Vivir

El Colegio Alemán de Sevilla se 'moja' con el medio ambiente

  • Alumnos de 1º de Bachillerato del centro realizan un programa de actividades para concienciar sobre el uso abusivo de plástico

Alumnos del Colegio Alemán de Sevilla participantes en la recogida y reciclaje de residuos.

Alumnos del Colegio Alemán de Sevilla participantes en la recogida y reciclaje de residuos. / M. G.

Un grupo de alumnos de 1° de Bachillerato del Colegio Alemán de Sevilla, conscientes del desmesurado uso de plásticos que la sociedad actual hace, han comenzado a realizar acciones para contagiar consciencia.

Entre el programa de actividades, han repartido papeleras de plásticos por el colegio, cedidas por Lipasam; han hecho propuestas en el centro escolar para reducir el uso de plásticos, como bolígrafos de papel craft; cambio de papeleras de 50 litros por 10 litros, con sus consiguientes bolsas de plástico orgánico; una fuente de agua libre de plásticos y sin necesidad de vasos de plástico de un solo uso; rotuladores de pizarra blanca recargables; han propuesto reducir la plastificación de materiales didácticos, forrar los libros con papel...

Entre las acciones más colaborativas con el entorno, destacan dos recogidas y reciclaje de basura. La primera fue en el patio del centro el 22 de abril, donde consiguieron recoger 75,3 kg de basura entre plásticos y restos.

Llenado de 17 contenedores de 770 litros

Los alumnos en la recogida de plásticos y envases en el polígono Aeropuerto. Los alumnos en la recogida de plásticos y envases en el polígono Aeropuerto.

Los alumnos en la recogida de plásticos y envases en el polígono Aeropuerto. / M. G.

La segunda fue el viernes pasado en el polígono industrial Aeropuerto, donde se encuentran muchas naves con comercios. En esta ocasión, la actividad se centró en la recogida y reciclaje de plásticos. Llenando 17 contenedores de 770 litros sólo con plásticos y envases.

Lipasam colaboró con el evento proporcionando bolsas de plástico biodegradable y guantes de tela para todos.

El grupo de alumnos creó expectación en el polígono, pues no alcanzaban a entender cómo estos adolescentes recogían voluntariamente los desperdicios que ellos han ido acumulando a lo largo de los años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios