patrimonio

Las obras de consolidación de la Giralda arrancan el lunes

  • Se actuará para consolidar sus paramentos, primero en la cara oeste.

  • El coste de la intervención, asumida por el Cabildo asciende a 339.168 euros.

Detalles de campanario de la parte más alta y sus desperfectos. Detalles de campanario de la parte más alta y sus desperfectos.

Detalles de campanario de la parte más alta y sus desperfectos. / Belén Vargas

Perspectivas de los balcones de la torre almohade. Perspectivas de los balcones de la torre almohade.

Perspectivas de los balcones de la torre almohade. / Belén Vargas

Una obra de seis meses para consolidar los paramentos de la Giralda, una actuación avanzada por este periódico. El próximo lunes comenzará el montaje del gran andamio que cubrirá la cara oeste del campanario desde su base en el Patio de los Naranjos hasta la azotea de las azucenas. Desde el año 1982 no se acometía una tarea de estas características en la torre que es emblema de la ciudad. El Cabildo Catedral ha creado una comisión de expertos que velará por la buena marcha de la restauración y ha nombrado al arquitecto Eduardo Martínez Moya responsable de los trabajos, en coordinación con Jaime Navarro Casas, arquitecto-conservador de la Catedral. La empresa adjudicataria es Proyectos de Rehabilitaciones Kalam y el coste de la intervención asciende a 339.168 euros.

El deán y presidente del Cabildo, Teodoro León; el delegado de Administración y Patrimonio, Francisco Ortiz; el responsable de la obra, Eduardo Martínez; y el conservador del templo, Jaime Navarro Casas, ofrecieron este jueves los detalles de la restauración de la "epidermis" de la Giralda, que fueron avanzados por este periódico el pasado mes de diciembre. Aunque la Giralda no presenta ningún riesgo estructural, el Cabildo ya calificó entonces como "urgentes" estas obras para consolidar todos los elementos y la decoración para evitar desprendimientos.

"La Giralda se ha estado interviniendo desde siempre. Desde finales del siglo XII ha habido retoques y también de manera continuada desde después del XVI. Siempre ha habido una campaña de mantenimiento", explicó Eduardo Martínez, quien apuntó a que la última actuación parecida data de hace 35 años, cuando se limpió la superficie del campanario: "Desde 1982 no se limpia. Ahora se hará algo con más alcance". Esto será posible gracias al gran andamio que se colocará en la torre, el primero de estas características en la Giralda. Esta instalación no impedirá que se sigan realizando las visitas turísticas a la torre, aunque será inevitable que la obra se note. Precisamente, para evitar un gran impacto visual, el Cabildo decidió acometer la restauración en la piel de la Giralda por fases. Así habrá siempre tres caras perfectamente visibles. A la intervención en la cara oeste, elegida en primer lugar por dar al interior y que servirá de banco de pruebas, le seguirá la de la cara Sur, la Este y, por último, la Norte. Se irán acometiendo en función de la disponibilidad presupuestaria, aunque la idea es que se haga una por año.

Los problemas de conservación en la epidermis de la Giralda fueron detectados gracias a las inspecciones periódicas que se realizan en todo el edificio. En las tres últimas revisiones, efectuadas en abril de 2014, marzo de 2015 y marzo de 2016, en la que se descolgaron especialistas por las fachadas, se constataron diversas anomalías en el campanario. Entre las afecciones que se han diagnosticado, se encuentran las alteraciones cromáticas en los azulejos cerámicos, que serán cambiados por otros idénticos si han perdido un tercio del color negro original, pérdida de materia, fisuras superficiales y grietas, humedades persistentes, alteraciones antropogénicas (como parcheos o chapados de mampostería), o la acción de agentes bióticos (como algas y musgos, líquenes, arbustos o plantas superficiales).

Las afecciones son similares en las cuatro caras de la Giralda. El equipo multidisciplinar que llevará a cabo las tareas de consolidación actuará sobre la fábrica de ladrillo cerámica, realizando labores de limpieza, consolidación, reintegración rejuntado y recuperación de los arranques de los sebkas del nivel inferior; sobre los revestimientos, tomando muestras para realizar ensayos en el laboratorio y acometiendo trabajos de preconsolidación, limpieza y consolidación; sobre la cerámica vidriada, con una limpieza, reintegración y protección; en los elementos pétreos, con una limpieza general y específica en columnas y capiteles; en los elementos metálicos, con un trabajo de limpieza y protección, además se repondrán los zunchos deteriorados de 1755; y sobre las instalaciones, revisando los trazados y mejorándolo si se considera necesario. Durante la obra se irán reponiendo también los elementos que se han retirado por riesgo de desprendimiento durante las inspecciones.

El comité de expertos está constituido por el delegado de Administración y Patrimonio del Cabildo; el delegado de Patrimonio de la Archidiócesis y profesionales destacados como Antonio Almagro, José María Cabeza, Concepción Cirujano, Juan Antonio Fernández Naranjo, María del Valle Gómez de Terreros, Alfonso Jiménez, Teresa Laguna y Ana Isabel Gamero.

El presidente del Cabildo, Teodoro León, destacó la responsabilidad y el compromiso que tienen para la conservación y restauración del conjunto de la Catedral. Francisco Ortiz, delegado de Administración y Patrimonio, abundó en el esfuerzo económico que conllevan todas estas actuaciones, asumidas en solitario por la Catedral.

El proyecto al detalle El proyecto al detalle

El proyecto al detalle

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios