Crónica de la final 'MasterChef Celebrity 5'

Raquel Meroño es la imprevista ganadora de 'MasterChef'

  • La actriz venció con un menú fusión entre España e Indonesia muy trabajado, con Flo de finalista en el duelo al que unos olvidos y descuidos le pusieron en bandeja la victoria a la rival

  • Josie, el favorito por deseado en la cena decisiva, se quedó en puertas  y Nico, que había sido dado por ganador, bajó los brazos en la prueba de exteriores

Raquel Meroño en la elaboración de su complejo postre, volcán con sorpresa de mango Raquel Meroño en la elaboración de su complejo postre, volcán con  sorpresa de mango

Raquel Meroño en la elaboración de su complejo postre, volcán con sorpresa de mango / RTVE

Ganó Raquel Meroño. No rimen nada más. MasterChef Celebrity 5 tiene a la actriz madrileña como nueva ganadora. Los que lo lean sin haber visto la final se habrán llevado una sorpresa, pero siguiendo la gala se entiende perfectamente que fuera una vencedora con todas las de la ley. Hizo un menú final sublime, de alta cocina, y se clasificó con esfuerzo en Cantabria, en un almuerzo con Revilla, cómo no, y Ana Patricia Botín, que tuvo que irse mediada la comida. Por su remontada y dedicación, la empresaria afincada en Tarifa, se ha alzado con el talent de La 1 con justicia. 

Durante el festivo martes se vino proclamando como ganador a Nicolás Coronado, en una falsa filtración. Hasta ahora había sido el participante de MasterChef Celebrity más detallista y lo tenía todo de cara en la primera prueba final para elegir duelista, ya que se debía seguir al dedillo las instrucciones de un complejo plato de Dabiz Muñoz.

Metiendo puño a la moto en ocasiones, el marido de Cristina Pedroche demostró lo intrincadas que son sus elaboraciones  de mariscos, chiles picantes y pasteles salados, con potente influencia asiática, pero al final una de las bases era hacer una tortilla rellena de queso.

Nico tuvo un par de despistes y en esta prueba fue Florentino, por ser el que estaba más concentrado en los pasos, el que consiguió la clasificación.

Por el camino también se quedaba Josie. El favorito, el deseador por las redes, siempre florido, interactivo y personal. No pudo ser. En la prueba con su compadre Dabiz se vio superado en ocasiones, con algún despiste en la elaboración del bogavante, y el experto en moda no pudo agasajar a su talismán de Nochevieja. En la prueba de exteriores Josie se dispersa aún más y así volvió a ocurrir con las elaboraciones minimalistas de El Cenador de Ambrós. Nico, afanado en esferas y alginato, llegó a bajar los brazos. 

Fue una noche en general sin tanto espíritu competitivo, de piropeo y ánimos mutuos, como un amistoso veraniego. Anoche se echó en falta más pimienta entre los participantes. Y con dos duelistas sorpresa baja el tono hooligan en la concurrencia virtual.

La ausencia de Josie en la última prueba fue bien comentadas en las redes, pero no hizo méritos para conseguirlo, una lástima, en verdad.

Ainhoa Arteta fue la que peor llevó las aceleraciones de Dabiz en la prueba inicial y a Cantabria llegó calmada y seria, pero sin confiar en sí misma, lo que al final fue la ventaja de la ganadora, que se lo creyó, a fuerza de ánimos del jurado.

 Al duelo llegaban Raquel y Flo, quien cumplió con creces su deseo de superar a Santiago Segura. Estaba sobrepasado de emoción y le faltaría más preparación para lo que se le venia encima, una cena para demostrar técnicas y con Joan Roca y Ángel León de jurados añadidos. Un poquito más de seriedad le hubiera venido bien, pero parecía que Flo se conformaba con estar en esa final.

El menú de los duelistas

Flo decidió hacer  un homenaje a Toño Pérez, el dueño de Atrio, un emblemático local de Cáceres donde el humorista se ha forjado (una imitación que por amaneramiento RTVE aclaraba sobre quién era el aludido para evitar la polémica surgida con Flosie). Florentino tuvo un par de olvidos en el supermercado, visita que hizo deprisa y pese a las advertencias de Samantha, lo que terminó siendo fatal. Y decía que lo habia repasado todo dos veces. Derrota anunciada desde el minuto uno.

Raquel Meroño atacó la final con formación e inteligencia, trabajada en los fogones del restaurante Disfrutar de Barcelona (tal vez, incluso, demasiado asesorada), y planteaba su última cena en una fusión de Indonesia y España, con evocación a la isla de Bali, donde tenía un negocio y se criaron de bebés sus gemelas.

De primer plato, homenaje a la isla de Bali, donde se criaron de bebés sus gemelas, con Aire del sur, gelatina de agua de tomate, con atún aderezado con salicornia. Con el chef Ángel León en la mesa, Meroño jugaba con ventaja y que recibió el  homenaje general.

De segundo, Al otro lado de la esfera, con solomillo de cerdo ibérico, trabajado con hierbas y especias de la cocina asiática en dos salsas y esferas.

Y de postre, terminó de ganar al personal con la presentación, con un volcán con sorpresa, al que le metió el soplete y a pico y pala tras el azúcar, el mango cuajado en su jugo y toffees de cacahuete.

El humorista abría con un escabeche ibérico de cigala, con una cenefa decorativa que subrayaba los sabores.

De segundo, pichón, anguila y foie, con cama de coliflor en lugar del parmentier que tenía previsto y al final el resultado improvisado fue mejor valorado por el jurado. Pepe le amonestó que le faltaba refinamiento y en estas circunstancias ya se veía que la ganadora iba a ser Raquel.

De postre Flo elaboró espiral de higo chumbo, la fruta favorita de Flo, con un bizcocho en microondas, con olvido de la lima que iba en la esferificación.

Joan Roca le valoró que se atreviera con el higo, León le aseguró que salió por la puerta grande por no pasarse de empalagoso. Al cómico le faltó un punto de preparación frente a su rival y le faltó discurso en su menú, esa falta de concentración que ha llegado a tener. Jordi Cruz le reconocía de todas formas su labor en pro del buen rollo y humor en una edición de alto nivel y que era necesario que fuera entretenida. Flo se sintió así ganador moral.

Meroño, sin rimas, ha ido remontado y alcanzaba la final curtida y adobada de sabiduría. Justa vencedora.

Bonus Track:

El duelo de gatas de Ainhoa Arteta, con La Terre y Lucía Dominguín. Ahí sólo faltaba Celia Villalobos. Las 4 fantásticas de esta edición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios