Colorimetría

Colorimetría: la estación del año a la que perteneces y qué colores te favorecen

Colorimetría: la estación del año a la que perteneces y qué colores te favorecen Colorimetría: la estación del año a la que perteneces y qué colores te favorecen

Colorimetría: la estación del año a la que perteneces y qué colores te favorecen

Seguro que alguna vez nos han dicho eso de "¡qué bien te sienta este color!" o nos hemos preguntado "¿por qué el fucsia le favorece tanto a esa persona y a mi no?", los estudios del color y de la asesoría de imagen personal tienen la respuesta: depende de los colores que tengamos nosotros mismos.

Hay tantas personas diferentes como colores: rubias, morenas o pelirrojas, de piel clara o bronceada con distintos matices; ojos azules, grises, negros...no es de extrañar que los colores que usemos para vestirnos o maquillarnos den un resultado distinto en cada persona.

Los expertos dividen a las personas entre las cuatro estaciones del año, según su color de pelo, de piel y de ojos y, a estas, en dos categorías: tonos fríos y tonos cálidos.

  • Tonos fríos (invierno y verano): tus colores naturales de pelo, piel y ojos se caracterizan por matices azules, rosas y grises.
  • Tonos cálidos (otoño y primavera): tus colores naturales de pelo, piel y ojos se caracterizan por matices amarillos.

Los colores que te favorecen se recomienda, sobre todo, utilizarlos en prendas que vayan cerca de la cara para que el efecto sea mayor. Aún así, no se trata de imponerte una paleta de colores ni de renovar todo el armario, sino de conocerte y vestirte o maquillarte según tu personalidad y gustos.

¿A qué estación pertenezco?

Las estaciones suelen tener características muy diferenciadas y no es difícil identificarte con una en concreto, aunque es posible que si haces la prueba te des cuenta de que perteneces hasta a dos a la vez.

¿Cómo es la persona Invierno?

Esta persona se caracteriza por tener unos colores naturales muy contrastados: cabello muy oscuro, piel clara y, por lo general, ojos también oscuros, aunque los ojos claros también son un factor de esta estación.

Los colores brillantes e intensos como el burgundy, el rosa fucsia, el esmeralda o el rojo Valentino son los más favorecedores para ti. Por otro lado, es mejor evitar los colores pastel, ya que lo que buscamos con esta técnica es aportar luminosidad al rostro.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Awesome Color Inspiration (@awsmcolor) el 17 May, 2019 a las 6:37 PDT

¿Cómo es la persona Verano?

La persona verano se caracteriza por un color natural de cabello claro o ceniza, ojos claros o miel y piel clara o muy poco bronceada.

Predominan los colores suaves y claros como los rosas y los azules, aunque el amarillo y el verde pastel también juegan un papel importante. Los básicos pueden pasar del rosa bebé al verde mar e incluso se compone de colores intensos como el fucsia o el rojo sandía.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Awesome Color Inspiration (@awsmcolor) el 4 Oct, 2019 a las 5:22 PDT

¿Cómo es la persona Otoño?

Sus colores naturales son muy intensos: cabello oscuro, piel morena y ojos oscuros.

Se verá muy favorecida/o con los tonos de su paleta que simulen el color de la hoja de otoño, anaranjados intensos, verde cacería, marrones, mostazas, etc.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Awesome Color Inspiration (@awsmcolor) el 29 Dic, 2018 a las 6:20 PST

¿Cómo es la persona primavera?

Son personas de tonalidad calidad aunque con una intensidad suave. Cabello dorado, rojizo o castaño, ojos azules, verdes o avellana y piel con matices dorados son las características que hacen que una persona pertenezca a esta estación.

Le favorecen los colores brillantes como el coral, el salmón o el marfil, además de el verde lima y el frambuesa.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Awesome Color Inspiration (@awsmcolor) el 8 Ago, 2019 a las 8:50 PDT

¿Cómo puedo realizar la técnica en casa?

Lo mejor es acudir a un profesional de asesoría de imagen personal, ya que dispone de los materiales necesarios para realizar esta prueba, aunque también podemos probarlo nosotros mismos.

Una vez que, según nuestros colores naturales, nos hayamos identificado con una estación vamos a coger una pañoleta de cualquier color que esté en esa paleta, o en su defecto una prenda, y otra de un color que pertenezca a una estación contraria.

Es necesario situarnos en una habitación con buena luz natural y un espejo, para comprobar el efecto de cada prenda. Debemos realizar la prueba con el cabello recogido, si lo tenemos teñido o con mechas es recomendable taparlo para no confundirnos.

A continuación, colocamos las dos prendas o pañoletas en cada uno de nuestros hombros y comprobamos el efecto que produce en nuestro rostro, ¿lo ilumina o lo apaga?. Podemos repetir el proceso todas las veces que queremos y con distintos colores, si es necesario, hasta que estemos convencidos del resultado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios