Salir al cine

Imágenes contra el consenso

  • El Salón de Grados de la Facultad de Derecho acoge del 2 al 30 de octubre el V Seminario y ciclo de cine 'Irreverencias', con cinco películas y ocho conferencias en torno a la censura en la creación artística. 

'Desnudo con gato' (1949), de Balthus, ilustra el cartel del seminario 'Irreverencias'. 'Desnudo con gato' (1949), de Balthus, ilustra el cartel del seminario 'Irreverencias'.

'Desnudo con gato' (1949), de Balthus, ilustra el cartel del seminario 'Irreverencias'.

La corrección política parece haber penetrado en la sociedad pero también en las conciencias de los creadores contemporáneos. Un seminario y un ciclo de cine abordan estas cuestiones desafiando al espectador biempensante con discursos complejos que cuestionan la Historia y el presente. 

El pasado fin de semana fallecía Luis Ospina, figura esencial del cine latinoamericano y autor de numerosos documentales que también cuestionan lugares comunes y prácticas invisibilizadoras. Por fortuna, su obra se encuentra disponible en abierto y de manera gratuita en su propio canal de Internet.  

V Seminario Cine y Derecho: 'Irreverencias'

Cinco ediciones avalan ya al Seminario de Cine y Derecho como una de las citas ineludibles de la temporada en la que poner a dialogar al cine con distintos aspectos jurídicos de interés y actualidad más allá de los discursos mediáticos y dominantes.

Organizado por el profesor de Derecho Constitucional Víctor J. Vázquez y el crítico y editor Alfonso Crespo, el seminario de este otoño (2 al 30 de octubre, Salón de Grados de la Facultad de Derecho) lleva por sugestivo título Irreverencias: censuras, autocensuras y persecuciones, en lo que se avisa como una “profundización en el concepto cultural y jurídico de censura, prestando especial atención a cómo ha variado el canon de lo irreverente en el ámbito de la creación artística”.

Y nada más irreverente hoy en el cine que desafiar una doble convención: por un lado, la de una producción cada vez más timorata y correcta en sus temas y enfoques políticos; y por otro, la que dictan unas formas cada vez más acomodadas al nuevo espectador televisivo o presas de ciertas corrientes estéticas moldeadas por los festivales en lo que respecta al cine de autor.

Marco Bellocchio incendiaba el debate público entorno a la hoy llamada “cultura de la violación” o la cuestión del “consentimiento” con La condena (1990), que se situaba en un complejo territorio de debate en torno al juego de la seducción, la perspectiva de género, el psicoanálisis o las consecuencias penales con la historia de una mujer que acusa a un hombre de violación tras un encuentro fortuito en un museo. La película inaugura hoy miércoles (19:30 h.) este ciclo presentada por la profesora Blanca Rodríguez Ruiz.   

Una imagen de 'La condena' (1990), de Marco Bellocchio. Una imagen de 'La condena' (1990), de Marco Bellocchio.

Una imagen de 'La condena' (1990), de Marco Bellocchio.

También parece pertinente revisitar la supuesta propaganda anticomunista de cierto cine norteamericano de la Guerra Fría para descubrir cómo un título tradicionalmente adscrito a esta corriente, My son John (1952), de Leo McCarey (9 octubre, 19:00h.), esconde una lectura mucho más rica y compleja sobre los fantasmas de la sociedad norteamericana de la época, encarnada aquí en una familia convencional de clase media, de lo que la crítica ha despachado alegre y burdamente desde su estreno.

Una imagen promocional de 'My son John' (1952, Leo McCarey). Una imagen promocional de 'My son John' (1952, Leo McCarey).

Una imagen promocional de 'My son John' (1952, Leo McCarey).

El asunto catalán tampoco escapa a estas jornadas con la proyección del documental de Jana Bokova para una serie de la BBC. Arena Tales from Barcelona (1989), que se proyectará el día 17 (19:30h), aborda una ciudad mucho más plural, elocuente y rica de lo que los actuales discursos independentistas y españolistas enarbolan día a día como dialéctica de campaña y confrontación. Ver y escuchar hoy a aquellos catalanes preolímpicos es todo un ejercicio de limpieza mental y revelación ideológica impensable en cualquier televisión actual.

Padre Nuestro (1985), de Francisco Regueiro, prevista para el día 24, es otra muestra del muy cinematográfico arte de la irreverencia marca de su autor, feroz, esperpéntico y melancólico alegato contra el poder en cualquiera de sus formas y exaltación de los placeres del cuerpo como vía de salvación para un Fernando Rey en estado de gracia. 

Fernando Rey, en una imagen de 'Padre Nuestro' (1985), de Francisco Regueiro. Fernando Rey, en una imagen de 'Padre Nuestro' (1985), de Francisco Regueiro.

Fernando Rey, en una imagen de 'Padre Nuestro' (1985), de Francisco Regueiro.

Para cerrar el ciclo, el 29 de octubre se proyectará ‘La censura y la autocensura en el cine: una retrospectiva en imágenes’, ideada y montada por Álvaro Arroba y Alfonso Crespo.

Como de costumbre, el ciclo de proyecciones tendrá su colofón el día 30 (en sesiones de mañana y tarde, de 10 a 20 h.) con conferencias a cargo de creadores, juristas, profesores o críticos como Pedro G. Romero, Sara Mesa, Edu Galán, Fernando González Viñas, Ignacio F. Garmendia, Ana Valero y MarAntonino de la Cámara, que “abordarán los distintos conceptos que han guiado la pasión por censurar, como lo sacrílego, lo obsceno, lo pornográfico, lo irreverente... o el debate actual abierto por el feminismo con respecto a ciertos autores, frente a los que se aboga por una necesaria prevención, cuando no directamente por la censura”.

Despedida y descubrimiento de Luis Ospina

Se nos fue Luis Ospina (1949- 2019) cuando apenas empezábamos a descubrir su cine gracias a esta a veces bendita Internet y a su canal de Vimeo, donde desde hace meses pueden verse en abierto, algunos en flamantes copias restauradas, muchos de sus documentales, esenciales para entender el cine latinoamericano del último tercio del siglo XX y lo que llevamos del XXI.

Una imagen reciente del cineasta colombiano Luis Ospina (1949-2019). Una imagen reciente del cineasta colombiano Luis Ospina (1949-2019).

Una imagen reciente del cineasta colombiano Luis Ospina (1949-2019).

Se nos fue pronto el colombiano y perdimos una de las voces esenciales de ese pueblo tantas veces miserabilizado por las cámaras ajenas, tal y como denunció (con sorna) en Agarrando pueblo (1977), cinta fundacional de aquella Escuela de Cali que aglutinó a un puñado de jóvenes cinéfilos con más ganas que medios, con más ética que estética y con más compromiso con el cine que con cualquier pequeña industria en el país latinoamericano. Ospina probó suerte con la ficción (ahí está la extraordinaria Pura sangre para testimoniar su intento de poner en práctica un gótico tropical), pero es en los documentales y retratos, en su trabajo primario y experimental con el vídeo, donde se encuentra lo mejor y más valioso de su legado fílmico, que se suma también a una incansable labor pedagógica, teórica, crítica (Palabras al viento) y divulgativa en Colombia y Latinoamérica.

No dejen de ver los tres documentales de la Trilogía de los oficios, Al pie, Al pelo y A la carrera, sobre los limpiabotas, peluqueros y taxistas filósofos de Cali, su particular Relámpago sobre el agua junto al pintor y amigo Lorenzo Jaramillo, su regreso al espíritu de Caliwood en Todo empezó por el fin, o sus retratos de Andrés Caicedo y Fernando Vallejo, el mejor escritor colombiano con o sin permiso de su detestado Gabo. Descanse en paz Luis Ospina y disfrutemos ahora de su cine.

'MK2 Corto Fest' en Cinesur Nervión

El próximo 7 de octubre comienza la primera edición de MK2 Corto Fest. El festival contará con un primer bloque celebrado en todas las sedes del circuito Cinesur entre el 7 y el 20 de octubre, donde se proyectarán las sesiones temáticas Mujeres cineastas, LGBT en Pantalla, Animación y Documental. También trabajos de cineastas andaluces en Andalucía en Corto y para la familia en Family Day, El público decidirá con su voto el ganador de la Sección Oficial

El jurado del MK2 Corto Fest estará formado por profesionales de la industria como Anna R. Costa (Arde Madrid), Enrique López Lavigne (Apache Films), Isabel Peña (El Reino), Fernando Franco (La herida), Piluca Querol (Andalucía Film Commission), Ramón Salazar (La enfermedad del domingo), Celia Rico (Viaje al cuarto de una madre) y Alejandro Ávila (FilmAnd).