Vivir

Calle Cultura llena el barrio de Su Eminencia de música, danza y juegos, este domingo

  • La calle Ingeniero de la Cierva se cortará al tráfico de 11:00 a 14:00 para invitar a la ciudadanía a compartir y disfrutar el espacio urbano

Presentación de Calle Cultura en Su Eminencia.

Presentación de Calle Cultura en Su Eminencia. / M. G.

Calle Cultura vuelve a hacer de la ciudad un espacio más habitable y humano el próximo domingo 22 de mayo. La iniciativa puesta en marcha el pasado mes de marzo, con el objetivo de situar a la cultura como eje canalizador y revitalizador, regresa con una segunda edición que, en esta ocasión, llenará el barrio de Su Eminencia con arte, sonidos, danza, juegos y acciones colectivas dirigidas a públicos de todas las edades.

En esta ocasión, este proyecto impulsado por el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) del Ayuntamiento de Sevilla se ha realizado en coordinación con el Distrito Cerro-Amate y las aportaciones y complicidades de los siguientes colectivos sociales y vecinales, entre ellos, la Federación Entre Lindes, la asociación vecinal Su Eminencia, la asociación vecinal Los 330 de Federico García Lorca, la Plataforma Yo Lucho por mi Barrio, la asociación vecinal La Negrilla, el CEIP Adriano del Valle, la Asociación Cultural Cabalgata de Su Eminencia, la Fundación Mornese, la asociación vecinal Guadaíra, la Asociación de Mujeres Carmen Vendrell, La Casa de Todos y la Asociación rompe tus cadenas.

El centro cívico Su Eminencia ha acogido la presentación, a la que ha asistido del alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, junto con el delegado del distrito Cerro-Amate, Juan Manuel Flores, representantes de asociaciones vecinales y entidades de la zona y artistas que participan en esta edición de Calle Cultura.

Calle Cultura en la calle Ingeniero de la Cierva, en Su Eminencia

Concretamente, esta estimulante iniciativa que ya tuvo lugar en Paseo Colón, recala ahora en la calle Ingeniero de la Cierva, en el tramo entre la avenida de Los Gavilanes a la calle Gabriela Mistral (de 11:00 a 14:00), con nuevas intervenciones, acciones musicales y propuestas que permiten recorrer el paisaje urbano desde una mirada comprometida, sostenible, creativa, innovadora y amable. La elección de este nuevo emplazamiento se enmarca en la estrategia de mejora progresiva de esta vía como eje comercial y de la vida social del barrio, así como de la apuesta por la cultura como elemento de transformación social.

En este caso, el tráfico rodado de la calle se sustituirá por varias zonas que, a modo de carriles, pondrán el acento en varios aspectos que configuran la vida de la ciudad: Ciudad Escucha, dedicada al arte sonoro y que estará coordinada por Miguel Marín Árbol; Ciudad Memoria, que incluye relatos de la ciudad y arte urbano sobre memoria; Ciudad Corazón, enfocada en la solidaridad, el compromiso y la cotidianidad y que contará con una zona de juegos infantiles; Ciudad Futura, dedicada a los más jóvenes que podrán disfrutar de un espacio para practicar skate y patinaje; y Ciudad Vida, centrada en acciones colectivas donde la danza será el motor.

Al igual que en la primera edición, Calle Cultura parte de un enfoque abierto y colectivo en el que se ha pensado en las necesidades e intereses de todo tipo de públicos, desde los mayores a los más pequeños, y desde los más familiarizados con la actividad cultural de la ciudad a los más ajenos para que todos se sientan protagonistas y participen de la ciudad. Asimismo, la iniciativa cuenta desde sus génesis con las asociaciones, colectivos e instituciones culturales y sociales del barrio para que sean ellos mismos los que inviten a celebrar esta fiesta cultural.

En este sentido, Calle Cultura promueve también la recodificación del espacio público, orientado más hacia el peatón y hacia actividades no productivas y, al mismo tiempo, trata de concienciar a la ciudadanía sobre el impacto negativo del uso excesivo del coche privado en la ciudad, invitándola a repensar otros usos posibles para las calles.

Programación de Calle Cultura en Su Eminencia

En cuanto al programa del próximo domingo, la zona denominada Ciudad Escucha se propone recuperar el patrimonio sonoro de la ciudad, de manera que sevillanos y visitantes podrán detenerse a escuchar la ciudad a través de las acciones sonoras e instalaciones que dirige el reconocido músico sevillano, Miguel Marín Árbol, autor de memorables bandas sonoras de películas de Bigas Luna, Chema de la Peña, Jack David o Richard Jobson y cuyas composiciones rebasan las fronteras de la música hasta constituir un sugerente universo artístico multimedia.

El artista, colaborador habitual de compañías nacionales e internacionales de danza contemporánea y flamenca (como la Marco Vargas & Chloé Brûlé o Ana Morales), traerá a Ingeniero de la Cierva la diversidad de las voces que esconde Sevilla tras el ruido de los coches con su proyecto Montgomery. Se sumará también Susana Hernández Ylia, pianista de formación clásica, dj de breakbeat, colaboradora habitual de Niño de Elche y Refree y una de las figuras más importantes de la escena electrónica de Barcelona; y Lospiestorcidos, alias artístico del productor de música electrónica, Jorge Navas. 

También estarán representados en este apartado los más pequeños del barrio a través del grupo de violines del CEIP Adriano del Valle, que ofrecerá un recital.

Igualmente, en esta Ciudad Escucha estarán presentes dos proyectos que forman parte del banco de proyectos del ICAS: MUSA (Mapa Urbano Sonoro en Acción), encargado de "radiografiar" el Polígono Sur a través de sus posibilidades sonoras para recrear, desde la oralidad, esa identidad colectiva que las personas que lo habitan; y Fonoteca Sevilla de Rubén Barroso, un proyecto permanente dedicado a la didáctica de la escucha y la práctica sonora, que forman parte del banco de proyectos de ICAS.

El trabajo de Barroso toma a la ciudad como una entidad sonora para poder abrir espacios de indagación a través de unas prácticas basadas en el sound-scape, el registro fonográfico, la acción directa y el pensamiento sobre la ciudad contemporánea. Mientras que MUSA, encabezado por María Limón y Javier Delgado, se diseña con el fin de contribuir a la construcción de identidades colectivas de barrios y lugares diversos mediante la creación de imaginarios sonoros compartidos.

Ciudad Memoria por su parte contará con el mercado de artesanía Las tres marías, una mesa para libros viajeros y una mesa para escritura y lectura de poemarios, además de un panel para poemas, carteles y relatos. El alumnado del CEIP Adriano del Valle participará en esta propuesta a través de poemas que han leído y que leerán en voz alta durante la mañana.

Ciudad Corazón estará protagonizada por una zona de juegos monitorizada por integrantes de colectivos sociales de la zona en la que los mayores podrán enseñar a los más jóvenes juegos ya en desuso, como la rayuela, el yo-yó o las chapas gracias a las formas que habrá pintadas en el suelo. También en este apartado, el colectivo Urban Sketchers contará con un espacio donde poder improvisar sobre sus libretas con el entorno y las personas del barrio, promoviendo así la atención y la solidaridad a través de la creación artística.

El arte participativo será el protagonista de Ciudad Futura, conjugando el deporte con el arte de los más jóvenes. Para ello, se dispondrá de un skatepark decorado para la ocasión en el que se celebrará una exhibición de skaters en la que participarán miembros del Club Patinadores de Sevilla, el Club Mercury, el Club Sevilla Patina y el Club Unity Roller. Un muro divisorio servirá de lienzo para que colectivos artísticos del barrio plasmen sus creaciones y den forma a un mural realizado en conjunto.

Por último, Ciudad Vida invita a reflexionar sobre el ritmo de la ciudad y su cadencia abordando el cuerpo en movimiento, tanto desde el plano individual como de lo colectivo. De esta forma, en Intervivientes se podrá ver pasos a dos y piezas colectivas comisariadas por la PAD (Asociación de profesionales y compañías de la danza de Andalucía), dirigidas por Raquel Madrid y coreografiadas por Natalia Jiménez Gallardo (Jaén), Álvaro Silva (Cádiz) y Juan Luis Matilla/MOPA, afincado en Sevilla. Todos artistas con una amplia experiencia en las intervenciones que contarán con un grupo de veinte profesionales de la PAD y que estarán tres horas bailando para culminar en un ritual de danza colectiva donde podrá participar el público. En esta iniciativa también participarán integrantes de Club de Gimnasia Rítmica Ciudad de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios