Entre pinturas que suenan a Sevilla

  • Nueva lectura de la obra de Amalio con la creación de piezas musicales a partir de su legado

Sonidos para una exposición es un proyecto novedoso que rompe con las barreras de museos concebidos como templos de musas y que tiene como objetivo proponer una nueva lectura artística de la obra pictórica de Amalio. Dicha acción se desarrolla en el museo de la Plaza de Doña Elvira, y tiene como finalidad la creación de una pieza musical a partir del legado que en él se muestra.

En los últimos años, los museos están evolucionando, han dejado de ser unas instituciones elitistas, muy silenciosas y destinadas casi exclusivamente a almacenar las obra de arte de un artista o conjunto de ellos, para convertirse en espacios más participativos. Por ello, desde el pasado mes de febrero, la batuta del compositor y director Juan Antonio Godoy Gómez armoniza con las sutiles notas de la clarinetista Norma García López.

Sonidos para una exposición es el opus veintiséis del autor, que cuenta con cinco números de título homónimo en las dependencias del museo (Interiores, Un alma enteramente azul, La Andalucía profunda de Amalio, Expresionismo de la materia y La Giralda), que llenará de vida cada una de las salas del Museo de Amalio García del Moral (Granada, 1922-Sevilla, 1995), pintor y poeta andaluz que desembocó un día de primavera de 1962 en la ciudad de Sevilla.

Amalio fue galardonado con la Medalla de Plata del Salón Les Arts en Europe en Bruselas y tiene obras en colecciones públicas y privadas -véase la obra El Pan Encadenado de la colección del Museo Reina Sofía de Madrid-.

El artista, ocho días antes de morir, registró la fundación que lleva su nombre para que su colección antológica de los 365 cuadros con la Giralda perdurara y no se dispersara. En este lugar, el arte de la pintura converge con las sutiles vistas hacia la torre y el visitante logra adentrarse, por un instante, en el período en el que fue concebida su obra.

El próximo mes de mayo contará con una visita especial, aunque mientras tanto, en la actual muestra, Las Giraldas de Amalio, códigos QR enlazan con magistrales piezas musicales tanto de oriente como de occidente. La obra del maestro Tárrega Recuerdos de la Alhambra se fusiona con otras como La primavera de Vivaldi u Oxigene, de Jean-Michel Jarre, que armonizan en un entorno único, la plaza de Doña Elvira, en el corazón del barrio de Santa Cruz de Sevilla.

Para aquellos que quieran acercarse a esta casa, hoy, a las 13:00, se realizará la actividad Ver sin la Mirada (una visita guiada sensorial, 5 euros). El oído será el primero en entrar en escena, a través de las detalladas descripciones y de los poemas que autores como Lorca han dedicado a Andalucía. Le seguirá el tacto, ya que se podrán tocar los cuadros y pinceles con los que las manos del pintor crearon las obras de arte. El intenso olor del azahar y las flores se mezclará para crear paisajes de aromas en la mente del visitante, junto a diferentes sabores que inundarán el paladar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios