Paseo por rtve.es

El malogrado Pablo Herreros y su magnífico 'Yo mono'

  • En la web de RTVE se puede comprobar el trabajo del joven investigador fallecido recientemente

Pablo Herreros en el plató de 'Yo mono' Pablo Herreros en el plató de 'Yo mono'

Pablo Herreros en el plató de 'Yo mono'

Comentarios 0

Que la vida es injusta y desconcertante ya lo sabíamos. La desaparición a los 42 años de Pablo Herreros fue una de las peores noticias que nos trajo el pasado año. Al divulgador científico le bastaron diez entregas de Yo mono para conquistarnos. El mayor homenaje que se le puede tributar es recuperarlas en la web y volver a aprender con cada una de ellas como si se tratara del primer visionado.

Yo mono arribó casi por sorpresa en las alicaídas tardes de los domingos de La 2 en 2015. Desde su primera entrega marcó distancias con Órbita Laika, otro espacio de divulgación científica aderezado de humor con el que algunos no comulgábamos. En Yo mono los habituales monologuistas residentes en los platós fueron sustituidos por especialistas en la materia que no necesitaban hacer un chiste con cada una de sus aportaciones. Y con una decena de invitados muy bien escogidos que convirtieron cada entrega en un viaje único.

Disfrutar de la presencia de figuras queridas como el radiofónico Juan Carlos Ortega y actrices como Rosario Pardo o María Adánez siempre es estimulante. Pero en el caso de Yo mono, a pesar de su sospechoso título, resultó determinante por el grado de implicación de cada uno de ellos.

Los temas abordados en este programa que merece la oportunidad de un visionado en rtve.es fueron los siguientes: el valor de la amistad; las mentiras y engaños; la empatía; la creatividad; las emociones; el arte y la estética; el sexo, el cortejo y la dependencia; los buenos y los malos; la inteligencia, los juegos y la memoria, y el liderazgo y la cooperación. Todo un decálogo de asuntos e intenciones es uno de los espacios más notables y a la vez más desconocidos de la historia reciente de la cadena pública.

La gracia del programa, y la de Pablo Herreros en su rol de comunicador, estribaba en establecer numerosas concomitancias entre el comportamiento de los primates y los del evolucionado homo sapiens. Yo mono contó con un espectacular decorado que nos recordaba al del concurso de Chicho Ibáñez Serrador Waku, waku, y estuvo dirigido por Manel Arranz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios