Vivir

‘Patinegro’, crece la división ecológica de Barbadillo

  • Barbadillo presenta su nuevo vino, un blanco de lo más ecológico y que representa a la perfección la esencia de la bodega sanluqueña

‘Patinegro’, crece la división ecológica de Barbadillo

‘Patinegro’, crece la división ecológica de Barbadillo / Archivo

Bodegas Barbadillo presenta la nueva incorporación a su división ecológica: ‘Patinegro’. Un vino blanco seco con 100% de uvas Palomino Fino y con Indicación Geográfica Protegida Vino de la Tierra de Cádiz. De este modo, la bodega sanluqueña sigue apostando por su compromiso por la tierra, el medio ambiente y la sostenibilidad.

‘Patinegro’ es el nuevo integrante de la división de vinos ecológicos de la bodega sanluqueña, la cual se estrenó en 2020 con ‘Sábalo’. Lo que hace especial a este vino de producción muy limitada son dos características fundamentales: su procedencia de viñedos de albariza con certificación de Agricultura Ecológica y su envejecimiento durante un año en botas de roble americano procedente de la crianza biológica bajo velo de flor de Manzanilla.

Patinegro duna. Patinegro duna.

Patinegro duna. / Archivo

La tierra albariza, la influencia de la cercanía del río Guadalquivir y las marismas, el océano o la uva Palomino fino seleccionada a mano procedente de dos viñas con certificación ecológica ubicadas en zonas diferentes, son factores que condicionan el origen de ‘Patinegro’.

La uva procedente de cada viñedo se vinifica de manera separada, con la idea de realizar un coupage que recoja todas las ideas que Barbadillo quiere expresar con este vino, que a continuación se fermenta en cubas de acero inoxidable de reducida capacidad y se deja que envejezca sobre sus propias lías cuatro meses. Finalmente, ‘Patinegro’ se somete a un proceso de crianza de un año de duración en botas de roble americano que previamente han albergado Manzanilla, en busca del aporte de matices de ese vino de crianza biológica bajo velo de flor.

El resultado es un vino limpio, brillante, de color dorado; en nariz es un vino complejo, con matices minerales, sutilmente aromáticos y fragantes. En boca tiene un paladar amplio, cremoso, untuoso, redondo y con suaves matices salinos.

La garnacha, protagonista en las catas de Flor de Sal

Nueva cata de Flor de Sal. Nueva cata de Flor de Sal.

Nueva cata de Flor de Sal. / Archivo

Flor de Sal vuelve a servir pasión y vino este fin de semana. El próximo sábado 8 de mayo, vuelven sus idílicas catas. En este caso, le toca a los vinos con garnacha acompañados de una gran variedad de exquisitos y suculentos quesos.

La segunda variedad de uva tinta más cultivada en España será la protagonista de esta cata. La Garnacha. Existen diferentes tipos de Garnacha: peluda, fina, tinta, tintorera, gris, blanca... Con estas variedades se pueden elaborar grandes vinos, tintos, blancos, rosados, cavas e incluso vinos dulces. Un mundo a descubrir con esta gran variedad que cada vez gana mas adeptos por dar vinos frescos y golosos. La encontramos en toda España pero sobretodo en el mediterráneo. Una uva muy sabia y muy lista. Flor de Sal otorga el placer de contar con más de 40 tipos de vinos por copas. Son el único bar de vinos (wine bar) de Sevilla. A parte de una gran selección de vinos cuentan con un amplio abanico gastronómico con quesos, patés y ahumados españoles para que disfrutes aún de su increíble selección de vinos. Cualquier duda podrá ser consultada por los presentes a través del sommelier André Salla o la enóloga Maribel Wagner.

El proyecto de Flor de Sal gira en torno a sus catas, unos espectáculos culinarios amenos y divertidos con los que aprender y disfrutar de los grandes vinos españoles. No hay mes en el año que no cuente con diversas catas que intentan copar todo los registros gastronómicos y enológicos. De esta manera, satisfacen los gustos de todos sus clientes con unas catas maridadas y dirigidas con un vocabulario cercano y ameno por André Salla.

Este fin de semana deleitarse con esta cata será un plan más que a tener en cuenta. Aemás, las catas pueden regalarse a los seres queridos con diversos vales regalo con los que enamorar por el paladar.

La Piemontesa, experiencia gastronómica

Uno de los platos de la carta. Uno de los platos de la carta.

Uno de los platos de la carta. / Archivo

La Piemontesa es, sin lugar a dudas, el italiano referencia en la capital hispalense. Con varios establecimientos por la ciudad, sus raíces 100% italianas serán protagonistas gracias a una carta que albergará grandes novedades en los próximos meses. La Piemontesa tiene un sabor y un aroma singular que traslada a sus comensales al país vecino con manjares únicos que se fundamentan en una tradición que quedará reflejada en unas nuevas creaciones que muy pronto verán la luz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios