Exposición de animales en Sevilla

El 'Veneno' llega la Casa de la Ciencia

  • Más de 80 de animales venenosos llegan a Sevilla para una exposición en el Pabellón del Perú

Comentarios 1

Una furgoneta gris aparentemente normal aparcó al mediodía en la puerta del Pabellón del Perú, junto al Parque de María Luisa. Se bajaron dos personas del vehículo y empezaron a cargar cajas del maletero al interior del edificio. Nada raro si no fuera porque dentro de esas cajas viajaban algunos de los animales más peligrosos del mundo. 87 especies entre reptiles. anfibios y artrópodos que formaran parte a partir del 25 de septiembre de la exposición Veneno, ubicada en la Casa de la Ciencia.

Una vez dentro, las cajas fueron abriéndose tras quitar varios precintos de seguridad. En sus interiores, sacos anudados y asegurados con bridas. Y dentro de los sacos, serpientes enroscadas. Algunas más tímidas y otras más fieras, fueron pasando de las cajas a los terrarios, ya acondicionados para ellas. En otros envases, ranas o tarántulas esperaban su turno. El viaje desde Toledo, donde suelen habitar en las instalaciones de la empresa Nabau Proyects, requiere unos días de aclimatación antes de exponerse a los miles de visitantes que esperan desde el Centro de Investigaciones Científicas (CSIC), que organiza junto al Grupo Atrox esta original exhibición.

Víctor Isamat, director de Nabau Proyects, explica que la exposición "muestra como los animales utilizan el veneno en la naturaleza para matar y, sobre todo, defenderse". Isamat, que se atrevió a acercarse a las especies, destaca la "variedad" y, de entre las protagonistas, a dos: "la cobra real, que es la serpiente venenosa más grande del mundo; y la víbora de Gabón, que es la que tiene los colmillos más grandes". Por último, quiso invitar a las familias, ya que considera la muestra como "muy didáctica".

El aprendizaje sobre el veneno es una de las bazas de la exhibición, que está plagada de carteles informativos y objetos relacionados con este método de protección que tienen algunos animales y que está enfocado desde la biología, la literatura, o el cine. Antídotos, hierbas o brazos que simulan picaduras venenosas acompañan a las peligrosas especies, que cuentan con un doble cristal de seguridad para evitar accidentes e impedir que el público las moleste con los desafortunados y habituales golpecitos en el cristal para llamar la atención de los animales. El ambiente lúgubre y una baja temperatura en las salas, ayudan a recrear el medio natural, que ha sido reproducido con brillantez en los diferentes terrarios que sirven temporalmente de hogar para los protagonistas de Veneno.

La muestra, que estará abierta hasta el 14 de julio de 2019, tiene un coste de tres euros y es apta para todos los públicos. El tiempo estimado es de 45 minutos y no se necesita pedir cita previa para visitarla. Los sábados y domingos a las 13:00 el precio de la entrada incluye una visita guiada.

Etiquetas

, , ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios