Humana | Reciclaje

El reto de dar una nueva vida a 200.000 prendas de vestir

  • La organización que promueve la protección del medio ambiente a través del reciclaje textil recogió 89 toneladas de ropa usada en la pasada edición de la Semana de la Prevención de Residuos en Andalucía

Voluntaria de Humana recicla ropa. Voluntaria de Humana recicla ropa.

Voluntaria de Humana recicla ropa. / M. G.

Humana Fundación Pueblo para Pueblo, organización que desde 1987 promueve la protección del medio ambiente a través de la reutilización de textil y lleva a cabo programas de cooperación en África, América Latina y Asia así como de apoyo local en España, impulsa el reto de recuperar el mayor volumen de prendas de vestir usadas a lo largo de los nueve días de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, y así superar el registro del año pasado (89 toneladas) para convertir este residuo en un recurso y dotarlo de un fin social. O lo que es lo mismo: rebasar las 200.000 prendas recuperadas.

La Semana Europea de la Prevención de Residuos empieza este sábado 17 y se alarga hasta el domingo 25. Durante la edición de 2017, la Fundación recuperó 89.500 kilos de ropa y calzado en Andalucía, lo que equivale a 185.000 prendas a las que se les dio una segunda vida a través de la reutilización o el reciclaje. Por eso ahora quiere llegar como mínimo a las 200.000. La gestión adecuada de estos artículos evitó la emisión de 283 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Humana también ha planteado este desafío en toda España: en la pasada edición recuperó 456 toneladas de textil usado, lo que equivale a 944.000 prendas. El objetivo consiste en superar el millón de artículo recuperados con la implicación de la ciudadanía.

Sólo se recupera uno de cada 10 kilos que se tiran

Andrés Lagares, responsable del área de Recogida de Humana en Andalucía, señala: "A medida que aumenta la recogida selectiva del residuo textil también crecen las posibilidades de reutilizar esas prendas o bien de recuperar las materias primas. El residuo textil se convierte en un recurso con una segunda vida y así contribuimos a la sostenibilidad del planeta. Las prendas desechadas son un activo que, gestionado con vocación social, se convierte en motor de progreso en España y de generador de fondos para la cooperación al desarrollo en el hemisferio Sur. El reto de este año con motivo de la Semana Europea de la Prevención de Residuos es superar las cifras del año pasado para lograr dar una segunda vida a más de un millón de prendas, vía reutilización o reciclado".

Lagares advierte que, a pesar de estas cifras, "apenas se recupera un 10% de todas las prendas que los andaluces desechamos, lo que significa que administraciones, organizaciones y ciudadanía debemos redoblar los esfuerzos para lograr una mayor conciencia sobre la importancia de colocar el residuo textil en el contenedor adecuado para que pueda tener una segunda vida", indica.

El motivo para el optimismo es que la Unión Europea obliga a la recogida selectiva de residuos textiles antes del 1 de enero de 2025, lo que impulsará a los ayuntamientos, que son los responsables de la gestión de residuos, a potenciar el reciclaje y la reutilización de ropa y calzado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios