El pacto entre Caixabank y la familia Dos Santos para controlar BPI queda "sin efecto"

  • Dos Santos ha incumplido su parte de lo acordado al alterar uno de los puntos del acuerdo, desfigurándolo "gravemente". El banco, el quinto de Portugal, no explicó de qué alteración se trata.

El Banco Portugués de Inversión (BPI) anunció este domingo al mercado que el acuerdo publicado el pasado domingo entre la multimillonaria angoleña Isabel dos Santos y Caixabank queda "sin efecto" por incumplimiento de lo acordado por parte de Dos Santos.

El comunicado a la Comisión del Mercado de Valores de Mobiliarios (CMVM) lusa se difundió un día después de que Santoro Finance, controlada por Dos Santos, anunciase que aún quedaban asuntos pendientes para que concluyese la venta a Caixabank de su 18,6 % en el BPI. "El banco BPI informa que ha quedado sin efecto el acuerdo que se anunció al mercado el pasado 10 de abril y la solución que estaba prevista", indicó la entidad, que mencionó que Dos Santos decidió alterar uno de los puntos del acuerdo, lo que "desfiguraba gravemente la solución acordada" previamente. El banco, el quinto de Portugal, no explicó de qué alteración se trata.

BPI necesita desprenderse de su participación del 50,01 % en el Banco de Fomento de Angola (BFA) por exigencia de las autoridades comunitarias, que no consideran que el sistema de supervisión bancaria del país africano sea equivalente al europeo. Los dos principales accionistas del BPI, Caixabank -con el 44,1% del capital- y la sociedad Santoro de Isabel Dos Santos -con el 18,6%- han estado buscando intensamente una solución las últimas semanas.

La que se manejó consistía en que la empresaria -hija del presidente de Angola y considerada la mujer más rica de África- adquiriese la participación que el BPI mantiene en su lucrativa filial angoleña BFA. A cambio de ello, Dos Santos saldría del accionariado del BPI y vendería su participación a Caixabank, lo que permitiría a la entidad hacerse con el control mayoritario del banco y al BPI cumplir con las exigencias europeas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios