Coria del Río Polémica por las obras de Emasesa en la Barriada Guadalquivir, afectada por los gases en el alcantarillado

  • El Ayuntamiento anuncia que en diez días arrancará la remodelación de la red de saneamiento en la parte más antigua

  • El alcalde defiende que no responde al problema de los olores ni interferirá en la investigación

  • Los afectados exigen que se espere a que se aclare el origen del problema y el PP advierte de una posible prevaricación

Técnicos de Emasesa, en la barriada Guadalquivir, en una imagen de archivo. Técnicos de Emasesa, en la barriada Guadalquivir, en una imagen de archivo.

Técnicos de Emasesa, en la barriada Guadalquivir, en una imagen de archivo. / Juan Carlos Muñoz

El Ayuntamiento de Coria del Río y Emasesa tienen previsto iniciar en unos diez días unas importantes obras de remodelación y sustitución de la red de saneamiento de la parte más antigua de la Barriada Guadalquivir, afectada por la presencia de sustancias químicas volátiles en el alcantarillado, que provocan malos olores y diversos síntomas a los vecinos, cuyo origen no se ha determinado, tras más de un año de investigación

Pese a ello, el alcalde, Modesto González (PA), ha descartado que tengan que ver o se deriven del problema, ni que vayan a interferir en los estudios. Según insiste, se reclamaban desde 2005 y están en el plan de actuación de Emasesa 2017-2020. Tienen cerca de 600.000 euros de presupuesto y un plazo de ejecución de 16 semanas. El miércoles se celebró una reunión con vecinos para explicarlas. 

Sin embargo, la decisión de que se vayan a acometer ahora, poco después de que se haya activado el protocolo por suelos contaminados en la zona y el caso haya llegado a la Fiscalía, ha suscitado el rechazo de la plataforma de afectados por estos gases. 

Tienen un presupuesto de casi 600.000 euros y 16 meses de plazo de ejecución

Sus representantes denuncian que no se les convocó formalmente a ese encuentro, más allá de los folletos repartidos por la zona, y consideran que no se deberían acometer mientras que esté en marcha la investigación, porque podrían interferir en el esclarecimiento de las responsabilidades por el fenómeno y qué lo está provocando. También censuran que no se les haya trasladado información alguna sobre las catas que se han hecho hasta ahora. 

En la misma línea, el grupo popular ha registrado este jueves un escrito en el Ayuntamiento en el que advierte que "se podría estar incurriendo en una presunta prevaricación si se emiten permisos" para la actuación de Emasesa y se dan licencias en una zona en la que se ha activado el citado protocolo de suelos contaminados, regulado por el Decreto 18/2015, de 27 de enero. 

"Podrían destruirse pruebas que fueran importantes a la hora de concluir quién o quiénes son los causantes de este grave problema", avisa el portavoz del PP, Andrés Parrado, que ha solicitado que se convoque de forma urgente la Junta Local de Seguridad para informar al conjunto de grupos políticos y los vecinos. 

Según ha precisado el alcalde, las obras consistirán en la sustitución de la red de saneamiento y en la creación de la misma en calles en las que no existe, en la zona más antigua de la barriada, construida en los años 60 y con viviendas que tienen el saneamiento colectivo y conectado a la red principal por sus patios.

El alcalde asegura que se está a la espera de tres catas de la Consejería de Medio Ambiente para aclarar el origen del problema

Ahora, se hará de forma individual, con nuevas arquetas, más modernas, preparadas para que no asciendan olores e insectos. Las obras afectan principalmente a la calle Tarfia y a su entorno: calles Sotillo, Isleta, Retuerta, Punta del Verde o Ciudad de Cabra. 

González ha insistido en que no interfiere en la investigación, "porque el problema viene de otro sitio" y la zona en la que se acometerán las obras "está en el tramo final de donde llegan los olores". 

En cuanto a la investigación sobre el origen del problema, señala que se está pendiente de que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio haga tres catas certificadas "que nos dirán quién es el responsable de esto", algo que ya se habría apuntado en otras que se han realizado, aunque insiste en que la sospecha principal no está en ese local, que albergó en su día un taller de coches, y en el que hubo pozos ciegos, que el ingeniero técnico municipal ha conminado a investigar varias veces. 

Pero no quiso dar más detalles y emplazó a una próxima junta local de seguridad en la que se convocará a todos los implicados y se aportarán todos los datos que se tienen. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios