Entrevista a Sergio Calderón

"Turquía se ha reencontrado con la esencia de las telenovelas"

  • El director de los canales Divinity, Energy y Be Mad analiza el 'boom' de la ficción turca entre los espectadores españoles

Sergio Calderón, director de Divinity, Energy y Be Mad Sergio Calderón, director de Divinity, Energy y Be Mad

Sergio Calderón, director de Divinity, Energy y Be Mad

Enn apenas poco más de un años los espectadores españoles aficionados a las telenovelas han descubierto el carácter de las series turcas. Mediaset se sumó en el canal temático Divinity con esta tendencia que va más allá de ser una moda. Junto a Kara Sevda (foto inferior) se añadió Suhan (segunda foto) y pronto llegará una historia feminista, Stilleto Vendetta. Sergio Calderón, director de Divinity, analiza este fenómeno que llega de Asia Menor.

–¿Qué sello personal creen tienen las series turcas para que interesen en todo el mundo en estos momentos?

–Quizá se detectan algunas características que describen el fenómeno global de las producciones turcas. Primero: el hastío generalizado de la audiencia a producciones latinoamericanas, que han escorado a reproducir éxitos de antaño con continuos revamps. También el auge de las narconovelas, menos globales, ha permitido a Turquía reencontrarse con la esencia de la telenovela: las grandes historias de amor y pasión. Para completar una posible explicación al éxito global del que es ya el segundo país exportador de ficción mundial, podríamos decir que las producciones seleccionadas por Divinity son de un elevado presupuesto de producción, con un buen número de grabaciones exteriores y localizaciones. Tienen una evidente calidad y lo comprueba el espectador si le da un margen de confianza

–¿Qué han valorado ustedes en los seriales turcos que han adquirido?

–Que cumplan con el ADN de Divinity, el canal temático femenino líder en target comercial por séptimo año consecutivo en nuestro país. Esto es, deben ser comerciales, muy afines a nuestro público. No nos conformamos con cualquier producto y necesitamos siempre productos con vocación transmedia: de éxito en la televisión lineal, pero también con fuerte potencial digital y ruido social para explotar en redes sociales y generen comentarios y repercusión.

–¿Cuáles serían los sentimientos universales que cuentan especialmente estas historias de Turquía, por encima de las nacionalidades?

–Son temas evidentemente universales y clásicos: el amor, la venganza, la envidia… Buscamos siempre ingredientes de éxito en nuestra ficción y en el caso concreto de la que abrió camino en Divinity, Kara Sevda, encontramos elementos de éxito ya apreciables en series míticas de nuestra empresa como Sin tetas no hay paraíso o El Príncipe.

–El doblaje de un idioma tan diferente a lo que se ha trabajado hasta ahora habrá supuesto más de un quebradero de cabeza...

–Nosotros siempre nos queremos distinguir y el trabajo del departamento de Materiales y Doblajes de Mediaset España está llevando a cabo una labor excelente con estas ficciones. Nos diferenciamos de la competencia que ofrece otras ficciones turcas con un delicado uso de las voces de doblaje más reconocibles en la ficción española.

–¿Les animó en su momento el inesperado éxito que registró Fatmagül en el canal Nova?

–Nos sorprendió más el éxito de Avenida Brasil, una ficción brasileña, y que Mediaset España adquirió, siendo valiente con emitir una telenovela doblada después de más de diez años sin producirse algo así en la televisión de España.

–¿Hubieran imaginado unos años atrás la adquisición de unas producciones exóticas?

–En un canal especializado como Divinity, desde nuestros comienzos, siempre estamos obsesionados con estudiar al milímetro las tendencias internacionales del momento. Siempre hemos querido ir por delante, descubriendo e importando líneas de referencia de éxito ya testadas en otros mercados.

–¿Valoraría que se hicieran adaptaciones españolas de estas series que viene tan lejos pero son tan reconocible aquí?

–Ya lo hemos hecho. La dirección de Ficción de nuestra compañía ya realizó una adaptación con la serie El accidente. El boom que se ha producido en la ficción turca era observado con detenimiento en nuestra empresa desde hace mucho tiempo, antes de la acogida del título de Fatmagül que emitió la competencia. Ahora se ha refrendado en Divinity la buena acogida de las series turcas pero era un fenómeno comercial que se veía venir. El público se interesa por las historias turcas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios