantalla durante ese primer año, así como atención telefónica personalizada

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios